Cautivadora. La Reina Azul volvió al palacio del centro histórico. Custodiada por media docena de cantantes y un grupo estelar, Betsy Pecanins encendió pasiones en la calle Donceles. Su escenificación del Ave Phoenix es la muestra de que el verdadero talento siempre se transforma.

Seguro que sí

Apoyado en la experiencia de veinte años sonorizando a la cantante, el ingeniero de audio Alberto    Martínez Manzanares conversó con nosotros acerca de la gran gala. “Quiero resaltar que este espectáculo es algo muy emotivo para la gente que trabajamos con Betsy”, califica; “porque, como dice el título Ave Phoenix (por la ciudad en Arizona donde nació), está retomando su carrera y todos estamos muy contentos por ello”.

Mesa de la casa. Yamaha M7CL, muy confiable. “Es rápida y adecuada para mí, porque esta consola tiene algunos procesadores de efectos muy buenos”, tal y como Alberto relata; “solamente estamos ocupando la librería que tiene la consola y los efectos que uso en sala son: un room para las percusiones, un plate para los juguetes y estoy poniendo un hall, para efecto de las voces. Es un hall con tres milisegundos, que es un poco más largos en decay”.

El cajón, al centro. “Es un set de percusiones bastante peculiar; pero ya me había encontrado con varios músicos haciendo este tipo de mezclas. Al cajón peruano de Héctor Aguilar hay que darle otra intención y ponerle un gate (para que no se extiendan armónicos graves y el golpe sea más seco), digamos como el del bombo”, admite el veterano; “en el concierto de Betsy sonorizamos con un micrófono Shure Beta-91 por dentro del cajón y en la parte de afuera, exactamente a siete centímetros de la boca, un Shure SM-58”, visualiza; “el de afuera, es el con el que tomamos los graves. Adentro, el Beta-91 está para captar agudos. Además, para la tarola tenemos un Shure SM-57 (que es muy fiel), y los Shure Beta-56, que me gustan por el brillo (cerca de los cinco kHz) que tienen los toms cuando los usamos. Eso nos ayuda mucho”.

Músicos muy cuidadosos

“Casi no es necesario hacer mucho. El bajo del maestro Alfonso Rosas es un Fender que suena muy bien y hoy decidimos ir solamente por caja directa, para no tener contaminación del bajo en sala”, estima; “él tiene un sonido bien definido, pero yo lo acentúo en diez kHz, con una curva que afecta un poco a las frecuencias de al lado. Acentúo hacia arriba, unos tres dbs y tenemos un medio agudo en 1,500 Hz, que regularmente corto; dejando un medio (al que le digo mi medio-Pastorius) entre 315 y 400 Hz, hacia arriba”.betsy3

Intachables. “Al maestro guitarrista Felipe Souza jamás le he oído que se dispare un efecto, porque regularmente, los tiene bien ajustados. Entonces, no tenemos ningún problema con su amplificador Laney y el micrófono que usamos es un SM-57; normal”, Alberto Martínez sigue con ejemplos; “la guitarra de Jorge García Montemayor es una Takamine espectacular y Mónica del Águila tiene una muy buena pastilla para su violonchelo”.

Fiesta en coro. “Yendo a los ensayos, me enteré de quiénes serían las cantantes que intervendrían, escuché su música y fui viendo sus timbres de voz”, se alegra; “nos encontramos con la fortuna de que en el Teatro de la Ciudad cuentan con micrófonos inalámbricos Shure Beta-58 UHF-R, que tienen muy buenos agudos”, reconoce; “así, pudimos acomodarnos; dependiendo de la voz de cada invitada. Creo que va salir muy bien”.

Regreso controlado

Todo en sala. “Desde aquí estamos haciendo sala y monitores. Arriba colocamos ocho gabinetes de piso Meyer Sound MJF-212. Fueron tres de front, nada más para las cantantes”, sostiene el ingeniero; “analicé cada uno y, poniendo cuatro monitores MJF-212, teníamos accesos limitados. Además, la suma de ellos no me hacía bien, porque había una cancelación”, resalta; “estuvimos analizando otra vez, pusimos los tres a buena distancia (para que sumara, no que restaran), y que cada músico pudiera tener uno igual”.

Betsy Pecanins, con monitores personales Shure PSM-900. “Fueron nueva mezclas, con los side-fills en estéreo y el monitor de la señora. Ella es muy meticulosa en cuanto a lo que va a escuchar”, precisa; “regresamos su voz, con un poquito del efecto de plate; porque le agrada mucho y aparte; he visto que con el plate, el audio se “embarra” menos que en los in-ears que (por ejemplo) con un hall”, matiza; “además, Betsy se guía mucho con el violonchelo y la guitarra acústica. Los demás instrumentos, los alcanza a captar mediante su micrófono de voz. Por eso, en los monitores frontales, solamente hay voces y un poco de pista, pero ningún otro instrumento: a ella le gusta oírlos de origen”.

Equipos competentes. “La secuencia la envío por el side-fill. En el Teatro de la Ciudad tuvimos un par de gabinetes Meyer Sound UPA y un subwoofer Meyer Sound 650-P por lado, pero no hay drum-fill”, expone; “cuando tenemos un par de micrófonos en el cajón, es difícil ponerlo (incluso, una cuña de piso), porque el cajón tiende a meter conflictos de feedback”, ilustra finalmente Alberto Martínez; “si sonorizamos el cajón, siempre subimos el monitor encima de algo. Es lo que hacemos: levantar el altavoz lo más cercano al oído del percusionista y regresar sólo lo adecuado”.

Inolvidable. El teatro está lleno, las luces se apagan y el desfile de canciones se arma en duetos con Julia González Larson, Verónica Ituarte, Iraida Noriega o Regina Orozco. El público se entrega, al presenciar el renacimiento de una gran cantante.

Hay Betsy para rato.

Microfonía Shure

(06) SM-58betsy

(02) Beta-56

(02) Beta-58 UHF-R

(02) SM-81

(02) SM-57

(01) Beta-91

Director

(03) Caja directa Whirlwind

Input list

Canal Instrumento        Micrófono

1 Cajón in               Beta-91

2 Cajón low             SM-58

3 Tarola                   SM-57betsy2

4 Hi Hat                   SM-81

5 Tom 1                   Beta-56

6 Tom piso              Beta-56 

7 Over (r)                 SM-81

8 Bajo                      Caja directa

9 Guitarra Acústica  Caja directa

10 Gtr Eléctrica          SM-57

11 Cello                      Caja directa

12 Coro Cello             SM-58     

13 Coro Percusiones  SM-58

14 Coro Gtr Electric    SM-58

15 Coro Gtr Acustic    SM-58                 

16 Voces Invitadas    Beta-58 Ina UHF-R

17 Voz Betsy              Beta-58 Ina UHF-R

18 Spear                         SM-58

betsy4La voz de Betsy

“Tiene un rango entre 315 Hz y 12 kHz; que es un agudo muy alto. Lo único que hay que cuidarle son los medios, en 500 Hz. Ella no requiere ser procesada ni de un preamplificador. Hoy en día (con las consolas digitales que tenemos), se pueden hacer muchas cosas, aunque su voz no hay que trabajarla mucho en mezcla. Es súper fiel y siempre sonará igual”.

Ing. Alberto Martínez Manzanares.