Imagine-Dragons_Todd-Kaplan-Photo_2_IZOD_hrEl Auditorio Nacional fue el escenario donde la banda estadounidense Imagine Dragons se presentó ante un público que ya los había escuchado en vivo durante el festival Corona Capital en 2013. Para este concierto en el Coloso de Reforma, el grupo llevó todo su arsenal de producción y el personal que hace posible su magia en el escenario, además de la firma de equipos lumínicos Elation.

Con una quincena de canciones y el Cielito lindo, coreado por todos los presentes en el recinto, la agrupación, que tiene como integrantes a Dan Reynolds (voz), Ben McKee (bajo), Wayne Sermon  (guitarra) y Dan Platzman (batería), se entregaron al cariño de sus seguidores al final del concierto vistiendo incluso jorongos y sombreros charros.

Con casi diez mil fanáticos que cantaron uno a uno temas como Tip toe, Hear me, It’s time y Who we are, Imagine Dragons prometieron una fiesta al principio de su show, algo que cumplieron minuto a minuto, ayudados por un cuidado diseño de escenario, así como un audio prístino y luces que dieron a cada canción una personalidad distinta. “¡Viva México!” fue el saludo que Dan Reynolds dio a sus seguidores, al tiempo que se ubicaba en las percusiones para acompañar a su banda desde las primeras notas.

ImagineLuces en toda su magnitud

En definitiva, participar en un festival musical es muy importante, pero la sensación de tener un concierto unitario es inolvidable para toda banda, ya que todo el equipo de producción se concentra en todos los detalles. Amén de que el Auditorio Nacional es uno de los recintos más sobresalientes del mundo, el staff de Imagine Dragons, en este caso, puso todo su conocimiento para ofrecer la mejor de las experiencias musicales. Y en el caso de las luces, fue Richard “Nook” Schoenfeld, iluminador también originario de los Estados Unidos, quien tuvo en sus manos la responsabilidad de llevar al público a diferentes lugares a través de las luces.

Como muchos en la industria del espectáculo, Nook comenzó a participar en el área de audio durante algún tiempo en Nueva York. De esto hace casi treinta años: “Vivía en esa ciudad y tomé un empleo en una compañía llamada See Factor, la cual contaba con equipo de audio e iluminación. Así comencé, y cuando bajó el trabajo en la parte sonora, comencé a aprender sobre iluminación y aquí estoy, treinta años después”.

La historia de Nook en la iluminación ha ido en ascenso. John Legend, Santana, Kid Rock, Gloria Estefan, Rihanna, Shakira, Paul Simon, Sheena Easton y Lenny Kravitz son sólo algunos de los nombres para quienes ha diseñado las luces en todos estos años, y con Imagine Dragons comenzó a trabajar en enero del 2013, para diseñar el escenario y la iluminación de su gira. ¿Qué era lo que la banda deseaba para el tour que llegó a nuestro país? “El grupo quería verse como si estuvieran tocando frente a algunos árboles bajo la luna, así que construí alguna escenografía que parecían árboles un tanto malvados y se colgó una buena cantidad de luces LEDs en ellos. También teníamos un fondo que aparentaba la forma de la luna y ahí se proyectaron distintas imágenes”, explica el diseñador lumínico.

Por esta razón, el equipamiento de iluminación para esta gira incluyó distintas variedades de dispositivos, entre las que estuvieron 68 Elation Rayzor Q7 para beams y efectos. “Tanto luces como video fue operado a través de la consola MA LightingGrandMA2”, continúa Nook; “la selección de las Elation fue porque me gustan sus productos y el apoyo que recibo de ellos. Las Rayzor son luces LED rápidas y compactas, pero además son muy accesibles económicamente hablando y simplemente no se descomponen, así que escogí varias de ellas para crear una pared luminosa”.

El iluminador decidió duplicar el equipo que usa para su gira con Imagine Dragons en los Estados Unidos, pero esta vez en la parte sudamericana. Él explica cómo trabajó con Elation para lograr los distintos efectos luminosos que dieron vida a esa especie de bosque en que se convirtió el escenario de Auditorio Nacional para los conciertos de la exitosa banda: “Ellos hicieron un gran trabajando replicando los equipos. Todas las luces provinieron de ellos y tuve una mezcla de nuevos dispositivos de todo tipo, algunos de los cuales yo no conocía”.

Imagine-Dragons_Todd-Kaplan-Photo_1_IZOD_hrLa emoción de Imagine Dragons fue compartida con una multitud que agradeció cada una de las canciones escuchadas esa noche, además de una puesta en escena creativa y con mucho significado. Los cambios de color fueron la constante y el ambiente dio paso a que incluso, mientras Dan Reynolds cantaba temas como Rocks y The River, se acercara a saludar de mano a algunos asistentes. La famosa amabilidad mexicana fue agradecida por la banda, que además reconoció que en México fueron tratados como si estuvieran en casa; mensaje que fue hablado tanto en inglés como en español.

Para la despedida, Imagine Dragons ofreció a su público canciones como Demons y On top of the world, que fueron acompañadas por globos gigantes. Después de prometer un pronto regreso a tierras mexicanas, con disco nuevo bajo el brazo, la banda dijo adiós con su tema más conocido en México: Radioactive, además del cover de Blur, Song 2. Hasta el último minuto, las luces dieron vida a cada escena y animaron todas las atmósferas propuestas por el trabajo de Nook, soportadas por Elation, marca que cada día cobra más fuerza en una industria muy competitiva.