La trayectoria del multi instrumentista y productor Odín Parada en la música ha sido plena y satisfactoria. El punto culminante en su carrera fue su participación como la mitad del dueto Sussie 4, quienes realizaron cuatro álbumes de estudio y llegaron a compartir espacio escénico con nombres como Gus Gus, Daft Punk, Moby, Underworld, Sven Väth, Deep Dish y Thievery Corporation. También destacan sus visitas a festivales internacionales como Vive Latino, Techno Geist, Rock al parque, LAMC y Espárragos.

Orígenes

rec4.4Cumplido el ciclo, Odín ha iniciado una nueva etapa en la que su rol como músico y productor toman protagonismo, en la figura de su centro de grabación y producción REC4, con sede en el municipio de Tlaquepaque, en la capital tapatía. Acompañados de sus tres perros y un gato, tuvimos una conversación con el productor, quien nos narró cómo fue su inicio en la música: “Aprendí a tocar la guitarra a los ocho años. En casa de mis papás había varios instrumentos, entre ellos una batería, debido a que mi hermana quería tocarla, pero nunca le hizo caso, de modo que me apropié de ella. Así empezamos a ensayar unos amigos y yo y así hice mis pininos en el contrabajo, el piano y los sintetizadores y cualquier otra cosa que dejaran en el ensayo. De este modo, pude hacer mis primeros grupos a partir de los catorce años, experimentando continuamente y grabando otras bandas con una pequeña grabadora. Yo vengo de la escuela del post punk setentero, que me fascina; por ejemplo The Clash, que es de mis grupos favoritos. Mi búsqueda empezó por el lado del punk y de ahí me empecé a interesar por el new wave y música de finales de los ochenta. Entregado de lleno, a los 17 años fue cuando armé una banda y le puse el nombre de Sussie 4. Con este grupo estuve dieciocho años girando y haciendo diferentes producciones, teniendo la oportunidad de colaborar con muchísimos artistas y aprendiendo hasta llegar aquí, para desarrollar mi capacidad musical más ampliamente que con sólo una banda.”

Un nuevo rumbo

Odín describe el camino que recorrió para tomar la decisión de establecerse en un lugar fijo como productor: “Siempre he estado del lado de la música. Soy un melómano declarado y un consumidor voraz de música. Con Sussie 4 siempre produjimos nuestros discos y nunca contratamos a un productor. Esto viene desde que yo era muy joven. Recuerdo cuando salieron las primeras grabadoras Tascam de 4 tracks y tuve una; me gustaba grabar a amigos y a mi banda. Ahora, al momento de dejar la banda donde toqué durante casi dos décadas, quise entrarle bien a montar un estudio formal. Necesitaba también un tiempo para descansar de los viajes y del estrés que conlleva el músico de escenario y pasarme a producir. Tenemos dos años con mi estudio REC4 en Guadalajara y ha estado excelente. Hemos contado con la confianza de muchos músicos para poder trabajar en sus proyectos. Es una gran responsabilidad y a la vez estamos muy agradecidos de poder hacerlo”.

Odín describe su proceso de trabajo en el estudio y la forma como maneja los equilibrios entre lo digital y análogo, mezcla particular de equipamiento que decora todo los espacios de REC4: “He tenido la fortuna de grabar blues y jazz y ellos por lo general optan por grabar todo en una sola toma, en vivo. En el aspecto de la tecnología, sólo va a los fierros con los que registramos, pero trato de no utilizar nada e irme por el lado completamente acústico. Cada banda es diferente y el proceso depende del género. Tenemos también la otra dualidad, en la que me ha tocado producir electrónica, house y techno, que es otra faceta completamente diferente. Una regla que aplico en la tecnología es no emplear plug ins generadores de sonido, sintetizadores ni procesadores de baterías. Ahí prefiero hacer el balance con lo orgánico. Muchos utilizan convertidores MIDI, pero yo prefiero la idea romántica y viejita de hacer todo a mano”, menciona.

rec4.3“Admiro mucho las grabaciones de los años setenta y de hecho estamos por adquirir una grabadora de cinta. Tengo una buena combinación de tecnología nueva y vieja en la que encontramos pedales setenteros, chorus y demás. Pero por ejemplo, de lo más nuevo, como mesa de trabajo tenemos una Midas M32 digital, entonces se puede notar que me gusta esa dualidad. Me llaman mucho la atención los procesos en los que había que ensayar perfectamente y sacar las tomas completas, ya que se podía parchar, pero editar una batería como lo hacemos ahora era imposible, entonces trato de emular esos procesos para quienes están grabando actualmente. De alguna manera esto es como un fotógrafo que capta el momento, y si puedes hacerlo más a la antigüita siempre sobresaldrá el lado humano. Aquí estamos trabajando, aprendiendo y estudiando diferentes técnicas de microfoneo para aprovechar los espacios físicos que existen con reverberación natural”, explica Odín.

Clientes célebres y emergentes

El músico habla de los diferentes clientes y proyectos en REC4: “De todos aprendo muchísimo y a cada uno de ellos les estoy muy agradecido, pero de los clientes con los que he trabajado más recientemente y que más conoce la gente es, por ejemplo, Molotov. Hice un “rework” para ellos, en el cual nos quedamos solamente con las voces y a partir de ahí rehicimos todo. También realicé algo para Celso Piña, que está próximo a salir y  produje el nuevo disco de la banda tapatía San Juan Project, un álbum muy ecléctico y del cual me gustó mucho el resultado. A la par he trabajado mucho con bandas emergentes; por ejemplo una banda que promete y que se llama Caxie. Es música electrónica con base en el house, pero que tiene un balance exquisito entre lo orgánico y lo electrónico. Otra de estas bandas nuevas es Apolo, originaria de Chihuahua, que rescata el rock auténtico en una tierra donde creo ya se les había olvidado a qué sonaba ese género. También soy socio de la disquera Favorita Records, en el que licenciamos tracks europeos y nacionales y hacemos compilaciones. Una de ellas es Future Poets E.P. del 2014, además de Favorita Records Vol. 1, y recién editamos Favorita Records  Winter Sessions 1, del cual estamos por lanzar el volumen 2 , ambas de 2015. La mayoría de las cosas las producimos o masterizamos aquí en el estudio. Tenemos diferentes servicios, no sólo producción de bandas. También hemos hecho campañas publicitarias, sonido directos y scores”.

Negocio y competencia

Odín Parada también habla acerca del aspecto del negocio en el mundo de los estudios de grabación: “Cuando estaba por abrir REC4 muchas voces me decían que no era negocio. Pero creo que a final de cuentas esto es como un piano, una guitarra o una canción. La gente contrata más a la persona que está ahí sentada, que al equipo o al recinto, de modo que creo que tu principal competencia eres tú mismo. Tengo un equipo de trabajo de cuatro personas en el estudio, dentro del cual quiero mencionar a Unúm Zúñiga, ingeniero que colabora conmigo desde hace dos años que empezamos con el estudio. Él masteriza y es mi brazo derecho acá”.

“En cuanto a la competencia, soy de la opinión de que para todos sale el sol. Hay géneros que no trabajamos, que no nos gustan y tratamos de no hacerlos, para que el trabajo no deje de ser divertido y ágil. Cada quien tiene su rubro, más que ser competencia. Nos podemos apoyar de diferentes maneras y hacer una buena unidad de gente productora. Los greñudos y tatuados se vienen para acá”, bromea.

Odín también da su punto de vista acerca de las ventajas que le ha dejado la vida creativa estacionaria: “Explotar tus aptitudes musicales con un solo grupo puede hacer que te encasilles en un solo género, mientras que el estudio de grabación te pone a practicar. Por ejemplo, gracias a él he estado redescubriendo y tocando otra vez mucho piano, batería y guitarra, instrumentos que creía conocer muy bien. También en la medida que he trabajado con otros músicos he generado una conexión y reciprocidad con ello y eso es increíble, ya que todos los días aprendo con diferentes métodos de trabajo. Como músico estoy muy satisfecho y contento de poder explotar todo mi conocimiento musical en sus diversas formas y géneros”.

La conversación finaliza con los planes de Odín para regresar a la carretera, ahora en solitario: “Hay fechas colocadas, ya como Odín Parada, próximamente. Actualmente estoy componiendo y al mismo tiempo estamos llevando a cabo la grabación del disco y el montaje del show. Estamos armando minuciosamente estos dos aspectos al mismo tiempo, ya que el disco tiene que quedar muy bien, al igual que la gira. Esto merece un esfuerzo especial de mi parte, después de estos dos años que no he estado activo en el escenario. No me gustaría dar adelantos, para generar la expectativa acerca de lo que estoy haciendo. ¡Solamente estén pendientes!”.   

Equipo REC4 Estudio

Consola Midas M32

RME UFX

rec4RME QUAD MIC

(02) Avalon 737, (02) U5

(02) Universal Audio 710

Preamplificador Focusrite Octopre MKII

Mezcladora Roland KM6B

Microfonía AKG, Audio-Technica, Sennheiser, Shure, MXL

Subkick Yamaha

Delay Roland Space Echo

(02) Alesis Midiverb

Módulo de trabajo Pioneer RMX1000

Efectos Electro Harmonix Holy Grail Reverb, Big Muff Fuzz, Small Tone Phaser, Pulsar Tremolo

Pedal MXR Micro Amp, Noise Gate

(02) Line 6 Delay modeler, Synth modeler, distorsion/drive modeler

Efectos Boss O.D. / Phaser / Distorsion station / Delay Space Echo emulator / E.Q. / Tremolo

Cry baby Jim Dunlp Jimmy Hendrix

Wah Vox, Wah / OD Morley

Korg Volume pedal

Sintetizadores Roland Juno 60, JX3P, TB 505, Boutique JP08, Yamaha CS15, Korg LP380, MS2000B, Kaossilator, MicroKorg

Efectos Korg Kaoss Pad 2, Korg Electribe R1, Korg Electribe

rec4.2Controlador M-Audio Oxegen 6 oct

Fabolous Fred MIDI control

Kawai Organ / Leslie

Fender Rhodes Mark 1

Batería Mapex Meridian Maple Drumshield 6

Platillos Zildjian A Custom (4, 6, 8, 13, 14, 16, 18, 20 y 22 pulgadas)

Timbales LP Matador (13 y 14 pulgadas)

Timbales Toca Pro Series (14 y 15 pulgadas)

Set  de Congas LP Matador Quinto / Conga / Tumbadora

Toys LP Cowbell / Claves / Shaker / Shekere / Pandero

Guitarras Fender Music Master (1963), Grescht (1977), Gibson Firebird (1976), Fender Cyclone (2002), GTR Fender Telecaster American Standar (2003), Taylor (Acústica), Yamaha C80 (Acústica)

Bajos Fender Jazz Bass American Deluxe (1988), Rickenbacker (1976)

Amplificadores de bajo Fender Twin Reverb Amp, Fender Showman (1965), Fender Deville 2 x 12 pulgadas,

Hartke HA3000, Ampeg SVT 4 Pro

Consola Mackie 16 canales

Computadoras Mac (Pro Tools 10, Logic X, Ableton Live)

Related Posts