No es serio este cementerio. Combatientes del ska, Panteón Rococó es un ensamble musical dedicado a producir mensajes divertidos, pero con explosivas cargas ideológicas. Zapatistas de primera generación, este colectivo ha sub-comandado el inconsciente nacional y se ha vuelto referente en la cuadrícula bicolor. El éxito internacional del grupo se debe a una valiosa combinación: dar voz a los que no la tienen y votar democráticamente cada paso de su carrera.

Skapulario bailador. Con motivo de su cumpleaños veinte, el santuario ofreció hace unos meses un conciertazo en la Arena CDMX, acompañados de figuras ayer-hoy-y-siempre, como Óscar Chávez, Rubén Albarrán, Toño Lira, María Barracuda o Denise Gutiérrez. El festejo encantado se guardó para la eternidad en XX Años (Sony, 2016), un DVD/CD producido por Enzo Villaparedes (Desorden Público) y Raúl Garduño (Juan Gabriel); mismo que recién cobró vida, para deleite de los mortales.

Con la intención de saber más acerca de cómo se registró esta fiesta en el Más Allá, nos reunimos en asamblea con Felipe Bustamante (teclados), Leonel González (guitarra), el Dr. Shenka (voz), Paco Barajas (trombón) y Misael (saxofón), quienes compartieron su experiencia en el infra mundo.

Continua leyendo el artículo completo aquí:

Related Posts