La música urbana cada vez más gana espacios y ritmos como el hip hop y el reggaeton han tomado fuerza en el gusto de muchas personas, en particular éste último, que hoy en día tiene una mayor aceptación gracias a las diferentes propuestas artísticas. Entre ellas destaca lo hecho por el cantante originario de Medellín, J Balvin, quien ha logrado posicionarse como un referente de este género a nivel internacional y que recientemente se presentó, por primera vez, en el Auditorio Nacional de la capital mexicana, logrando un impresionante lleno total.

Recintos para nuevos ritmos

En punto de las ocho treinta de la noche, las luces del escenario del Coloso de Reforma se apagaron para dar inicio al concierto; cuatro bailarines, cuatro músicos y un DJ aparecieron para dar paso a J Balvin, ante el grito y gusto de los asistentes. El show inició con la canción “Veneno”.

“Yo soy J Balvin, soy de Medellín, soy latino y estoy muy orgulloso de serlo donde quiera que vaya. Estoy muy feliz de estar aquí y que ustedes estén, nos vamos a divertir, vamos a balar toda la noche”, expresó el cantante.

El concierto continúo con un excelente ambiente y otras canciones como “6 AM”, “Sigo extrañándote” y “Ginza”, entre otras, fueron coreadas y bailadas por el público. Cabe mencionar que “6 AM” se ubicó dentro de los primeros cinco lugares de la lista de Billboard y además se convirtió en el primer tema que lo llevó a ganar un disco de diamante en los Estados Unidos, mientras que “Ginza” se colocó 22 semanas en el primer lugar de las listas Hot Latin Songs.

La presentación en el Auditorio Nacional correspondió a una de las fechas que componen la gira Energía del cantante colombiano. En esta ocasión, el equipo de producción y el artista llevaron a cabo un nuevo diseño de show, gracias al trabajo profesional de muchas personas. Así, parte del staff de JBalvin profundizó en el trabajo que se hizo en este concierto, el cual encontró un espacio en un recinto que nunca había recibido a un cantante de música urbana.

Trabajo en equipo

En primera instancia, es Alejandro Arias, production manager de JBalvin, quien expresó que esta nueva gira incorpora nuevos contenidos de vídeo, iluminación, arreglos musicales y música nueva. Tomó más de dos meses y medio llevar a cabo la pre producción. Además, el Auditorio Nacional es el segundo recinto en que se presenta este nuevo espectáculo. Anteriormente se presentó en el Coliseo José Miguel Agrelot de Puerto Rico.

“A diferencia del diseño anterior, ahora se buscó trabajar de la mano con el video y la iluminación. Ambos tienen mayores momentos de protagonismo; buscamos dar el espacio a cada una de las áreas, de tal manera que ayuden a resaltar toda la parte musical que se trabaja detrás desde arreglos o intervención de las canciones  y complementar así un mejor espectáculo. Integramos todas las áreas en un todo y eso se puede apreciar durante el concierto”, menciona Alejandro.

Por otra parte, en el diseño del nuevo show de JBalvin, también participó el productor Mike Carson, quien ha colaborado en la gira del músico Drake, y a pesar de que hubo barreras, principalmente la del idioma, Mike y el cantante consiguieron aterrizar las ideas, consiguiendo conectarse de una manera extraordinaria.

“JBalvin está muy integrado con nosotros, realmente tenemos una gran sinergia; él nos propone, nosotros también y juntos llevamos a cabo el diseño o cambios para consolidar un mejor espectáculo. Él es la cabeza del show, él hizo el diseño en todos los aspectos: musical, visual, artístico e integración de los efectos. Posteriormente, nosotros, cada uno en su área, pulimos detalles más técnicos e integramos los requerimientos, vemos cómo los podemos adaptar”, añade Alejandro.

Un concepto completo

El escenario contó con una pantalla LED de 12 por 6 metros, con una inclinación de cincuenta grados, en la cual se proyectaron distintos clips, gráficos e imágenes en cada canción. La iluminación fue otro factor que se tomó en cuenta y ayudó para consolidar un espectáculo visual de gran calidad. Mediante colores sólidos se crearon ambientes y tonos en el escenario; se iluminó al cantante, músicos, DJ y bailarines para recrear distintas escenas, dando así una dinámica en la que las luces se integraban a los ritmos y las proyecciones de video.

“El color es una cuestión muy importante en el concepto de este espectáculo. No tuvimos ninguna complicación, el tamaño del escenario es óptimo, no encontramos ninguna eventualidad. Trabajamos con la consola MA Lighting Grand MA2 para correr el show y otra de respaldo; tenemos tres años manejando la iluminación con esta consola y hemos podido hacer las cosas que hemos planificado. Este escenario es nuevo y tomó más de dos semanas para diseñar la dinámica de luces”, señaló Deivid Rojas, ingeniero de iluminación de JBalvin.


Reggaeton, ritmos y mezclas

La charla también se dio con John Buitrago, ingeniero de sala del cantante colombiano, quien señaló que la labor de los técnicos, operadores y staff en general es de suma importancia, ya que son ellos quienes conectan al artista con el público y consolidan así un espectáculo óptimo de alta calidad.

“En nuestro staff tenemos esta filosofía, somos detallistas, manejamos con mucha responsabilidad y detalles el audio que proviene desde el escenario. Cuidamos que los detalles previos de pre producción se respeten y se lleven tal cual en nuestro espectáculo y así ofrecer calidad a los espectadores”, señala John.

El audio para el concierto de JBalvin consistió en un sistema Meyer Sound Milo (propio del Auditorio Nacional), compuesto por veinte cajas por lado (19 cajas en 90 grados y una caja en 120 grados), ocho subwoofers volados HP700, seis al piso en cardiode HP700 en frente y atrás, también un outfill con diez cajas por lado (en sesenta grados), ocho altavoces UPA 1P de front fill y un delay de ocho UPA. En sala se ocupó la consola Digico SD10, utilizando 48 canales.

“Me gusta mucho trabajar con la SD 10; creo que la mejor consola es con la que tienes mejores resultados; es cuestión de gustos, me agrada porque conserva el sonido que quiero darle a mi artista, me ayuda a conseguir, rápida y fielmente, los resultados que quiero. Estamos trabajando todo por red Optocor y con SD Rack como snake digital también de Digico. Adicionalmente, traigo un sistema de Waves que está compuesto por un Server One y una tarjeta MGB, el cual estamos corriendo a través del sistema MADI”, agrega el ingeniero de sala.

Otro aspecto que destaca John Buitrago fue el tratamiento del audio que se realizó, ya que el reggaeton cuenta con muchos matices y ritmos. Así, se puso especial atención a la hora de asignar ciertos instrumentos según el rango de espectro que van a ocupar.

“Si tienes un bombo sonando en el escenario y después tienes una secuencia que tiene un beat de reggaeton o hip hop en un mismo rango de frecuencias, en cuanto al low end, se debe considerar cuál será el predominante en la mezcla, no sólo por posición, sino por ecualización. Lo que yo hago es tener la batería ecualizada y procesada; me ha dado excelentes resultados fusionarla con lo electrónico y yo le doy a la batería un aspecto natural. Cuando se integra con los ritmos electrónicos, cada uno tendrá su color y espacio, logrando así una fusión adecuada y perfecta para lo que buscamos”, explica John. Además, menciona que en la consola utiliza plug ins Waves, los cuales permiten controlar ciertas frecuencias, en especial a los compresores multibanda, donde asigna una frecuencia en específica a cada instrumento, para que en ciertos momentos tenga predominancia el instrumento, dependiendo de la frecuencia que se requiera o en la posición que se desea tener el instrumento.

“Hay ocasiones en que los operadores fusionan todo y no se sabe qué se oye. Yo busco que las personas escuchen y diferencien los sonidos de cada instrumento y cómo en su conjunto suenan interactuando, pero diferenciándose. No basta con abrir canales, hay que diferenciarlos”, puntualiza el ingeniero de sala.

Monitores, al detalle

En cuanto a microfonía y monitores, fue Germán Tarazona quien estuvo a cargo de esta área. El ingeniero, quien tiene alrededor de tres años colaborando con JBalvin, comenta que todo el sistema de microfonía que se usó fue Shure, utilizando los modelos 52A, SM57, KSM 137, KSM 32 Beta98, Beta 91A y KSM32, además de 16 sistemas PSM1000, los más reciente aparición de la firma.

“En esta ocasión, decidimos utilizar microfonía Shure ya que en mi opinión, es uno de los sistemas de radiofrecuencia más estables que hay en el mercado; tiene una excelente transducción de la mezcla en el bodypack, lo cual es importante; tenemos una mezcla cargada de mucho low end y este sistema me ayuda mucho”.

En cuanto a la consola, usé una Avid S6L24D. Se utilizaron 64 inputs con 32 salidas. Tengo también tres años usando Avid y estoy muy contento, ya que es una marca que no descuida la comunicación y la compatibilidad entre todos sus sistemas, además de ser muy intuitiva; con ésta ocupo toda la gama de plug ins nuevos de la marca, el sonido es increíble”, agrega Germán.

El ingeniero señala también que en la gira Energía no se ocupan monitores de piso, siendo todo inalámbrico, esto debido a que en este género se acostumbran tener muchas frecuencias bajas en el escenario y además quisieron innovar. También comenta que DJ Booth, es el director musical en el escenario y él usa un sistema Pioneer con software Serato y maneja las secuencias por medio de Pro Tools.

Cabe señalar que la empresa que proporcionó el rider y equipos fue Serpro Porducciones, quien desempeñaron una excelente logística para que JBalvin y staff dieran un espectáculo extraordinario y así los asistentes disfrutaran de la primera presentación del cantante paisa en el Auditorio Nacional.

 

El evento llegó a su fin después de más de dos horas y dejó a todos con un gran sabor de boca. La sinergia que realizaron Serpro Porducciones y el staff de JBalvin se tradujo en un show en el que un género como el reggaeton demostró que toma cada vez mayor fuerza.

“Estamos muy emocionados por estar y tocar aquí, es un sitio emblemático en la música y para cualquier cantante. Más si somos los primeros en este género en presentarnos. Estamos muy contentos por la oportunidad y por el espacio, lo aprovechamos y estamos seguros de que regresaremos”, finaliza Alejandro Arias.

José Álvaro Osorio Balvin, mejor conocido como J Balvin, es un cantante que desde joven mostró interés por la música urbana. Al paso del tiempo, su talento y calidad de espectáculo en sus giras, lo ha posicionado como uno de los artistas más representativos de este género. Su música no solamente llegó al Auditorio Nacional durante la gira Energía y no sólo en México, sino en lugares tan lejanos como Alemania o Israel, regresando a nuestro país en octubre próximo. Enhorabuena por el Coloso de Reforma, que abrió las puertas a este ritmo y puso a bailar a todos los asistentes.