mjf-210_stage_001_hiPara iniciar el año con nuevos lanzamientos, la firma establecida en Berkley pone a disposición su nuevo monitor de escenario autoamplificado, diseñado para cubrir las necesidades de todo tipo de producciones en vivo. Con un peso muy ligero, que lo hace de fácil transportación, el MJF-210 ofrece un desempeño sobresaliente, tal y como su antecesor, el gabinete MJF-212A.

Retroalimentación, sólo para buenos resultados

Meyer Sound siempre ha escuchado a sus usuarios para desarrollar nuevos equipos y esta vez no fue diferente. El nuevo diseñador en jefe de altavoces y vicepresidente de investigación y desarrollo, el mexicano Pablo Espinosa, fue el encargado de satisfacer la demanda de los clientes: “La idea comenzó a petición de un cliente, para integrar la potencia y desempeño del monitor MJF-212A en un altavoz más amigable. El resultado final fue un producto que refleja las necesidades de los usuarios en el campo de trabajo; ofrece gran flexibilidad al traer un enorme número de ventajas de los productos autoamplificados al escenario”.

La característica más importante del MJF-210 es su notable relación de potencia y tamaño y muy poca distorsión. Mide menos de 36 centímetros de alto y pesa 30 kilogramos, pero su desempeño es confiable y es de fácil instalación. Gracias a su amplificador, el monitor optimiza el uso del espacio tanto en su transportación como en el escenario.

Detalles técnicos

El rango de frecuencia de fase del MJF-210 (55 Hz a 18 kHz), asegura que la reproducción de voces e instrumentos sea precisa y sin coloración de señal. Su amplitud y respuesta de fase es plana y el gabinete está compuesto por dos drivers de alta potencia y excursión larga, además de un driver de compresión con diafragma de cuatro pulgadas acoplado a una trompeta de directividad constante de 50 grados horizontal y 70 grados vertical. La parte frontal del MJF-210 tiene una inclinación de 40 grados desde el escenario, dando al artista más libertad de movimiento mientras se encuentre dentro de la cobertura vertical.

mjf-210Por otra parte, los drivers del MJF-210 están alimentados por un amplificador de tres canales clase D. Su fuente de alimentación brinda una selección automática de voltaje y supresión de picos. Para su control, una opción disponible es el modulo de monitoreo remoto RMS, que ofrece un monitoreo completo de los parámetros del altavoz, desde una computadora con sistema operativo MAC o Windows dentro de la herramienta Compass RMS, que visualiza el RMServer y que puede ser controlado en el software del Compass (programa de monitoreo remoto de Meyer Sound, que comprende el hardware RMServer, el software Compass y los módulos RMS en los altavoces). Además, conectores XLR de 5-pin están disponibles para el uso de cables compuestos.

Sus especificaciones incluyen también respuesta en frecuencia de 60 Hz a -16 kHz, entrada de audio diferencial electrónicamente balanceada, punto de crossover a 830 Hz y respuesta de fase de 20 Hz a 16 kHz. Construido en contrachapado de abedul, el MJF-210 está recubierto con un acabado negro e incluye tiras de goma protectoras al fondo de la unidad que lo previenen de las vibraciones. Su reja de estampado hexagonal, en combinación con una malla acústica, protege los drivers.

Indicado para aplicaciones vocales y para monitoreo de instrumentos, el MJF-210 se pone a tono con la necesidad de equipos más ligeros y escenarios más limpios, conveniente para todo tipo de producciones. No en balde su hermano mayor, el MJF-212A, ha sido usado por Metallica, Judas Priest y Michael Bublé, entre otros, confiando en la calidad que John Meyer y sus colaboradores han impuesto en todos sus productos desde 1979.