Como sucede desde 2002, el último miércoles de octubre está dedicado a reconocer el talento en los espectáculos presentados en nuestro país. La luna, que en ese mes es particularmente fulgurante, atestigua el gusto que los mexicanos tenemos por el festejo a la vida, y es justo con una luna que aplaudimos a quienes se dedican a producir tales experiencias. Así fue la entrega de las Lunas del Auditorio 2018.

Producción Lunas del Auditorio

  • Gabriel Leif Álvarez. Productor ejecutivo y director general
  • Carla Estrada Sánchez/Elizabeth Trejo Rivera. Coordinación general
  • Patricia Fuentes Casanova. Productora
  • Luis De Llano Macedo. Director artístico
  • Paulina Franch. Coordinación artística
  • Germán Castellanos “Tiffy”. Diseño de iluminación
  • Imagic Group. Diseño de escenografía
  • Óscar Fuentes Casanova. Coordinador de producción
  • José Antonio Sánchez Escobar. Coordinador de montaje
  • Gustavo Zertuche, Rudy Rosales, Jorge Soto. Coordinadores y operadores de audio
  • Esteban García. Visuales

Tiempo y evolución

El coordinador de audio para las Lunas del Auditorio por los pasados once años, Gustavo Zertuche, goza por supuesto de un amplio conocimiento de estos procesos: “Como cada año, me encargué de la coordinación del audio y de hacer monitores para los artistas que no llevaron operador o asistirlos en este tema. Aunque este año no hubo tantos artistas con su set completamente en vivo, no dejó de tener su complejidad, como el mariachi de Edith Márquez, la Sonora Santanera o Love of Lesbian, o hay quienes llevaron un DJ, como Mario Bautista. Otros iban con tracks grabados en vivo, pero no llevaron músicos, y Los Miserables, por lo complejo de su producción, fueron con pista que grabaron exclusivamente para el evento y las voces en vivo. Eran 25 personas en escena, de las cuales, sus actores principales iban microfoneados y un ensamble de coros venían dentro de los tracks. Parte del trabajo fue planear todo lo que los artistas requerían”, explica.

“Para la parte del protocolo tuvimos la consola SQ-6 de Allen & Heath”, continúa Gustavo; “mientras que en sala hubo una S6L de Avid, una Digico SD10 en monitores y otra S6L para monitores de Café Tacvba, que ya estaba automatizada y estandarizada. Por parte de Shure hubo 18 sistemas de monitoreo PSM1000 y Axient Digital con 32 canales. Cada artista tuvo su microfonía y parte de esa coordinación se planeó de antemano para que solamente en el show hubiera un cable multipin y cada artista sonara independiente. Fue un evento bastante amplio en cantidad y variedad, y en cuanto a monitores, me encargué de la escena de todos los artistas, pero la gran mayoría llevaban un operador y solamente los asesoraba en lo que necesitaban”.

“En cuanto a PA, el coordinador de audio en las Lunas menciona: “Este año pudimos tener equipo nuevo de Meyer Sound y con Jorge Soto se hizo el ajuste final. Uno de los grandes aciertos del equipo que hubo este año es que se escuchó prácticamente igual en todo el recinto y no se perdió el volumen debido a la distancia. Sin duda, la preparación anterior ayuda muchísimo para no tener prisas y cambios de último momento, aunque siempre hay, pero si se planea, todo es mejor. El lunes anterior a la ceremonia se hicieron los últimos ajustes, se hicieron el montaje de consolas y microfoneo, se realizó la primera prueba (que fueron Los Miserables), y el martes corrieron los demás shows, ya con todas las áreas de producción y las televisoras”.

Gustavo Zertuche se despide en esta ocasión: “Para mí, una de las cosas más importantes es trabajar con gente que es muy profesional, además de trabajar con gente nueva”.

Gustavo Zarco, coordinador de radiofrecuencias, Shure, Representaciones de Audio
“Para las cuestiones de radiofrecuencia, Rubén Álvarez hizo la selección de los equipos para que con tanta cantidad de inalámbricos no fuera caótico. Trabajamos sobre setenta frecuencias; no convivieron todas al mismo tiempo, pero lo ideal es tener todas en una misma coordinación para que todas sean compatibles. • Trajimos nueve receptores cuádruples de Shure Axient Digital, con transmisores AD1 y AD2 para todos los artistas y para los instrumentos inalámbricos. Trajimos también de las bandas L3 para la intercomunicación con los ingenieros y para volver inalámbricos algunos sistemas que se necesitaran en el escenario (bajo, guitarra o cualquier otro instrumento). • Para monitoreo trajimos PSM1000 en tres bandas distintas (G10, J8 y L8), para que esté todo diversificado y cada una conviva con las demás sin problemas. La gran capacidad de Axient Digital es el gran rango de trabajo (de 4.70 a 6.36 mHz), y eso da la posibilidad de cubrir tres bandas completas de otras series. Si una banda está muy saturada, sin problema podemos movernos a otra. • Este trabajo se inició desde el lunes previo a la ceremonia, cuando ajustamos las frecuencias para todos los sistemas que llevamos y después llegaron algunos sistemas de intercomunicación de televisoras y también hubo que coordinarlos. También tuvimos algunos reporteros con transmisores inalámbricos y les asignamos una frecuencia compatible con la que trabajamos, para que no interfiriera con ninguna frecuencia en la que trabajamos en ese momento. • Rubén Álvarez me facilitó mucho el trabajo, porque seleccionó diferentes bandas; aunque ya he realizado muchos eventos en el Auditorio, no había disponibilidad de usar tantas. Trabajamos casi uno a uno y eso facilitó la tarea”.

 

La respuesta de un sistema

“Básicamente, mi responsabilidad es operar a los números musicales y supervisar el protocolo. Si viene el ingeniero de base, ellos operan o yo lo hago y ellos me dicen qué hacer”. Así de sencillo, pero nada fácil, es lo que Rudy Rosales ha realizado en la entrega de las Lunas del Auditorio desde hace más de lustro como encargado del audio en sala. “En  el caso de la Única Internacional Sonora Santanera”, menciona; “no tenían escena, la hicimos, probamos y todo fue muy rápido. Lo mismo pasó con La Arrolladora Banda el Limón y al final, su operador me pidió asistencia para sacar las voces, mientras que para Edith Márquez con el mariachi, previamente hice una mezcla, para que cuando llegaran, hubiera un adelanto. Se usaron en general 96 canales en ambas consolas porque las seccionamos así: la mayoría de las bandas las distribuimos en 48 canales, pero todo lo que es inalámbrico (voces, mariachi, metales, por ejemplo), corren a partir del canal 49 en adelante y solamente hicimos un softpatch para que todos lo tuvieran. Por artista, Café Tacvba fue el que tuvo más: 54 canales. La S6Ltiene muchas posibilidades, es muy buena para la entrega de las Lunas. Suena muy bien y siendo el evento que es, no necesité usar plug-ins, con lo nativo fue suficiente. El flujo de trabajo es muy bueno, con los layouts programé lo que necesité e hice el trabajo mucho más rápido y sus preamplificadores son muy buenos. En este caso, hubo varios artistas y yo no estuve como operador de ellos, pero la he usado en conciertos con una sola banda y sus posibilidades de programación son muy grandes. Muchos conocemos la Venue Profile y sabemos que es accesible, pero ahora lo es mucho más”.

“En cuanto a la consola para el protocolo, la SQ-6 de Allen & Heath lo hizo muy bien. Tiene muchas herramientas muy interesantes”, menciona Rudy, dejando en claro también que el sistema Meyer que se instaló: “Sonó impresionante: muy natural y claro”.

Ajustes para la perfección

Jorge Soto tuvo la responsabilidad del ajuste del sistema sonoro: “La parte del diseño, en la que me involucro bastante, tuvo mucha participación de la gente de Meyer Sound, quien me lo envió y me pareció excelente. Se oyó nítido y muy natural hasta la última fila, muy homogéneo. Con el outfill de MILO se complementó muy bien, con transiciones muy discretas. La idea era dejarles el lienzo para que cada artista hiciera su sonido como quisiera, algo funcional para todos. Consideramos la presión para dejar una buena respuesta en frecuencia, acorde con la sensibilidad del lugar y con la del oído”. Para Jorge, el sistema se montó eficazmente: “El domingo llegué de viaje directamente para el montaje y empezamos el lunes antes, sobre un plan específico. Realmente fue un ajuste muy rápido, considerando todo el sistema, altavoces nuevos y la cantidad de mediciones que hicimos. Fue en tres horas”.

Jorge continúa: “Todos los procesadores que traen las cajas en el LEO dan muchas posibilidades y puntos que cuidar. Entonces aquí se manejaron 64 canales de proceso, que resumimos en otros doce que usamos como máster: dos del main por lado, dos de subs por lado, dos de fills por lado, es decir. En los procesadores Galaxy en sala recibimos las señales y hubo otros dos para alimentar el PA. La cantidad de procesos fue importante. Este año también estrené otra interfaz de audio y fue muy práctica para hacer las mediciones”.

“Algo importante fue el uso del protocolo AVB que se usó en esta ocasión; me ayudó muchísimo para visualizar la ecualización desde el punto donde yo estaba en mi analizador y yo pude dibujar lo que quería hacer, dejando la respuesta en frecuencia de una manera mucho más precisa. En total hicimos cinco pruebas del ajuste”.

El responsable del diseño y ajuste del sistema sonoro en la entrega de las Lunas menciona: “Algo muy bueno de nuestra industria es que en México tenemos personal sumamente profesional, tenemos los equipos que pedimos, los shows lucen cuando tenemos lo mejor de la tecnología y hay que hacer un justo balance entre eso y la capacidad de los ingenieros de audio, quienes tienen que estar actualizados para ofrecer mejores servicios”.

Ángel Ahuactzin, soporte técnico de Allen & Heath, Representaciones de Audio
“Por parte de Allen & Heath trajimos dos consolas de modelo SQ-6: una para sala y otra para monitores, cada una con un snake digital y que se usaron para la parte del protocolo de la ceremonia. Es una mesa pequeña, pero muy poderosa. En un inicio se pensó en compartir un expansor, pero decidimos tener consolas diferentes e independientes. Entregan una muy buena calidad de sonido, trabajan a 96 kHz, son compatibles con cualquier superficie y sus preamplificadores destacan. • Nos interesa que los usuarios conozcan la superficie porque tiene muchas prestaciones. En una frase, podemos decir que las SQ-6 son compactas, poderosas e importantes en las Lunas.

Luces para el tributo lunar

También durante una buena cantidad de años, Germán Castellanos “Tiffy”, ha sido el encargado de dar la luz a la ceremonia de entrega de las Lunas y ha tenido la oportunidad de lograr atmósferas para cada artista que se ha presentado: “En el arte, uno siempre quisiera seguir afinando un proyecto, , pero eventualmente uno las suelta y el resultado es satisfactorio. En las Lunas, algo muy valioso es el equipo que se ha armado, con gente muy profesional; somos muy afortunados de tener esta oportunidad y he podido tener contacto con tecnología muy nueva y creo que si se sabe usar bien, se evidenciará el buen gusto o al contrario. Estoy a favor de darle a cada equipo el uso que le corresponda y que esté a favor de las personas, porque las herramientas nunca van a suplir el talento”.

Dentro de los métodos distintos de trabajo en esta ocasión, estuvo la escenografía: “Ésta fue la primera vez que se hizo una licitación por la escenografía y tuvimos una compañía nueva que trabajó con todo el personal que ya tiene mucha experiencia, de manera que trasmitimos la manera en la que trabajamos. El objetivo de mi propuesta fue a partir de que se aprobó la idea escenográfica; la iluminación se basó en ella (en las formas de los arcos, por ejemplo). Cada vez que entro a un proyecto, me gusta empezar desde cero y en las Lunas, el contexto cambia año con año y con las cosas nuevas que llegan. Definitivamente, hay muchas cosas que crear”.

“La diversidad musical fue muy interesante”, continúa Tiffy; “tratamos de generar una historia distinta entre musical y musical, y que hubiera distintas profundidades. Esteban García, creador de los visuales, es muy talentoso y hemos conectado muy bien; hacemos muy buen equipo entre iluminación y video y sabemos que debemos tener oídos para escuchar y no imponer la visión de cada uno”.

En caso de que los iluminadores de los artistas estén presentes, Tiffy escucha lo que ellos quisieran en el escenario, pero siempre dentro del contexto lumínico que se estableció de antemano: “Estamos enfocados y compenetrados en todas las áreas y no permitimos que toquen las consolas porque no queremos romper el hilo que elaboramos entre los musicales. Todos los iluminadores son bienvenidos, manteniendo la narrativa del diseño”.

Este año, todas las luminarias fueron Robe, provistas por Showco y LED Project: “Las MegaPointe son equipos muy potentes, están teniendo un gran éxito. También usé una consola Chamsys que nos facilitó Vari Internacional y se acopló muy bien con lo que yo hice”. El diseñador de iluminación de las Lunas concluye con la forma como nutre su labor de ideas: “Veo muchos shows, creo que siempre hay algo que aprender, aunque sea una estética que no vaya con lo que hago. Trato de abrirme a ciertas cosas. Lo que hace un buen diseño es que a la hora de que lo enciendas, genere emociones”.

Diecisiete años después, la entrega de las Lunas del Auditorio Nacional es un suceso consolidado y que se agenda entre los profesionales de la industria. Una gran oportunidad para conocer cómo las nuevas tecnologías se aplican en eventos en vivo de este tamaño. ¡Nos vemos en 2019!

Juan Ramón Oliva, especialista de producto Venue, Vari Internacional
“La consola de sala fue una S6L para los musicales y otra más en monitores para Café Tacvba. • Ambas consolas estuvieron configuradas a 64 canales en rack y ocho más en la superficie de control para un total de 72. Ambas consolas tuvieron tarjetas Waves. • Algo importante es el tema de los layouts, porque aunque tengas los 64 o cien canales dispersos, con esto es posible acomodar en 32 faders físicos los canales que más se usan. Entonces solamente se cambia el layout, sin necesidad de volver a programar. Son consolas muy estables.

Combinaciones ganadoras

Antonio Manzo, Mexico Sales Director para Meyer Sound, y Jorge Peña y José Antonio Ruiz Domínguez, de Total Event, empresa proveedora del sistema sonoro en las Lunas, explican la configuración del que se usó para el evento: “Se propuso una combinación de LEO en el main (catorce por lado), LYON en downfill (cuatro por lado), y subwoofers 1100 LFC (nuevo por lado colgados). Toda la infraestructura estuvo a cargo de Total Event y soporte de la marca. Óscar Barrientos, Hugo Arce y Armando hicieron un preajuste, e IP Arquitectura (Jorge Soto, Gustavo Zertuche y Rudy Rosales), hizo el ajuste final”, explican.

“Estrenamos unos centros de carga muy interesantes. Jorge Peña menciona: “El cableado también es Meyer Sound, la marca nos propuso una solución integral y estos centros de carga son parte de ello; es el MDM5000, diseñados especialmente para el sistema LEO. Estamos entrando con el único sistema completo de procesadores Galaxy (seis), ofreciendo un sistema completo, potente y robusto, además de que nosotros contamos con modelos de la marca como MM4, UPA, UPJ, UPQ, MINA, 600HP, LYON, LEO, MILO, Galileo. Tenemos catorce kilómetros de fibra óptica, plantas de energía propias y así podemos hacer muchas cosas, poder de reacción”.

Antonio Manzo complementa: “Transmitimos la señal con protocolo AVB digitalmente desde la consola en un procesador Galaxy hacia dos de ellos a cada lado del escenario, con lo que podemos viajar la distancia que queramos, ya sea por fibra óptica o Ethernet”.

José Antonio Ruiz detalla: “El sistema de rigging es muy amigable, nos tardamos cinco horas para colgarlo de los dos lados, incluso los subwoofers que están colgados”.

Por su parte, Hugo Arce, de Meyer Sound, explica acerca del protocolo AVB que fue usado por primera vez en el Auditorio Nacional: “El protocolo AVB es relativamente nuevo y está regulado por la AVNU, a través de él puedes enviar audio y video en una red ethernet. En esta gala tuvimos un procesador Galaxy en sala que se interconecta con un cable ethernet CAT6 a los cuatro procesadores Galaxy del escenario; solamente fue un cable por donde viajaron las señales que alimentaron a todos los sistemas. Este protocolo es bastante robusto, tiene la facultad de almacenar el 75 por ciento del ancho de banda sólo para el envío de los paquetes que llevan la información del audio con una latencia muy baja; por esa red también viajan los datos para Compass y el RMS. El RMServer es el encargado de censar los altavoces en tiempo real y nos proporciona datos que nos ayuda a determinar el estado del sistema antes, durante y después de un show. El flujo de señal viaja de forma digital desde las consolas a los procesadores Galaxy de sala por AES/EBU y continúa en AVB a los procesadores Galaxy en escenario. La última etapa fue de forma análoga, teniendo una señal por cada altavoz, lo que nos da la posibilidad de tratar la señal de forma independiente”.

“Es muy sencillo e intuitivo operar el sistema con la interfaz del software Compass; una ventaja más del AVB es que puedes tener la entrada y/o salida de cualquier procesador que esté dentro de la red, para que de forma independiente podamos analizarla. De hecho, Jorge Soto me pedía una referencia de la señal en sala y una medición que venía de la señal de los altavoces desde el escenario. Esto no lo hubiéramos podido hacer sin el AVB, yo le entregué esas dos referencias, tanto para medir, como para ver lo que estaba ecualizando. El AVB es una tecnología que el espectador final no ve, pero es un eslabón que ayuda a tener limpieza en cableado, versatilidad, tecnología y mayor resolución auditiva para que el espectador final tenga una experiencia completa. Es muy interesante que el audio apunta a los protocolos de redes y actualmente hay varios shows implementando esta tecnología. Esta fue la primera vez que se hizo en una instalación en el Auditorio Nacional”.

“En esencia, lo importante es saber que la tecnología está tan avanzada que en diferentes etapas del audio se manejan señales digitales y en esta ocasión, la señal de audio en su última etapa hacia los altavoces se manejó con este protocolo. Lo que se busca es que esa cadena tenga la mayor resolución posible”.

“Cabe mencionar que tuvimos un cable de redundancia en caso de alguna emergencia y un back up análogo, que con apretar un botón se activa y es imperceptible”, concluye Hugo Arce.

José Daniel Torres, director general de HMD Producciones
“Ya tenemos más de diez años trabajando con las Lunas. Trajimos 395 gabinetes de pantalla LED mesh para los arcos. La parte visual ha ganado muchísimo, y en este caso, la intención fue crear profundidad y jugar con la altura, que este año fue muy grande en el Auditorio. Se instaló una pantalla en el fondo de cien metros cuadrados que se usa, por ejemplo, en la gira de Timbiriche. • Este año, nosotros propusimos pantalla mesh de buena resolución y pitch cerrado de seis milímetros. Para el set de conducción trajimos una con pitch de 2.5 milímetros porque va para cámaras, mientras que en el escenario necesitábamos algo ligero, porque todo estuvo colgado. • Con el área de escenografía trabajamos dos meses y medio, viendo dimensiones de pantallas y su acomodo, dependiendo de las especificaciones de cada módulo. • El domingo en la mañana, previos al evento, descargamos camiones y a las diez de la mañana empezamos a montar las pantallas, de atrás hacia delante. Terminamos el lunes en la noche con algunos detalles, pero el domingo fue el trabajo más fuerte de configuración y primeras pruebas. En realidad nos vemos como una familia para colaborar para que el evento salga mejor cada año”.

Lunas del Auditorio, entre el escenario y la audiencia

Audio

  • Sistema Meyer Sound
  • (28) Altavoces LEO-M (main), (08) LYON-W (downfill)
  • (18) Subwoofers 1100-LFC (flown), (06) 1100-LFC (floor)
  • (32) Altavoces MILO (outfill)
  • (12) LEOPARD (sidefill), (04) LEOPARD (frontfill)
  • (04) Monitores MJF-210
  • (02) Altavoces UPJ-1P (talkback)
  • (08) Centros de carga MDM-5000 (escenario)
  • (04) Plataforma de red Galileo GALAXY 816 (escenario), (02) GALAXY 816 (sala)
  • (02) Sistema de monitoreo remoto RMServer (escenario)
  • (02) Sistemas Extreme Networks X440 (escenario y sala)

Consolas

  • (02) Avid Venue S6L (sala, monitores Café Tacvba)
  • (02) Allen & Heath SQ-6 (protocolo ceremonia)
  • (01) Digico SD10 (monitores)

Microfonía

  • Shure
  • Sistema de monitoreo inalámbrico PSM1000
  • Sistema de microfonía digital Axient Digital

Video

Pantallas escenario

  • (01) Pantalla central rígida de 5 mm pixel pitch de 8.96 x 13.50 m, de acuerdo a módulos de pantalla de .50 x .56 cm
  • (01) Pantalla portería mesh de 6 mm pixel pitch de 1.20 x 12 x 19.20 m, de acuerdo a módulos de pantalla de .60 x 1.20 m
  • (01) Pantalla portería mesh de 6 mm pixel pitch de 3 x 12 x 19.20 m, de acuerdo a módulos de pantalla de .60 x 1.20 m
  • (01) Pantalla portería mesh de 6 mm pixel pitch de 3 x 10.80 x 16.20 m, de acuerdo a módulos de pantalla de .60 x 1.20 m
  • (02) Pantallas sets de conducción rígida de 2.5 mm pixel pitch de 3.50 x 2.50 m, de acuerdo a módulos de pantalla de .50 x .50 cm
  • (01) Pantalla back de premiados rígida de 2.5 mm pixel pitch de 3 x 7 m, de acuerdo a módulos de pantalla de .50 x .50 cm

Iluminación

  • (24) Luminarias Robe Spiider, (28) LED Wash 600, (30) LED wash 300, (16) LED Wash beam 1000, (10) BMFL Spot, (12) BMFL wash beams, (24) Megapointe, (32) Pointe, (28) Cycfx, (24) Proton 3k