La Arena Ciudad de México se transformó recientemente en un salón de baile, donde pachucos y calaveras bailaron al ritmo de ska, funk, salsa, cumbia y rock en una fiesta que rindió homenaje a los muertos y a los más de treinta años de trayectoria de La Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio. Durante más de dos horas, casi 15 mil personas entonaron los distintos éxitos que han posicionado a Los Malditos como una de bandas pilares y más icónicas del rock y ska en español.

La noche inició con un ritual prehispánico, donde el olor a copal se dispersaba por el recinto para honrar y conmemorar a los que se nos adelantaron. Así arrancó la Ofrenda a los Ancestros, Día de Muertos en la Vecindad, título y concepto del concierto.

Historias de ciudad

Roco, Pato, Aldo y Sax subieron al escenario para apoderarse del recinto de Azcapotalco con canciones como son “Cenizas”, “Un gran circo”, “Don Palabras”, “El barzón”, “Solín”, “Tejedor de historias”, “Pachuco” y “Kumbala”, entre otras más. La velada también contó con la participación de La Sonora Santanera, quienes fueron los invitados de honor para aderezar con algunas canciones el festejo de La Maldita.

Bajo la dirección de Rafael Zepeda, manager de Maldita Vecindad y director de la empresa Zepeda Bros; Alejandro Guzmán, director de Muziek, empresa promotora, y Martín Villegas como stage manager, este espectáculo contó con una gran producción que se tradujo en una gran experiencia tanto para la banda, el staff y por supuesto, el público.

El homenaje que rindieron los vivos a los muertos en la Arena CMDX tuvo una destacada pre-producción, la cual tomó casi un año en su preparación. El show también marca el cierre de la gira de los 30 años de La Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio, por lo que las labores de organización, coordinación y logística requirieron de óptimos planes de acción y una ejecución audaz para cumplir los objetivos que se trazaron en las diversas juntas que hubo previo al espectáculo.

Cabe señalar que los últimos shows ofrecidos por Los Malditos han destacado; por ejemplo: hace dos años se presentaron en la Carpa Astros, logrando una buena respuesta, y hace un año tocaron en el Zócalo de la Ciudad de México ante más de cien mil personas, por lo que en esta ocasión tenían la premisa de ofrecer un espectáculo distinto y superar lo hecho en aquellas ocasiones.

“Todo salió de una plática entre amigos; hablamos de la posibilidad de que La Maldita Vecindad se presentara en la Arena Ciudad de México, ya que nunca antes lo había hecho; la charla quedó ahí. Semanas después, Alejandro Guzmán me presento una propuesta sólida, que platicamos con la banda y las cosas se fueron acomodando. Una vez que teníamos la fecha, aterrizamos el concepto del show, el cual radicó en la celebración del Día de los Muertos, una tradición mexicana muy importante. Hemos hecho shows increíbles y quisimos hacer algo mejor y diferente en la Arena, y gracias al trabajo de todos esto fue así”, expresa Rafael Zepeda.

En el mismo sentido, Alejandro Guzmán comenta: “He trabajado desde hace muchos años y en varios proyectos con Rafael Zepeda, y este proyecto fue una gran experiencia, sin duda es una gran responsabilidad trabajar con un banda como La Maldita Vecindad. Afortunadamente encontramos los caminos para que todo saliera como se pensó y planeó; hubo precios populares y lo mejor es que se ofreció una gran producción. En Muziek tenemos una gran cercanía e interacción con las bandas, artistas y por supuestos con sus managers, buscamos que nuestros eventos sean una experiencia total, que el público disfrute al artista lo mejor posible y que estos se sientan cómodos”.

La producción cuidó todos los detalles para que todo se realizara de manera adecuada; la experiencia de Rafael Zepeda, quien con treinta años en la industria de la música ha desarrollado diversos eventos como el Knock Fest 2018, Pepsi Ska Fest y eventos y festivales de géneros como el hip hop, metal y ska, ha logrado consolidar producciones de gran calidad.

“Empecé en esto como músico, fui parte de la ola llamada Rock en Tu Idioma, toqué en varias bandas en aquellos años, conozco a La Maldita desde sus inicios y la vida me colocó como su manager; no me siento como tal, dejo de lado lo frio, como los números, los fierros y todo lo aterrizo desde la parte artística. Hago un balance entre estas partes para que los proyectos salgan adelante como en esta ocasión”, puntualiza Rafael.

Entre los puntos fuertes que hay en una producción profesional radica contar con la labor de ingenieros experimentados para resolver las necesidades que ocurren a nivel técnico. Este espectáculo contó con la participación de reconocidos especialistas como: Julio Centeno, diseñador de iluminación; Eduardo Bojórquez, operador de sala, y Andrés Buitrago en monitores, quienes con su pericia lograron consolidar un gran trabajo en cada una de las áreas.

Inicio del festejo

El sonido de La Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio se caracteriza por ser orgánico, con un alto impacto percusivo y una sección de alientos liderada nada menos que por Eulalio Cervantes como “Sax”, quien ofrece un sonido indiscutible y destacable, además de la voz de Roco, aunado a la guitarra de “Pato” y el tremendo bajo de Aldo, que consolidan un sonido único.

La mezcla de géneros que integran en sus canciones requiere de un trabajo óptimo en sala para que pueda ser disfrutado por todos los asistentes y en esta ocasión, Eduardo Bojórquez, ingeniero de audio, fue el encargado de operar el sistema para que todo estuviera bajo control en un foro como la Arena Ciudad de México, que destaca por su gran tamaño y necesidad de cobertura amplia.

El sistema de audio que se utilizó fue de la firma L-Acoustics. En total se ocuparon 32 cajas K1 (PA principal), 32 Kara (out-fill), 34 subwoofers SB28 y 6 gabinetes Arcs Focus (side-fill). De esta manera, hubo cuatro salidas (main, L y R, subwoofers y front-fills). Asimismo, se utilizó una consola Midas PRO X, la cual se trabajó a 96 Khz y fueron ocupados los 64 canales con los que cuenta, la cual tiene la característica de brindar un sonido old school. Cabe destacar que el diseño fue hecho por el especialista Carlos Aldama.

“Ha sido una experiencia increíble ser parte de este staff; estuve en monitores desde 2006 hasta 2011 y desde 2014 a la fecha en sala. Ahora estamos usando la consola Midas PRO X, que nos da el sonido que se requiere. Hay que conocer bien las canciones y sus delays; no hay una mezcla a mucho o poco volumen, la banda requiere que se escuche de forma profesional, que se entienda el sonido y concepto de La Maldita Vecindad”, comenta por su parte Eduardo Bojórquez.

“Me gustan mucho las mesas de esta marca, su DSP es muy cómodo, es una consola amplia y tiene una mayor manejabilidad, lo que facilita su uso. Sus dos pantallas y sus mouses integrados hacen de este equipo algo muy bueno, a lo que hay que sumar el panel de fácil acceso y sus botones robustos”, añade Eduardo.

Gracias al trabajo que se realizó en sala, no hubo alguna complicación o reto a destacar, el único detalle a mencionar fue que hubo cambios en las escenas que se habían trabajado durante las anteriores presentaciones de La Maldita, en esta ocasión para la Arena CDMX.

Monitores, experimentación y cercanía

En lo que respecta a monitores, ésta estuvo encabezada por el especialista Andrés Buitrago, quien cubrió a Juan Manuel Garbini, monitorista titular de La Maldita. Esta importante área también contó con diversos procesos, entre los que destaca la cercana interacción que hubo entre la banda y la Sonora Santanera con Andrés, lo que se tradujo en un total entendimiento.

“Es mi tercera fecha con la banda; nos estamos adaptando y vamos por buen camino. Para esta ocasión, las mezclas son nuevas: comencé las escenas con un offline dos días antes, en tanto que el paneo de canales y el resto lo hice aquí; es la primera vez que hicimos el show con la consola Avid S6L y fue una gran experiencia. Buscamos hacer cosas diferentes y afortunadamente nos funcionó.

Hubo una gran interacción, ya que tanto la banda como los invitados pidieron pocos detalles. Un factor de ayuda fue que la mezcla se hizo con sistemas personales y no en piso. En total se ocuparon ocho mezclas estéreo, ocho mono y seis mezclas de piso en mono. La consola que se ocupó fue la AvidS6L, misma que se usó por primera vez en un show de La Maldita Vecindad. No se usaron plug-ins o ecualizadores externos; todo fue nativo de la mesa, se utilizó un delay para “Sax” ya que así lo solicitó, y un par de efectos de voz para Roco. Para los invitados no hubo mayor necesidad.

En cuanto a la microfonía que se ocupó, ésta fue de la firma Sennheiser; destacó el uso de los sistemas inalámbricos Sennheiser 9000 y 6000, así como la microfonía alámbrica con la serie e900 y e600, además de in ears de la serie 2000.

Diseño visual, generación de emociones

La iluminación fue otro de los aspectos que destacó en esta producción; visualmente fue un show cálido y dinámico, el cual utilizó más de 140 luces. El concepto base radicó en mostrar un estilo de iluminación vintage; es decir, se recurrió al uso de luminarias y telones y se buscó no saturar el escenario con pantallas LED. Julio Centeno, ingeniero de iluminación, estuvo a cargo de esta importante área y supo crear los ambientes necesarios y seguir los ritmos de canciones como “Pachuco”, “Kumbala”, “Poco de sangre” o “Solín” de una manera uniforme y creativa.

La pre-producción del diseño de iluminación tomó dos meses, tiempo que se ocupó para realizar diferentes propuestas y tener diversas reuniones con La Maldita; la programación en estudio tomó un mes. Cabe destacar que las escenas de iluminación que se implementaron para este show fueron nuevas, no se habían mostrado en ningún otro concierto.

El montaje inició a la medianoche del sábado; cabe destacar que el diseño de iluminación se trabajó previamente en el estudio, para lo que ocupó el software Lightconverse, facilitando que sólo se llegara a montar los diversos sistemas y realizar pequeños ajustes en la consola, la cual fue una Chamsys MQ500 (se utilizaron dos mesas, una como principal y la otra como respaldo); se ocuparon nueve universos.

“Decidimos volver a lo básico, si bien contamos con algunas pantallas de video, nuestra prioridad fueron las luces y sobre todo, los telones, como ocurría en los años ochenta, tiempo en el que las bandas de rock portaban su telón y lo llevaban a donde se presentaban. Quisimos jugar con las emociones que genera la luz y tuvimos grandes resultados, logramos matizar tiempos”, comenta Julio Centeno.

Entre los tonos que se ocuparon destacan los cálidos, con tonos predominantes como los rojos y amarillo, así como luces blancas, mismas que permitieron iluminar a los integrantes de la banda. Entre los sistemas que se utilizaron destacan Clay Paky Sharpy Plus, Robe Wash 300 y Cyc FX, Elation Protron, Martin MAC Aura y Conic eb330.

“Llevo cinco años girando con la banda, es un grupo que le gusta estar a la vanguardia en lo que respecta a iluminación, además de que les gusta presentar diseños diferentes; buscan no caer en lo mismo. Si bien retoman aspectos de la vieja escuela, no se hace tal cual, lo que hacemos es integrar ese sentido old school con la actualidad, apoyados de tecnología y conceptos creativos. Este show fue una gran experiencia, la gente lo disfrutó y el grupo también”, finaliza Julio Centeno.

El concierto de la Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio en la Arena CDMX fue un éxito. Cada una de las áreas llevó a cabo diversos procesos de trabajo que se tradujeron en óptimos resultados. El homenaje a los muertos y la celebración por los más de treinta años de historia fue una fiesta que se disfrutó por todos los que acudieron al concierto.

Entre baile, recuerdos y un gran simbolismo como tiene el día 2 de noviembre para todos los mexicanos, La Maldita Vecindad recorrió no sólo su trayectoria, sino la historia de vida de todo el público, quienes desde el inicio, hace más de tres décadas años, han estado acompañándolos. Hoy, esta banda se mantiene vigente y ávida de seguir tocando y poniendo a bailar a todos con sus ritmos.

 

El rock de la Maldita Vecindad con Sennheiser

Los treinta años de trayectoria de la banda chilanga los recibieron con la serie microfonía de las evolution y Digital 9000 de la firma alemana. Estuvieron presentes los modelos e 901, e 902, e 914, e 908 y e 906, además los transductores MD 421 y MD 441 en el saxofón, gracias a su direccionalidad pronunciada. Por su parte, el SKM 9000 fue usado para voces, gracias a su claridad y transmisión de audio digital sin artificios ni compresión.

El sistema digital inalámbrico de Sennheiser está equipado con dos modos de transmisión para adecuarse a cualquier necesidad y ambiente. El modo de alta definición (HD), transmite totalmente sin compresión, audio libre de artefactos, y su modo de rango largo (LR) ha sido diseñado para ambientes de difícil transmisión con varias fuentes de interferencia. Asegura un máximo rango con un codificador digital de audio, patentado por la firma germana. “Este codificador asegura una calidad de audio superior a un sistema FM”, explica Julio Bracho, Sales Director Pro Audio Latin America”.

Para proteger el Digital 9000 contra frecuencias e interferencias no deseadas, el amplificador de señal para antena AB 9000 ha sido equipado con ocho filtros altamente selectivos para permitir el paso de solo una ventana de frecuencia específica. Las señales no deseadas son bloqueadas antes del primer componente activo, añadiendo gran fiabilidad al sistema. El filtro puede ser ajustado manualmente en el amplificador o de forma remota a través del cable de la antena en el receptor. AB 9000 proporciona una ganancia máxima de 17 dB y está disponible como un refuerzo independiente o integrado a la antena omni-direccional A 9000 y a la antena direccional AD 9000. Dos versiones del amplificador  (470 a 638 MHz y 630 a 798) cubren el rango del receptor UHF.

“En resumen, Digital 9000 es una herramienta inalámbrica diseñada meticulosamente”, agrega Julio Bracho. “El espectro es un recurso escaso, por lo que cada parte del sistema ha sido diseñada para la eficiencia más alta de frecuencia. Hemos puesto mucho esfuerzo en la asignación de la mayor velocidad de datos posible para la transmisión de sonido real, lo que garantiza el rendimiento de audio incomparable del Digital 9000. Porque todo se trata del audio.”

 

El rider de la vecindad

Audio

  • (32) Cajas de L- Acoustics K1 (Main)
  • (32) Cajas de L- Acoustics Kara (Out-fill)
  • (34) Subs SB28 L- Acoustics (Main)
  • (06) ARCS Focus L- Acoustics (Sidefill)

Consola de sala

  • Midas PRO X

Consola monitores

  • Avid S6L 24d
  • Monitores de piso
  • Audiofocus co15

In ears

  • Sennheiser serie 2000
  • Microfonía inalámbrica
  • Sennheiser e602, e604, e609-S, e614, e901, e902, e904, e906, e908, e914 e945, MD421, MD441, SKM 6000, SKM 9000, ew 500

Iluminación

  • (02) Consola Chamsys MQ500
  • (32) Sharpy Plus Clay Paki
  • (30) Robe 300 Wash
  • (20) CycFx Robe
  • (28) Elation Pro Tron
  • (20) Mac Aura
  • (32) Conic EB330