Con el propósito de integrarse al trabajo del músico en el escenario, ambos dispositivos se pueden describir como interfaces pensadas para enriquecer la actuación en vivo, dejando el control de la sonorización al músico que se enfrenta a situaciones donde el escenario es de pequeño a mediano, como puede ser un showcase o una live session. Ambas mezcladoras poseen un DSP potente que el usuario opera de forma intuitiva mediante la interfaz y los controles provistos para dicho fin, todo al alcance de la vista y manos. La diferencia entre un modelo y otro son la cantidad de canales: mientras el T8S cuenta con ocho, el T4S con cuatro, así como la cantidad de entradas y salidas para cada uno.

Funciones principales

Lo demás es compartido. Los principales atributos de ajuste para dar con el sonido que cada situación demanda, son control de ecualización, dinámicas y efectos provistos por la marca con calidad de estudio, ello como efecto del procesamiento patente que ha hecho Bose con su tecnología ToneMatch y su paquete de ecualización integrado. Tanto el T8S como el T4S consiguen una mayor notoriedad al conectarse a los sistemas de PA y monitoreo portátil L1 o F1 de la marca, que han ganado popularidad en aplicaciones en vivo con las condiciones mencionadas entre solistas, dúo o ensambles de trío a quinteto.

La pantalla LED de las mezcladoras permite visualizar lo que se modifica y gracias a su memorización de escenas, es fácil acceder a ajustes personalizados que pueden modificarse en cualquier momento: ecualización, dinámicas y efectos de manera independiente por canal. El procesamiento ToneMatch garantiza recrear un sonido natural tanto en las voces como en los instrumentos, ya que la tecnología zEQ identifica el tono y realiza los ajustes correspondientes de forma automática y conforme transcurre la presentación. Las funciones extra, como tap tempo delay, afinador cromático y memorización de escenas, hacen más sencillo alistarse para atender cualquier necesidad sonora en el momento.

Desempeño y conectividad por modelo

En el modelo T8S, sus ocho canales cuentan con preamplificadores de gran calidad y conectores combinados XLR para micrófonos o instrumentos, además de alimentación fantasma alternable. Cuenta con cuatro salidas AUX, dos entradas AUX, USB-A y USB-B para reproducir desde una unidad USB o una interfaz de PC/Mac, más conector de auriculares y entradas analógicas de un cuarto de pulgada TRS y XLR equilibradas.

Por su parte, el T4S mantiene los preamplificadores de audio para sus cuatro canales principales, amén de poseer conectores combinados XLR (micrófonos e instrumentos) y alimentación fantasma alternable. Su panel de entradas y salidas dispone dos salidas AUX, dos entradas AUX, salidas estéreo equilibradas, dos salidas ToneMatch para audio digital con alimentación externa, USB-A y USB-B para reproducir desde una unidad USB o una interfaz de PC/Mac, más un conector de auriculares y salidas analógicas TRS de 0.64 centímetros.

En ambos modelos se incluye un reverb dedicado en la entrada AUX1, así como uno general para el resto de los canales. Así mismo, los dos dispositivos cuentan con una fuente de alimentación universal para ToneMatch y una funda magnética para proteger los controles y conectores. Un inserto en la parte inferior permite usar accesorios de montaje estándar.

Con ambos equipos se puede realizar una mezcla secundaria para enviarla a un PA de formato compacto o dispositivo de grabación, dado que las salidas AUX en ambos modelos permiten enviar canales de entrada seleccionados a mezclas distintas, accediendo al menú AUX dentro del menú  PAN/AUX. Estando ahí se puede decidir si la señal será después de la preamplificación, previa (incluye ecualización y efectos), o después del fader.

Efectos para darse gusto

Con la ventaja de poderlos aplicar de forma individual por canal en ambas mezcladoras, el siguiente es el listado de efectos con los que dispone el usuario para asignar de forma independiente o ajustar a su antojo:

Modulación

Coro, Flanger, Phaser y Tremolo con opciones para voz e instrumentos.

Delay

A elegir entre analógico, digital o de cinta. Se pueden cambiar los parámetros de mezcla y feedback para cada canal. Por ejemplo, seleccionar delay de cinta para la voz en el canal 1 y delay analógico para la guitarra en el canal 2. Se ajusta el tiempo de delay con el control central o se utiliza la función de tap tempo, pulsando el control central para dar el tempo deseado.

Reverb

Se aplica un reverb global tanto a la salida maestra como a las salidas AUX, o se alternan tipos de reverb independientes para las salidas maestra y AUX. Las opciones de  reverb son placa, pequeño, mediano, grande y caverna. Controla el tiempo del reverb y el nivel de la señal enviada a través de la salida maestra. Una vez elegido un tipo de reverb global para utilizarlo en uno o todos los canales, se puede controlar la mezcla y el brillo de cada canal; sin embargo, el tipo de reverb sólo podrá alterarse para todos los canales, ajustando el modo de mezcla de tipo de reverb.

Procesamiento dinámico

Desde compresores (con tres opciones), puerta de ruido, limitadores, de-esser y Kick Gate, una tecnología patentada de Bose que permite golpear el bombo a gran volumen y simultáneamente evitar la retroalimentación en el micrófono.

Plug&play y ¡a brillar!

Gracias a su tamaño y portabilidad, ambos equipos se presentan como una herramienta que da certeza a la presentación en vivo, dejando en la tecnología, funciones e interfaz de usuario diseñadas por Bose, la calidad del sonido y ambiente de la presentación.