Bamyasi Studio, ubicado en Wynwood, Miami, es una instalación dedicada al registro sonoro y principalmente a la postproducción, teniendo como fundador y director al ingeniero de origen mexicano Christian Cooley. Él mismo es quien nos habla de todo lo relacionado con su proyecto y de cómo se ha enfrentado a la competencia en un medio dominado por figuras de los Estados Unidos, justo en aquel país.

48-bamyasi-studiosSiempre un paso adelante

“Comencé hace unos cuatro años en México, en un estudio llamado Suena Lógico. En esa empresa siempre me enfoqué mucho en la postproducción; teníamos dos estudios pequeños, pero a fin de cuentas yo soy músico. Mi socio es más productor y diseñador de audio, él lleva unos 16 años en su negocio, así que yo trataba de generar un poco más el trabajo de música original”, comienza Christian.   

“En México también estuve trabajando para otros estudios como ingeniero freelance. Con el tiempo tuve la oportunidad de venir a Miami, porque siempre quise explorar el mercado anglosajón; tras investigar cómo estaba el asunto de post-producción allá, decidí poner un estudio. Por medio de algunos conocidos en México, conocí a Sergio Molho, de WSDG, le platiqué el proyecto, a él le gustó el proyecto y comenzamos a construir en el 2013. Acabamos a finales del 2014”.

El fundador de Bamyasi continúa: “El estudio lo instalé en una bodega de una zona que se llama Wynwood. Es una zona muy nueva, es de esas áreas a las que han metido mucha inversión porque antes era hasta un poco peligrosa. Actualmente, todas las bodegas en ese lugar se están convirtiendo en tiendas de ropa, restaurantes. Todo se volvió un nuevo concepto. Yo llegué cuando todo esto estaba comenzando y ahora es un sitio que todavía tiene proyectos aún más grandes de inversión”.

Progresos seguros

“Nuestra bodega fue comprada en el 2012, es de más o menos trescientos metros y el estudio lo ubicamos en el centro del lugar. Tanto en el control room como en el live room el equipo prácticamente fue comprado en México. La acústica quedó ideal, aunque es un espacio que tiene el tamaño justo para la producción de hoy en día. Para mí, lo que funciona ahora son los estudios pequeños y especializados. El live room es también un cuarto de producción, tiene computadora y monitores, porque manejamos dos tarifas, dependiendo si se va a usar el estudio completo o sólo una parte”.

El equipo que Christian trajo de México es análogo, mismo que ha sido empleado para producir audios para campañas publicitarias y postproducción: “Aún no me he involucrado mucho producción musical, a excepción de lo que he hecho con mi proyecto. Ahora estamos trabajando en la musicalización de un cortometraje y he tenido la oportunidad de trabajar con el baterista de Nine Inch Nails, Nortec o Ladytron”.

“L67-bamyasi-studiosa instalación de sistemas del estudio fue todo un proceso. Nos tardamos mucho, pero aparte de eso, tengo ya un tiempo produciendo cosas para mi proyecto”, explica Christian y continúa: “Algo que no conocía hasta llegar aquí es el Source Connect. Lo comencé a usar y eso me ha permitido conectarme con otros estudios en tiempo real. Se transmite señal de audio de alta calidad y así hemos podido trabajar con otro estudio en Los Ángeles sin problema”.

¿Porqué abrir un estudio ahora?

“Aunque tuve que pasar por todo un proceso para ser empresario en los Estados Unidos (piden muchísima información y tener un plan de negocios realizable), fue un mercado que sí analicé. Me di cuenta que al final, la música tiene grandes posibilidades, aunque quienes están involucrados en la producción musical no siempre tienen equilibradas las ganancias. Creo que lo más importante de este estudio es la forma como hemos hecho las cosas. Yo hago mis producciones y las vendo, no me atengo sólo a la renta del espacio”, menciona Christian Cooley.

“Al final, si ves donde genera más dinero un artista, por lo que sea, es un poco más por sincronización y presentaciones, pero la venta de música creo que ya es muy complicada y sincronización pagan bastante bien. En cuanto a vender discos, se ha hecho complicado porque ya estamos acostumbrados a que sea gratis o barata. Y para la industria será difícil quitar esa idea. Espero que las cosas cambien, que la gente se dé cuenta que hacer la música es muy difícil”.

“Realmente, en la zona hay pocos estudios, algunos de postproducción, pero siento que la gente se está moviendo mucho en Wynwood, están surgiendo nuevos proyectos. Para mí, la competencia es muy saludable y dentro de mis planes están expandirme. Por la experiencia que tengo, muchas veces nosotros somos el último eslabón de la cadena. Obviamente el presupuesto y los proyectos pasan por muchos filtros y el audio en postproducción es el eslabón más castigado. Muchas veces lo mejor para nosotros como estudio es irnos directo con los clientes, pero cuando lo presentamos vendemos diseño de audio. Siempre mi idea fue expandirme en cuanto a esto, no sólo ofrecer audio, sino también video, animación, diseño y demás. Ahora mismo estoy platicando con algunos amigos que tengo aquí, muy talentosos, y espero que en fututo Bamyasi se pueda expandir un poco más. Me gustaría ir hacia lo que es una casa productora”.

Redacción: Michel Loeza

Los equipos de Bamyasi Studio, por Christian Cooley

Consola SSL AWS 948

Monitores Genelec 1037

Monitores Adam S3X-H

Subwoofers Adam 12

32-bamyasi-studiosCompresor API 2500

SPL PassEQ (Una de las piezas que siempre esta en mi estéreo bus), SPL Transient designer, SPL Transpressor

Thermionic Culture The Vulture (Una distorsión que uso muy seguido)

Anamod Tape Simulator (Muy importante en mis producciones)

(02) Neve 8801 Channel Strip

Retro mono compressor 500

Shadowhills Stereo Compressor Vandergraph

Inward Connections The Brute

(02) Tonelux TX5C, (02) Tonelux EQ4P

La Chapell 583e

SPL Gold Mike, SSL Pre 4 Channels VHD

Vermona Analogue Drum Machine DRM1 (Una de mis marcas favoritas)

Doepfer 100-A Analogue System (Uno de los consentidos del estudio)

Vermona DSR-3 Spring Reverb

Lexicon PCM-60 (No puede faltar en mis mezclas)

Moog Voyager

Analogue Solutions Telemark

Doepfer Dark Time13-bamyasi-studios

Elektron MK-2 Drum Machine

Dave Smiths Instruments Mopho

Neve 8816 Analogue

WEM Tape Delay

Korg MicroKorg

Arturia Brute Analogue Synth

Microfonía

Gefell M930, Gefell M300 par estéreo, Gefell UM900, Sennheiser 421, Josephson C42, AKG Drum Kit