547

Siempre es un gusto recibirlos en tales circunstancias de alegría, después de haberlos conocido detrás de una consola de audio o iluminación, sobre un escenario, tomando tiempos para no retrasar la apertura de puertas o hablando por sus inseparables radios para avisar lo que hace falta en la oficina de producción.

Como ha sucedido en las últimas ediciones de sound:check Xpo, la entrega de los méritos técnicos se realizó en una ceremonia que reunió a amigos de la industria, quienes igualmente festejaron para reconocer las trayectorias de sus compañeros, así como se dieron el tiempo para convivir por unas horas lo que no han podido hacer tal vez en meses o en años.

Los encuentros como éste nos confirman cada año que el reconocimiento es importante, y más en industrias como la del espectáculo, de gran exigencia para sus miembros, tanto para los roadies que cargan y descargan los equipos, hasta los promotores que arriesgan sus recursos invirtiendo en eventos que sólo se producen una vez, o los productores de discos que además deben pensar en que su banda debe salir de gira porque actualmente lanzar un disco no es suficiente…

Este año, la entrega de los méritos fue abundante. Es señal de que el medio continúa creciendo y de que cada vez hay más profesionales involucrados en todo tipo de eventos y producciones. Sonorización, grabación, iluminación, video, educación, producción ejecutiva, promoción, comercio musical, música, trayectoria artística, trayectoria profesional y mérito empresarial fueron los rubros en los que pudimos poner en alto el trabajo de estos profesionales.

Como parte de la ceremonia, el escritor y periodista Nicolás Alvarado ofreció una charla en la que trató la importancia que la industria de la grabación y el espectáculo habían tenido para él en todos los aspectos de su vida, y como uno de los momentos más emotivos, el homenaje al recientemente fallecido maestro del piano Enrique Nery, nos hizo reflexionar acerca de su enorme trabajo y apoyo al jazz mexicano, a través de las palabras del escritor Germán Palomares y el piano de Abraham Barrera. La ocasión fue memorable.

Méritos técnicos sound:check 2014

Sonorización. Ricardo Marquina

Grabación. Abelardo Rivera

Iluminación. Zanoni Blanco

Video. Gabriel Cruz

Educación. Manuel Tapia

Producción ejecutiva. Wolfgang Schmitz

Promoción. Eduardo Llerenas y Mary Farquharson

Comercio musical. Rosalba Díaz

Música. Ricardo Ochoa, Mario Santos, Ely Guerra

Trayectoria artística. Nacho Mañó

Trayectoria profesional. Rafael Villafañe

Trayectoria internacional. Bob McCarthy

Mérito empresarial. Jorge González