El anterior es sólo uno de los muchos trabajos de gran calidad que ha realizado el personal de este estudio, formado por Ramiro Garza, Emmanuel Castillo Guzmán (ingenieros de sonido), Valerie Vargas (asistente de producción), Espiridión Quiroga (director de ventas), e Ileana Mansilla (diseño gráfico y animación); y dirigido por Daniel Quiroga Gamboa, ingeniero con más de 15 años de experiencia en el campo del audio, la música y el video.

¿Cuáles son otros nombres que han confiado proyectos a Estudios Next?

La lista es impresionante: Discovery Channel (Londres), Axtel, Televisa, Fedex, y un largo etcétera.

La historia de Next

Todo empezó con el tiempo posterior a la graduación de Daniel como licenciado en música y composición de la Universidad Autónoma de Nuevo León. La banda que tenía con algunos de sus amigos se deshizo y… “¡me quedé sin trabajo!” Nos dice el fundador de Estudios Next, y agrega: “Sin embargo tenía el equipo y empecé a ganarme la vida de otra manera, aprovechando lo que poseía, así que comencé a hacer jingles. Cuando tomé la decisión de hacer esto, ocupé un cuarto de la casa paterna y lo aislé acústicamente. Mis padres me apoyaron mucho, y cuando se dieron cuenta que de verdad estaba interesado en el campo del audio, me sugirieron que me metiera a trabajar en algún estudio para comprobar que esto era lo mío, y para ganar experiencia. Toqué puertas en varios lugares, en los cuales por alguna razón me mandaban a ver al Potro Farías. Fui a visitarlo, me abrió las puertas y permanecí trabajando con él por una temporada.


Posteriormente comencé a trabajar en mi propio estudio, pero continué en contacto con el Potro, haciéndole consultas acerca de técnicas de grabación y otras cosas. Pero no sólo hablaba con él, sino que aprendí mucho preguntando a los propios músicos que grababa acerca de cómo querían sonar; así, supe que cada músico y cada banda tiene su propio sonido y el concepto de cómo quiere ser percibido. Empecé a experimentar con la microfonía, seguía consultando a los músicos, y leía. No se trataba de maquilar música, sino de identificar la personalidad de cada grupo, capturarla y proyectarla. Comencé con todo esto en 1991, y después tuve la oportunidad de adquirir esta propiedad donde estamos actualmente”.

Es de verdad loable el hecho de tener esa sencillez y sabiduría para preguntar y aprender. En efecto, esto es lo que le ha dado a Estudios Next con el transcurso del tiempo, la fama de ser un lugar donde se ayuda al músico a lograr el sonido que desea, y no donde se le impone uno.

El trabajo con los músicos

Ya que la música es una actividad humana y en consecuencia creativa, el estado de ánimo de quien la crea y la ejecuta tiene una gran relevancia en los resultados. Daniel ha descubierto esto, y nos platica cómo trabaja con los sonidos de los artistas: “Si no se le dan al músico las condiciones adecuadas para grabar; si no se genera ese ambiente de tranquilidad en donde ellos se sientan a gusto, no se puede esperar obtener un buen material. Yo hablo y convivo con ellos, respeto sus ideas al momento del trabajo y no trato de imponer absolutamente ninguna de las mías. Cuando estoy realizando la mezcla, invito a la banda de la que se trate para que me den una opinión de mi labor, y me hagan sugerencias.

En general, trato de auxiliarlos a explotar al máximo su espíritu creativo en vez de reprimirlo. Es cierto que sugiero, pero nunca impongo; y de igual modo, muchas veces tengo que explicarles más o menos las reglas generales de cómo funciona una mezcla; por ejemplo, les puedo decir algo como: ‘muchachos, esto es parecido a un mural, que si se ve de lejos se puede entender, pero si te acercas demasiado el ojo no logra complementar el concepto general’. Es lo mismo con una mezcla musical, no todos los instrumentos pueden estar al frente al mismo tiempo, sino que cada uno debe tener su lugar y su tiempo”.

   

La mezcla es un proceso particularmente delicado. Es el proceso en el cual tal vez un ingeniero se encuentre en la situación donde puede mostrar todas sus capacidades creativas —aunque la fase de grabación puede no ser menos crítica—. Acerca de los estilos de música que presentan mayor dificultad en la mezcla, Daniel nos dice: “la salsa es el tipo de música que ofrece más problemas, incluso a veces más que el jazz y la clásica, ya que en ella se pueden grabar los instrumentos por separado, pero el reto es hacerlos sonar como si hubieran sido grabados todos juntos. Adicionalmente, se usan muchas percusiones, y otros elementos interactuando al mismo tiempo a los que hay que darles su espacio”.

 

La tecnología no lo es todo

 

Aunque Estudios Next es por mucho un estudio profesional, uno de los principios que rige el trabajo de Daniel y sus colaboradores es obtener un buen sonido desde la fuente. ¿Qué tanto dependen ellos de la tecnología para lograr un buen sonido? El fundador de Next contesta: “La tecnología es sólo una herramienta más, es un color más en la paleta del pintor. Si no se obtiene un buen sonido desde la fuente, ya después es muy difícil lograrlo. Yo siempre les comento a los músicos que traigan instrumentos y amplificadores de buena calidad para sus grabaciones; sin embargo hay quienes se rehúsan a hacerlo argumentando que ese es su sonido, y en ese caso vemos si se puede conseguir una buena sonoridad. En caso de que no, entonces sí se los exijo, o por lo menos les advierto que así no se va a poder hacer mucho en cuanto a calidad”.

La tecnología es vasta en nuestros tiempos, pero no es suficiente para sustituir una buena ejecución. “No hago mucha magia para corregir una interpretación defectuosa. De hecho casi nada. Se pierde la esencia del arte que está por ser divulgado. Prefiero ser directo cuando una banda o un músico individual no está listo para el estudio, y decírselos, que hacer que pierdan su tiempo y su dinero en una producción inútil. Esta es para mí, una posición más honesta”, afirma Daniel.

¿Y aparte de música?

En estudios Next se hace casi todo lo que tiene que ver con el audio: spots, producción y post-producción de audio para video, sincronía de audio y video, doblajes, audio y música para cine y muchos otros servicios relacionados. Su fundador comenta: “El estudio está dividido en varias ramas. Por un lado está el servicio de grabaciones de grupos para disqueras; el otro es el audio para multimedia, donde hacemos muchos trabajos para e-learning, (cursos de capacitación en línea); hacemos doblajes de video juegos para empresas extranjeras como Lego o Compedia, efectos especiales, grabación en locación para cine, y muchas otras cosas.

El cine y el video están ofreciendo grandes oportunidades de negocio, como bien lo sabe Daniel Quiroga. THX es una certificación para salas de cine, misma que asegura las características técnicas y acústicas para la reproducción fiel del soundtrack de una cinta, un video juego o un comercial de televisión. Next está por enfocar sus esfuerzos hacia esa dirección, no obstante que ya proporciona a sus clientes mezclas en formato surround, gracias a su sala 5.1. “Hace ocho años, el 90 por ciento de nuestros ingresos provenía de la industria de la música; en este momento ese mismo porcentaje se origina del audio para video y multimedia. Debido a nuestras instalaciones, que todavía no están optimizadas para THX, contratamos un lugar certificado para efectuar mezclas de este tipo. Uno de los proyectos que están en vía de desarrollo, es precisamente la instalación de un estudio con esa certificación”, señala el director general de Next.

Cabe mencionar que la participación de los estudios en este momento en la cinta 180 Grados, del director Fernando Kalife (quien también fue autor de 7 Días), y para la que se está realizando la captura del sonido directo, post-producción y el diseño de sonido de la película, avala la confianza que puede ser depositada en Next para trabajos a gran escala. En estos estudios regiomontanos siempre habrá un paso siguiente que dar, y continuará siendo la próxima opción para aquellos cuya búsqueda es permanente.

   

Enlaces adicionales: