Directamente desde España, y para ampliar sus mercados hacia el continente americano, la firma de sistemas sonoros Musicson, con 50 años de permanencia en la industria española, instaló recientemente  oficinas en tierras mexicanas, donde dará atención directa a sus clientes, tanto en presupuestos como en servicio técnico, condición muy valorada en las producciones de nuestro país. El suceso no podía pasar desapercibido, y fue así como se ofreció un evento de apertura en un club nocturno capitalino, donde además de festejar la presencia directa de la marca en México pudo escucharse todo un sistema instalado para la ocasión, frente a profesionales de alto nivel, y que fue amenizado por Javier Gurruchaga y Jorge Guevara, ex líder de Elefante.

Juan Carlos Benavent, gerente de Musicson España, llegó hasta la ciudad de México para cortar el listón inaugural de las nuevas oficinas, y expresó los objetivos de esta expansión comercial: “Actualmente tenemos todo el proceso de producción de nuestros altavoces prácticamente integrado, y nuestra planta de fabricación es de 11 mil metros cuadrados. Estamos lanzando una línea de segmento medio para instalaciones fijas, y tenemos otra a nivel intermedio, además de una más que es para gira, con altavoces para front fill, monitores de escenario y un line array en tres versiones. Y tendremos también en México nuestra línea de estructuras de aluminio para ground support“.

 
“Ahora estamos vendiendo en 45 países, desde Madagascar hasta la India, pasando por Europa, y teníamos mucho tiempo creando una estructura que nos permitiera estar permanentemente en México, con el grupo que ahora conforma Musicson México, para que otorgara un buen servicio antes y después de la venta. Para nosotros México es un mercado enorme, con una situación grande de fatiga de los equipos, que estamos tratando de solucionar, por ejemplo, con nuestros materiales para acabados en altavoces. Creemos que este país puede ser una plataforma importante de proyección para Latinoamérica, gracias a nuestra relación calidad-precio”.