IMG_1698

El cantante religioso Jesús Adrián Romero se presentó en el Teatro al Aire Libre del Parque Tabasco ante una multitud fervorosa en medio de un  ambiente festivo y Meyer Sound estuvo ahí para estrenar en México su nuevo sistema LYON: “una caja de formato grande, aunque ligera (pesa apenas 88 kilos), si se toma en cuenta su potencia”, de acuerdo con el personal de la firma que estuvo presente en el concierto.

Útiles acompañamientos

Erick Tapia, del departamento de ventas de Meyer Sound México, habla sobre esta experiencia y el nuevo sistema sonoro LYON en México por primera vez. “Venimos a Tabasco a acompañar a uno de nuestros clientes, Rubén Compañ, de la empresa PA Profesional, debido a que recién adquirió este nuevo equipo, el cual forma parte de la familia LEO. Se trata de una nueva generación de arreglos lineales, pero nos referimos a sistemas cuya señal es reproducida fielmente a altos niveles de potencia, manteniendo sus características de respuesta de frecuencia y fase; algo que no se había logrado antes con ningún otro producto en el mercado”.

Con más de treinta años de trabajo, Meyer Sound siempre ha mostrado interés por diseñar nuevos productos y por alcanzar la mejor calidad de sonido posible, además de innovar e investigar. El plan de la empresa es entregar a la audiencia una experiencia única. Según John Meyer (fundador de la empresa), la única diferencia de percepción que debe existir entre una persona que está en primera fila durante un concierto y otra que se encuentra hasta el fondo del recinto, es que la primera tiene cerca a sus artistas, pero ambos espectadores deben escuchar exactamente lo mismo. Así, los diseños de la firma se preocupan por proveer de la misma experiencia auditiva a la audiencia en general, independientemente del área en la que determinada persona se encuentre.

Desde el backstage

Con este fundamento como soporte es posible imaginarse el desempeño de un equipo como LYON. Rubén Compañ Cadena, director general de PA Producciones Artísticas (proveeduría de audio), Real Led (renta y venta de equipos de LEDs) y Estructuras Modernas (construcción de estructuras de aluminio para espectáculos), es quien habla del equipo con el cual contó Jesús Adrián para llevar a cabo su espectáculo: “trajimos un soporte de veinte metros de boca por doce de altura con catorce metros de fondo, construido por nosotros. Por otro lado, tenemos doce pantallas de LEDs en el centro del escenario y dos laterales. Traemos igualmente el sistema nuevo de Meyer Sound, el LYON; veinticuatro cajas totales (12 por lado), con el nuevo subwoofer, el 1100LFC. Además, contamos con consolas Yamaha PM5D en sala y monitores. Toda la microfonía es Sennheiser y Shure. Para los músicos, trajimos in ears Shure (PCM 900) y para piso los nuevos monitores de Meyer Sound (MJF210 y MJF212). El outfill igualmente es Meyer Sound, el M2D. Para esta ocasión no necesitamos delays porque el tiro del equipo es suficientemente fuerte”.

Respecto al teatro del Parque Tabasco, Rubén Compañ cuenta que su empresa con frecuencia trabaja ahí. “Hemos hecho desde Luis Miguel y Ricky Martin hasta Shakira”. La historia de Rubén dentro de la industria del espectáculo arrancó en 1989, “con un sistema pequeño, para después cambiar a Meyer Sound. Compramos el MILO, el M2D. Y desde entonces hasta ahora, que nos hicimos del LYON, puedo decir que estoy a gusto con la marca porque tiene renombre, prestigio, y esto se lo ha ganado ofreciendo seguridad a sus clientes. Meyer Sound es profesional, innova constantemente. Hablando específicamente de LYON, es un equipo fuera de serie, muy poderoso, con muchas prestaciones. Pero no sólo éste cuenta con estas características; los anteriores también. Finalmente, se trata sistemas muy bien aceptados en toda clase de riders que, a la larga, se mantienen como nuevos, en perfecto estado”.

¿Qué tan complicado es para una compañía del sur del país abrirse campo en un competido mercado, qué tan duro es hacerse de un equipo de primera línea como LYON? El director de PA Producciones Artísticas responde: “En el sur hay compañías que vienen creciendo, haciendo lo suyo. Yo me inicié trabajando para el Teatro del Estado durante varios años y de ahí me profesionalicé en el negocio del espectáculo. Hay muchas marcas, pequeñas, medianas y grandes, acá en Tabasco; sin embargo, mi empresa está enfocada en trabajar, en demostrar que labora con gusto, en innovar, en ofrecer lo mejor del equipo para mantener el nivel que tenemos desde hace años. Personalmente no me preocupa tanto lo que hagan otras compañías; me interesa hacer lo mío. Es complicado hablar de precios respecto a la competencia, porque algunas compañías ofrecen tarifas económicas y, bueno, yo a veces no puedo dar esa clase de precios por el equipo con el que cuento y por la calidad de gente que trabaja conmigo”.

La relación entre Rubén y Meyer Sound empezó alrededor del año 2000, cuando el primero estaba a punto de comprar equipo; “empezaban a salir los sistemas lineales, entonces nosotros buscamos opciones, fuimos a las fábricas más prestigiadas y dada la forma en que trabaja Meyer Sound, salimos convencidos de hacer negocio con ellos”. Es curioso que los primeros MILO que llegaron a México fueron comprados por Rubén Compañ y que esa tendencia, la de ir a la vanguardia, se mantuviese constante, pues su empresa igualmente actuó como pionera al hacerse de los primeros subwoofers 1100LFC y los monitores MJF210. Ahora, es la primera firma mexicana que cuenta con LYON. “De este sistema me sorprenden sus prestaciones y su capacidad de respuesta. Para el show de Jesús Adrián Romero, francamente los ingenieros están operando muy a gusto. Hay confianza”.

Desde sala

“Yo me siento en mi avión y los llevo adonde tengamos que ir. En eso consiste mi  trabajo”. Así define su labor como encargado del sonido de sala Abdo Sabag, quien tiene 16 años operando con Jesús Adrián, aunque su currículo es mucho más robusto, pues cuenta con treinta años trabajando profesionalmente como ingeniero de sonido. Su espectro sonoro abarca desde música tropical hasta rock, es decir, manipula perillas lo mismo para Lupillo Rivera que para Jesse & Joy. Para el concierto en Tabasco, Abdo usó una Yamaha PM5D digital de 48 canales. “Me gusta” advierte el ingeniero, “es un estándar a nivel Latinoamérica; para muchas compañías es la mesa que más se les facilita proveer”.

En cuanto a las características acústicas del foro sureño y las diferencias que existen entre una prueba de sonido y un concierto en forma, Abdo Sabag explica que “hay rebote, algo de resonancia, pero sé por experiencia que en el sound:check regularmente no se toca con el nivel de adrenalina que se tiene por la noche, durante el concierto. Es importante la prueba de sonido en mi trabajo, porque tengo que localizar frecuencias entre secuencias, percusiones y guitarras y hacerle su espacio a cada cosa”.

“Casi siempre el volumen sube una vez que hay público y entonces el sonido se amarra”, continúa Abdo. “Entonces yo ecualizo los puntos donde no haya claridad. Por ejemplo, si el bajista le está dando flojo en la prueba de sonido es casi un hecho que en el concierto se va a amarrar. Es divertido ver a los músicos ponerse nerviosos, notar cómo pocas personas en el público descubren los errores –como cuando falla alguna secuencia- y es importante no perder de vista que uno es el responsable de arreglar esos detalles. Quizá lo más difícil de ecualizar en la música de Jesús es eso precisamente, que hay muchas secuencias y demasiados arreglos en vivo. O sea, uno debe estar pendiente de que estos puntos no choquen; por ejemplo, cuando la guitara acústica está haciendo cierta figura y ésta se confunde con lo que están haciendo los platillos (ambos instrumentos cuentan con armónicos similares)”.

El ingeniero sonoro continúa hablando de su pasión como alquimista sónico y de su relación con Meyer Sound: “en la consola nadie me molesta, estoy manejando mi jumbo y no tengo quejas de parte de los músicos ni de nadie, en parte porque me apoyo de compañías como Meyer Sound, quienes vienen a auxiliarme en cuanto a ingeniería de sistemas. Me gusta cuando el equipo está en orden y la gente se nota complacida. Me gusta formar parte de un equipo, ayudar a construir la música”. Respecto al sistema LYON, Abdo es categórico: “verdaderamente me sorprendió su definición. Este sistema tiene bastante presión, es más nítido y además potente. Ya había escuchado hablar de él, sé que es el primero que viene a México. Lo estoy probando antes que nadie y esto me tiene muy complacido. Me ha gustado y claro que lo pondría en mi rider a futuro”.

IMG_1699Por otra parte, Óscar Barrientos, encargado de soporte técnico, cursos, capacitaciones, asesorías y apoyo al departamento de diseño para México y Latinoamérica de Meyer Sound, sintetiza finalmente las bondades de LYON: “esta caja tiene los beneficios de los nuevos diseños en cuanto a componentes y amplificación. El equipo se presentó en Ámsterdam y nosotros lo vimos en acción por vez primera en San Francisco. Entonces notamos que era una caja muy potente, con buen comportamiento en cuanto a niveles de presión sonora y con buena uniformidad en la cobertura; sin embargo, se trata de una caja muy pequeña. Hablando de peso y tamaño, bueno, no hay precedentes”.

Óscar explica que el sistema se cuelga de modo amigable. El herraje tiene guías para enlazar las cajas para que ninguna mano trabaje de manera equivocada o peligrosa. Tiene ángulos pre asignados y esto hace fácil el montaje y desmontaje. En cuanto al material, es durable, tiene mayor capacidad para soportar uso rudo. Hablando de la optimización, “hay presets de fábrica que permiten que al cargarlos el sistema ya esté casi a punto, así que sabemos que cualquier operador estará a gusto. Es importante hablar del factor de cresta”, prosigue Óscar; “porque el sistema está respondiendo con una mezcla que tiene bastante de él, lo que quiere decir que tiene sus niveles RMS en algún punto y puede tener picos bastante altos, de más de 15 o 20 decibeles, y el sistema los presentará bien para los escuchas. Es un equipo que tiene un comportamiento lineal sorprendente y que está rompiendo paradigmas en cuanto al nivel de presión sonora al que se puede llegar”.

Por último, es Erick Tapia quien cierra al enlazar costos y beneficios en un párrafo: “Meyer Sound cuenta con una tecnología que justifica los precios. El servicio y soporte técnico post venta han sido avalados por los clientes, es un plus que tienen nuestros productos. Meyer Sound cuenta con soporte técnico y, además, una capacitación en cuanto al modo de aprovechar las herramientas que proveemos. Somos una de las pocas compañías siempre preocupadas por la capacitación del personal técnico. Cuando vendemos un sistema a  nuestros clientes, la operación incluye capacitación”.

Related Posts