Community
que lo escuchen todos

Esta es la historia de una empresa con un único objetivo: dar dimensión real a la música en concierto con los mejores altavoces. Así lo pensó Bruce Howze, su fundador, quien junto con el diseñador Thomas Walter y el especialista en audio, John Wiggins, crearon en 1970 el LMF, el primer altavoz hecho con fibra de vidrio; y luego introdujeron el Leviathan, un acoplado gigante de varias cajas acústicas, que se convirtió en básico para el diseño de P.A., y que se complementó con los monitores NC12, los altavoces Boxer Bass Horn, M80 y el 365 Super 90.

En 1981 construyeron su RS440, un equipo de señal alineada de tres vías que acoplaba componentes de altas, medias y bajas frecuencias y añadirían la línea portátil CS. De ahí se dedicaron a desarrollar compresores de audio para el diseño de instalaciones fijas como el M4; y en 1994 crearon el primer compresor de diafragma de alta frecuencia en el mundo, el VHF100. Hace 13 años entregaron Leviathan II, un sistema de bocinas triaxial resistente a las inclemencias del clima.

Community inaugó el siglo XXI con su patente sobre la tecnología de cono de carbono, que al aplicarse a sus series VERIS y SONUS, lanzadas en el 2007, mejoraron el desempeño del sonido sorround. Su regalo de cumpleaños número 40 es el sistema de tres vías llamado ENTASYS con la versión corregida y aumentada de su tecnología de drivers de alta frecuencia Carbon Ribbon Emulator.

 

QSC
40 años de inteligencia auditiva

En el año de 1968, durante el auge del movimiento del rock ácido de Jimi Hendrix, se dio la fecha en que nacería una de las empresas referentes en la creación de amplificadores y altavoces. A cuatro décadas de distancia, la compañía de Costa Mesa en California, Estados Unidos, se distingue por la creación de tecnología propia, como lo fue el diseño de su circuito AC Coupled, su primera patente y la base de su innovación.


Uno de sus equipos más aclamados es la serie Three y One, fabricados ex profeso para el sonido en concierto, y que fascinaron por el uso de las entradas múltiples y el control ajeno al rack. En los años ochenta inventaron para la industria cinematográfica el procesador Dolby con amplificadores QSC, certificado por el sistema THX ; y, para la década de los años noventa, registraron como suyas las innovaciones Termal Management System, Peak Limiting y los calibres de potencia de 1600 watts por canal. Con esto concibieron la línea DCA, líder de sistemas de sonido para el cine, en tanto que adelantos como los dispositivos de amplificación PowerLight 2, PLX y RMX, les dieron esa misma posición en el diseño sonoro de instalaciones fijas e itinerantes.
 
En el 2001 irrumpieron en el segmento de altavoces con su modelo ACE, al que hoy añaden ISIS Wideline, DCS Digital Cinema Series (sistemas de dos o tres vías) y AcousticDesign. En la era digital, su estrategia es competir en el área de procesamiento de señal digital y redes, con sus sistemas QSControl y QSC RAVE (ruteo de audio vía Ethernet). Estos son los 40 años de la firma responsable de la sonorización de lugares como el Casino Mandalay Bay en Las Vegas, el Anzu May de Japón y las Torres Petronas de Malasia.
AES
seis décadas de pasión acústica

La historia se puede resumir en lo relatado por Norman C. Pickering, uno de los diez integrantes del comité fundador de la Audio Engineering Society (AES): “Nos juntábamos una vez al mes con la intención de discutir aspectos técnicos del audio porque eran inquietudes que nos acechaban todo el tiempo. Luego pensamos que sería bueno abrir esas largas sesiones a todo aquél que tuviera interés en el audio”. Así comenzó todo. La asociación pintó su primera frecuencia en 1948, al cobijo de gente que se encontraba instalada en estudios míticos como el de la CBS.


Hoy, la organización cuenta con más de 14 mil miembros, edita una publicación mensual que desde 1953 condensa lo más destacado en técnica y parámetros de calidad, y realiza conferencias y eventos destinados a capacitar a los personajes involucrados en el manejo del audio, ya sea en su diseño o en su grabación, actividades que le han permitido crear una comunidad sonora con representaciones regionales en Asia, Europa y América Latina, divididas en 169 secciones en 48 países.

Para conmemorar su sesenta aniversario, la AES instaló en marzo del año en curso un salón especial dedicado a rememorar el paso de estas décadas en la Nueva Escuela de Investigación Social de Nueva York, además de presentar un video que recupera los acontecimientos históricos vividos durante este periodo por parte de los integrantes fundadores, como el legendario ingeniero de sonido del estudio de Columbia Records, Frank Laico, así como Louis Goodfriend, experto en acústica y el primer editor del periódico de la AES; el inventor y primer secretario de la asociación, Norman Pickering; y Les Paul, el padrino de la grabación multi-track. Es un documento en DVD con 120 entrevistas exclusivas, realizadas por Irv Joel con la edición de Harry Hirsch, integrantes del comité histórico de la AES. Un presagio de que lo mejor, afortunadamente, aún está por ser escuchado.


Estas son algunas improntas de los hombres que conforman este proyecto de recuperación oral, donde se describe el legado de vanguardia auditiva que han heredado para todo el mundo.


Frank Laico: “Fui asignado a trabajar en el que, en 1949, se convirtió en el estudio de grabación de la CBS. En ese momento, la decisión de la persona a cargo, Micht Miller, fue decirme que no cambiáramos nada de lo que había en el lugar, que ni siquiera le quitáramos el polvo o lo pintáramos, porque lo que necesitábamos era un lugar para el audio, no un estudio de televisión. Así lo hicimos hasta que dejó su posición. Poco tiempo después remodelaron el estudio y el sonido fue tan distinto, que casi lloro al escucharlo así…él tenía tanta razón”.


Louis Goodfriend: “En 1953 la asociación autorizó la publicación oficial del gremio y yo fui su primer editor. Nunca imaginé que mi interés en el audio fuera a convertirse en algo tan excitante como lo fue crear las innovaciones acústicas que diseñé. Cada vez que escucho el sonido dulce de la música, me digo que he hecho un buen trabajo”.


Les Paul: “Para mí lo más importante ha sido aprender de los demás. Si se pone atención se pueden percibir muchos mensajes allá afuera, así considero que es un regalo saber escuchar y aprender de ello. Es increíble cuán rápido progresamos en este ámbito y cómo lo seguimos haciendo. Estoy feliz de poder presenciarlo porque han sido extraordinarios los avances que hemos desarrollado, y sólo Dios sabe qué nos espera al doblar la esquina. Es fantástico”.

Enlaces adicionales: