La voz del rock. Con el escándalo en sus venas, Alejandra Gabriela Guzmán Pinal llegó al mundo fruto de la última diva del cine nacional, Silvia Pinal, y él, Enrique Guzmán, un rebelde sin causa que atestiguaba la consternación de la sociedad mexicana de 1968.

Precoz. Su primera aparición en televisión fue a los dos meses de edad. Siempre rodeada por cámaras y micrófonos, cada uno de sus movimientos ha sido criticado, juzgado y condenado, pero por supuesto que a ella no le importa, porque así son las reinas de corazones.

Continua leyendo el artículo completo aquí: