El sistema de audio de los altavoces L-Acoustics Kara como PA, su procesamiento inmersivo L-ISA y la consola Digico SD10T, elevó la emotividad del espectáculo del singular y galardonado Blue Man Group al emprender por primera vez uno de sus proyectos con sonido envolvente en el Hollywood Pantages Theatre de Los Ángeles.

El diseñador de sonido de la gira Blue American Group por América del Norte, Tony Pittsley, afirma que, literalmente, el atributo sonoro de la tecnología L-ISA pone al público en el escenario para interactuar con los artistas: “Con L-ISA, el audio puede moverse por el escenario y la sala y parecen provenir de donde se supone que deben originarse, lo que atrae a la audiencia mucho más profundamente. No se siente que estamos viendo un show, sino una sensación de la experiencia es envolvente”.

Con L-ISA, los elementos de audio son objetos como tal, de forma que pueden moverse sin problemas por todo el espacio de actuación junto con los artistas y la narrativa, pues tiene parámetros de control para cada objeto: panorámica (ubicación horizontal), elevación (ubicación vertical), ancho (el tamaño de un objeto) y distancia (proximidad percibida y reverberación). Desde L-ISA se pueden gestionar hasta 96 objetos y hasta 64 salidas de altavoces físicos a una frecuencia de muestreo de 96 kHz.

Para la gira con Blue Man Group, el sistema comprendió cinco bloques de diez altavoces Kara en el sistema frontal, con dos más y cuatro subwoofers SB18 implementados en configuración cardioide, flanqueando el grupo central de Kara, y en adición ocho gabinetes coaxiales X8 como front-fill y cuatro cajas ARCS como out-fill. Doce controladores amplificados LA4X alimentaron los bloques principales y frontales, mientras que ocho LA8 controlaronn los altavoces y subsistemas debajo del balcón.

Tony Pittsley, quien programó la tecnología L-ISA, dice que es increíblemente intuitiva y que eso es lo que hace que L-ISA sea un placer tanto para los ingenieros que lo operan como para el público que lo disfruta. “Con un sistema típico de megafonía izquierda-derecha o izquierda-centro-derecha, si se mueve, por ejemplo, una voz ligeramente a la izquierda del centro, se notará que se mueve de un altavoz a otro -por el cambio de volumen de un lado a otro-. Con L-ISA, el sonido no depende de la ubicación del altavoz; se está moviendo por todo el espacio. Por lo tanto, está conectado con lo que ocurre en el escenario a medida que se mueve esa acción, y no con los oradores”.

“Este show no tiene ningún diálogo, sino que la acción cuenta la historia y L-ISA me permite poner los sonidos donde deben estar para reflejar dónde se está llevando a cabo esa acción. Me permite construir un paisaje sonoro que combina el espectáculo en sí mismo y pone al público en el punto óptimo sin importar dónde estén sentados. Además, las Kara son uno de mis sistemas de sonido favoritos, fácil de transportar y manipular, por lo que también escuchan un sonido excelente”, afirma Tony.