La mejor estrategia para mantenerse vigente es la reinvención constante, así como la adaptación rápida a las situaciones difíciles. Así se entiende al interior de las empresas que, en busca de nuevos bríos, se asocian con aquellos que pueden generarles valor agregado, según las condiciones territoriales de la región que desean conquistar. Este es el caso de la tríada de socios que hoy ya conforman Turbosound, Rane y Vari Internacional como su empresa distribuidora en México, y cuyos responsables de marca, Simon Blackwood y Dom Harter (managing director y vicepresidente de ingeniería de Turbosound, respectivamente), así como Dean Standing (director de ventas de Rane), estuvieron en sound:check xpo 2009 y develaron las expectativas de su alianza y claro, los equipos con los que arrancarán esta nueva faceta de negocio.

Turbosound, sonido de alto poder

La presencia de esta marca en la industria del espectáculo a nivel mundial es bien conocida. Turbosound ha vendido más de 20 mil sistemas de altavoces, especialmente para giras, por lo que se le considera líder en dicho sector. En el último lustro ha expandido el diseño y atributos de sus equipos al ámbito de las instalaciones de audio fijas para teatros, arenas deportivas y, en general, para el competido mercado de audio y video que abarca auditorios, clubes nocturnos y centros culturales, entre otras aplicaciones.

¿Cuál dirían que es el principal atributo de Turbosound?
Dom: “No hay muchas marcas de bocinas de alto poder como las nuestras. Cuando las buscas te puedes dar cuenta de que es realmente difícil encontrar una empresa que ofrezca un producto para cada aplicación, desde uno que se pueda instalar en un club o en una tienda, hasta un sistema que se pueda llevar de gira. En este momento, hablaremos mucho de FlexArray porque es nuestro reciente lanzamiento pero Turbosound es mucho más que eso”.

 
 

¿Qué expectativa tienen de su llegada a México?
Simon: “De cierta manera, creo que estamos abriendo un nuevo mercado, lo que esperamos conseguir con la ayuda invaluable de Vari Internacional. En el resto de Latinoamérica tenemos sociedad con importantes distribuidores como Audiomúsica en Chile, Sonotec en Perú y otras más. Para nosotros el área geográfica de Latinoamérica es por demás significativa”.

¿En qué se diferencian el mercado latino del europeo?
Simon: “Para ser totalmente franco, es una situación muy confusa y no es fácil generalizar debido a que cubrimos varios mercados: desde sonido para instalación hasta audio para conciertos y cada uno tiene su propia dinámica según el territorio en donde se esté”.

¿Cuál es el nicho de mercado que más le interesa atacar en México?

Simon: “Sin duda, trataremos de llegar a las compañías medianas de renta, que no cuentan con el presupuesto para tener en su bodega veinte sistemas diferentes de audio, sino que buscan contar con uno que haga todo lo que harían esos veinte, sin comprometer calidad. Entonces, traemos un sistema, el FlexArray, que es un equipo muy versátil, a un precio accesible”.


¿Tecnológicamente, qué hay detrás del FlexArray?
Dom: “Es similar a un line-array de tamaño medio y el concepto principal detrás de este equipo es que ofrece la posibilidad de adaptarse a una gran variedad de recintos (por arquitectura y dimensiones). Algunas de sus características más destacadas son que tienen una gran dispersión vertical, puede cubrir un área mayor de lo que normalmente ofrece un sistema de arreglo lineal; tienen una gran potencia, considerando el tamaño; cuentan con bocinas rotatorias, de manera que se pueden montar como arreglos de punto, o se pueden poner en un poste; también se les puede ubicar como arreglos lineales. Las bocinas son auto-amplificadas, todas con la modalidad Clase D”.

¿Qué mejoras incluyen en los subwoofers?

“Dominic: Prácticamente hemos diseñado un subwoofer ideal para ser montado en el piso: el TFA-600HDP. De acuerdo con los comentarios que obtuvimos directo de los profesionales, vimos que era necesario crear subwoofers para montar en piso, ya que los de aire aumentan su costo debido a toda la estructura y soportes de metal que requieren para su instalación”.

¿Cuánto tiempo les tomó desarrollar toda esta tecnología?
Simon: “Alrededor de tres años y medio, pero se podría decir que en realidad han sido tres décadas las que hemos trabajado para elaborar esta tecnología, ya que todos los elementos de nuestra experiencia como compañía se han puesto en juego. Todas estas innovaciones cuentan con la gama completa de servicios que siempre hemos ofrecido, con los valores que hemos promovido desde nuestros inicios y que tienen un principio importante en entregar a nuestro público algo de calidad y para todo tipo de presupuesto”.
Dominic: “Lo que Turbosound ha hecho en los últimos ocho años es invertir mucho tiempo, no necesariamente en fabricar productos, sino en concentrarnos en la investigación de los grandes problemas con las bocinas de alta potencia, y creo que hemos encontrado una solución para la mayoría de ellos. Paso a paso, hemos llevado todo ese conocimiento a la realización de un producto real, primero para la serie Aspect y ahora con FlexArray y la expansión de éste, por mencionar un par de ejemplos”.

Rane, versatilidad sonora para el nuevo milenio
Rane es una firma próxima a cumplir tres décadas de existencia. Desde su surgimiento a la fecha, la empresa se ha caracterizado por el desarrollo de sofisticados equipos electrónicos high end, en especial de audio. La esencia de su éxito es el desarrollo de investigación y prototipos propios, de ahí que sus primeras creaciones fueran trajes a la medida para bandas en ciernes que deseaban poseer un equipo que les permitiera sonar mejor en vivo, así surgió el MM12, matriz con 12 entradas y seis salidas, que permitía crear seis diferentes mezclas para monitores de escenario. Esta es la conversación con su director de ventas, Dean Standing.

 
 
¿Cuál describiría como la principal fortaleza de Rane?
“Todos los productos que fabricamos están hechos completamente en los Estados Unidos. Todo lo que hacemos, incluido nuestro servicio de soporte se encuentra en la misma planta de ingeniería, en nuestra planta en Seattle, así que si un técnico encuentra un problema que no puede resolver, puede consultar al ingeniero que diseñó el componente y así darle solución al problema de inmediato. Esto asegura un flujo de trabajo muy eficiente, nos ha funcionado muy bien”.

“Hemos tenido presencia en México desde algún tiempo, pero necesitábamos realizar algunos cambios estratégicos en materia de distribución y creemos que Vari Internacional es una compañía fuerte que nos puede representar dignamente en México dentro de los tres mercados en los que nos enfocamos: productos para DJ’s, sonido en vivo e instalaciones”.

¿Qué novedades ofrece Rane para este año?
Actualmente estamos mostrando los equipos más nuevos que tenemos para DJs. Tenemos un programa extraordinario llamado Scratch Live, el cual puede ser controlado con discos de vinil o CDs a través de la computadora. Viene en dos presentaciones: uno que cuenta con una interfaz integrada, de manera que el usuario no necesita quitar las manos de la mezcladora para hacer arreglos en el programa u otras cosas sobre la computadora, sino que todo lo hace desde la mezcladora, incluso la selección de canciones. La otra versión es un poco más simple, la cual sólo incluye una interfaz de sonido, que se puede usar con cualquier mezcladora, pero el DJ debe usar los controles de la computadora. Este producto ha estado en el mercado casi dos años, y se ha convertido en estándar para otros fabricantes de este tipo de equipos”.

¿Qué otros productos piensan traer a México?
“Además de los equipos para sonido en vivo que Vari Internacional se ha encargado de introducir, contamos con una línea de productos que vale la pena mencionar y que son la línea de componentes digitales que cuentan con controles analógicos”.

¿Qué hay sobre los productos de instalación?
“Una característica muy interesante acerca de estos productos, es que hemos decidido que no tuvieran ningún control en el panel, por el contrario, todo se configura a través de un software especializado. Los hemos diseñado así, porque uno de los problemas más grandes con las instalaciones, es que muchas veces son manejadas por personas que no cuentan con el suficiente conocimiento para usarlas. Con el programa el instalador configura el sistema de manera óptima, según las especificaciones del lugar, y asegura así un desempeño impecable todo el tiempo”.