Desde el lanzamiento en junio de 2015 de la línea dLive, pensada en un inicio para grandes producciones, festivales y teatros, la marca británica ha puesto la vista en otro segmento del mercado para colocar un nuevo producto con capacidades poderosas a un costo más accesible.

Apuesta por la versatilidad

dLive C Class, el producto más reciente de Allen & Heath, se ha posicionado en la industria como uno de los productos con importantes características, beneficios y prestaciones para el mercado de compañías de renta, iglesias, teatros y foros, entre otros, a nivel mundial.

La potencia de dLive se obtiene gracias al desarrollo de un nuevo motor de proceso llamado “Núcleo XCVI”, que integra la tecnología FPGA (Field Programmable Gate Arrays) y que le brinda a dLive la capacidad de realizar muchas funciones sin sacrificar calidad en la señal o disminuir los recursos del sistema, además de que le permite trabajar de manera nativa a 96 kHz. Para este nuevo proceso se están desarrollando constantemente características nuevas.

El sistema se compone principalmente de un módulo llamado MixRack, donde se encuentra todo el procesamiento y donde se provee la mayor parte de su conectividad, además de brindar conectividad digital por medio de un adaptador y/o tarjeta. Los formatos aceptados actualmente incluyen Dante, MADI, WavesSG, Ethersound y GigaACE. El segundo componente es la superficie de control, la cual brinda conectividad de entradas y salidas adicionales (en formato análogo y digital) y toda la interfaz de control para el usuario.

Ahora bien, tanto los MixRacks como las superficies de control tienen tres diferentes capacidades. Están disponibles en formatos de 32 entradas por 16 salidas (CDM32), 48 entradas por 24 salidas out (CDM48) y 64 entradas por 32 salidas (CDM64). De igual manera, las superficies de control cuentan con doce, 20 y 24 faders (en los modelos C1500, C2500 y C3500, respectivamente). La ventaja del sistema es que cualquier tamaño de MixRack se puede mezclar sin ningún problema con cualquier tamaño de superficie de control.

La superficie de control cuenta con codificadores que realizan funciones fijas y otros a los que se puede configurar funciones como ganancia, panorámica, control de dinámicos, envíos y demás. Los modelos C1500 y C2500 cuentan con una pantalla táctil de doce pulgadas, donde se realizan todas las funciones de operación y configuración, mientras que la C3500 cuenta con dos pantallas, también de doce pulgadas, donde una se encarga de la operación y la otra está designada para diagnóstico y configuración.

Interfaz

La gama dLive C Class utiliza la llamada “Harmony UI” (Interfaz de Usuario Armoniosa), misma que permite de una manera muy intuitiva la operación de la consola, con base en el uso de los decodificadores, gestos y arrastres en la pantalla táctil. Aunado a esto, su flujo de trabajo permite configurar en cualquier momento qué tipo de canal se quiere visualizar en el fader; esto es, que cada fader puede tomar el rol de una entrada, una salida o un efecto.

Los procesos DEEP de la línea permiten el uso de plug-ins de manera nativa en cada canal de la consola. Los DEEP son emulaciones de los equipos más usados en el mercado, como reverberaciones, ecos, compresores multi banda, compresores y ecualizadores gráficos, entre otros.

El procesamiento disponible en cada canal de entrada es: ganancia análoga y trim digital, pad de -20 dBs, filtros (HPF y LPF), opción a una emulación de un preamplificador de bulbos de dos etapas, dos puntos de insert, compuerta, cinco opciones de compresión, PEQ de cuatro bandas y delay. Por otra parte, el procesamiento disponible en cada canal de salida es: entrada externa con control de ganancia, punto de insert, PEQ de cuatro bandas, cuatro tipos de ecualizador gráfico de un tercio de octava de 28 bandas, cinco tipos de compresión y delay.

En la opinión de Nic Beretta, jefe de marketing de productos de Allen & Heath, “con dLive C Class, el desafío fue hacer que una experiencia de mezcla digital de última generación fuera accesible para personas que no quieren llevar una plataforma muy grande. Para las compañías de renta, C Class es un dispositivo versátil, para aplicaciones desde eventos corporativos hasta festivales regionales. Los templos religiosos, teatros y otros lugares tienen las dimensiones para este tipo de eventos y así, esta gama resulta un sistema de mezcla muy accesible”.

Es de esta manera como el sistema dLive C Class se revela como un equipo  bastante accesible que entra en un segmento de mercado en el que se requieren productos innovadores. Es una solución completa y muy sencilla de usar, además de tener una calidad de audio y prestaciones que benefician al usuario final.  

Allen & Heath dLive C Class, potencia y flexibilidad

·XCVI 160×64 FPGA core, simple rate de 96 kHz

·128 canales de entrada con procesamiento completo

·Arquitectura de 64 bus configurable

·Procesamiento DEEP (potentes plug ins incrustados)

·16 RackExtra de efectos con retornos estéreo dedicados

·128 canales de puertos de red de audio

·Diseño compacto y portátil

·Incluye la superficie montable C1500 de rack de 19 pulgadas

Related Posts