La nueva ganadora de los premios Plasa 2015 de Londres, gracias a su innovación tecnológica en los ámbitos de iluminación y sonido, pone en alto el nombre de Elation: Platinum FLX es una luminaria de patente pendiente y con un diseño que mecánicamente oscila en una modalidad tres en uno (wash, spot y beam), que trabaja con una lámpara de última serie Philips, MSD Platinum, con 470 watts de potencia más ochenta CRI (Color Rendering Index).


Fotometríaluminaria

La temperatura de color que la lámpara de Platinum FLX alcanza, supera los niveles típicos de calidez lumínica e incluso de las luminarias incandescentes, con un nivel de 7,800 K. A esto último puede adicionársele la potencia de brillo que esta luminaria entrega con un total de 23 mil lumens, un brillo comparable a las luminarias de 1,200 watts. Respecto a los angulares de acercamiento en cada uno de sus modos, Platinum FLX alcanza un rango de 1.8 a 18 grados en su modalidad beam (10 a 20 metros aproximadamente), de 2.9 a 25 grados en su modalidad spot (10 a 20 metros), y de seis a 42 grados en su modalidad de efecto wash/frost.

Color

En cuanto a la mezcla de colores, la luminaria ofrece una gama CYM más corrección lineal CTO de color y además ofrece colores dicroicos, incluyendo UV y CTB. Sus ocho gobos estáticos rotables e intercambiables más seis efectos de gobo estáticos, seis lineales y ocho prismas rotables con animación bidireccional, efectos estroboscópicos y atenuadores electrónicos, hacen de FLX una herramienta también dinámica en cuanto a efectos especiales. Una de las características más destacables de FLX es que la saturación del color en sus modalidades wash y spot sufren una mínima pérdida de potencia, siendo que si se requiere que la FLX mantenga el baño o enfoque en algún objetivo mientras existe movimiento lumínico ajeno, ésta no disminuirá su intensidad. Específicamente y en un orden del uno al diez, la rueda de matices incluye rojo, azul, verde, amarillo, magenta, naranja, azul claro, CTO, CTB, y UV.

Control y conectividad

Platinum FLX puede ser controlada vía DMX, así como vía RDM (Remote Device Management), con la particularidad de soporte remoto KingNET y ArtNET. Cuenta con conexiones DMX, Ethernet RJ45 y PowerCON. Su pantalla LCD full color con seis botones táctiles y reversible a 180 grados, ayuda a operar y configurar las funciones de la luminaria de una forma directa e intuitiva. El máximo consumo de energía de FLX alcanza los 740 watts e incluye una fuente de alimentación universal (100-240v).


Especificaciones físicas

Las medidas de esta luminaria son de 46.5 centímetros de largo por 53 centímetros de ancho y una altura vertical de 76 centímetros. El peso de Platinum FLX es de 34 kilogramos. En términos de instalación, la luz no cuenta con pinzas de agarre, pero pueden conseguirse como accesorio extra; sin embargo, su superficie plana cuenta con adaptadores para montarse en casi cualquier sistema. Su capacidad flexible otorga comodidad de movimiento aunque la luminaria se halle en posiciones invertidas o descomunales.

luminaria2El diseñador de iluminación, Nook Schonfeld fue uno de los primeros en usar, anticipadamente a su premiación, la Platinum FLX para el reciente festival de música, KABOO, en Del Mar, California. La luminaria fue utilizada en distintas partes del escenario, tanto en las partes superiores como en las inferiores y en las estructuras laterales, usando su modalidad wash para obtener baños diagonales. “Con esta luz, realmente me pareció sencillo ir de un haz luminoso tan delgado como un lápiz hasta uno grueso y de gran longitud”, afirma el diseñador al respecto del sistema óptico individual de la FLX, mismo que puede hacer cambios de modalidad proyectiva en la velocidad de una captura”.

“También, cuando se tuvo que hacer uso de la mezcla de colores realmente me llevé una sorpresa. Pude mezclar un rojo o un verde primario sin perder fuerza en la salida del haz luminoso, como me pasa en otras ocasiones. Tuve una canción donde encima del rojo de la FLX tuve que poner un blanco intenso de otra luminaria y enseguida pensé que los blancos harían una mezcla indeseada con los rojos; sin embargo, no fue así. La FLX siempre mantuvo su saturación”.