Una misión le fue encomendada a la compañía Sama Prosound por las autoridades de la escuela preparatoria Daesung en Seúl, Corea: transformar su auditorio principal, de tal forma que éste se pudiera ocupar como salón de usos múltiples a través de un impactante acondicionamiento sonoro, es decir, contar con un sistema de audio de tal versatilidad en su procesamiento y nitidez en su reproducción, que pudiera cubrir los requerimientos tanto de una ceremonia de fin de cursos como un partido de básquetbol.

Así, con el propósito de cumplir este rubro y, además, darle un sello de estilo al foro (que comprende el rectángulo que delimita la cancha de básquetbol, rodeado de gradas), los expertos de la empresa sugirieron la adopción de un sistema de arreglo lineal como eje rector del montaje, reforzado con una mezcla de amplificadores y altavoces, así como la operación de éste mediante un procesador en red. Fue así que se concibió un sistema con equipos de la marca QSC, que tiene como protagonistas a los gabinetes WL2082-i volados sobre el centro del escenario (tres en cada costado) y los subwoofers WL115-sw como complemento.

 
Creados para aplicaciones fijas, dichos equipos de la marca han ganado popularidad gracias a la potencia que logran propagar como resultado del trabajo de sus drivers de baja frecuencia de ocho pulgadas, fabricados con imanes de neodimio, cuya configuración garantiza una propagación auditiva uniforme, perfecta para diseños de audio en conferencias o conciertos acústicos. Para las altas frecuencias, los dispositivos cuentan con drivers también de neodimio, instalados en un domo de titanio, con una configuración que prácticamente elimina el uso de equipo para side o center fill.

Los dispositivos de QSC también la modalidad de predicción para ubicar, de manera adecuada, el montaje de rigging si éste es necesario. En este auditorio, por ejemplo, se reforzó el patrón de dispersión del sistema con el acomodo de los gabinetes AcousticDesign AD-S82 (en cada costado), que brindan un rango de difusión de 60 a 90 grados. Además se añadió un acoplamiento de altavoces con las cajas ISA 750, ISA150 e ISA280.

Cada elemento incluido en la cadena de audio (desde las entradas para los micrófonos hasta las salidas de los altavoces), se controla con un dispositivo de red digital DSP32ua vía Ethernet, y es administrado con el protocolo QSControl.net en tiempo real. Sus herramientas de operación intuitivas permiten el acceso y edición de las escenas creadas para los altavoces, amplificadores y subwoofers, lo que simplifica la labor de programar los diferentes eventos en el lugar.

Carl Park, gerente del departamento de ingenieros de la consultora, estimó que la elección de los equipos de QSC se basó en los atributos de optimización, compatibilidad y estabilidad de sonido inherentes a estos. “El sonido es de tal claridad que es difícil comparar éste con el sistema que había. Este cambio per se, ha llenado la agenda de actividades en este espacio. Todos quieren ser programados con alguna presentación y probar el nuevo sistema de audio”.

 

Related Posts