¿Quién habría imaginado que hace dos décadas esta pequeña caja encontraría su camino de entrada en casi cada lugar de conciertos, estudios y kits de viaje de músicos profesionales? Radial JDI es hoy por hoy un básico para los ingenieros de audio y un estándar en la industria como la caja directa pasiva más fina en el planeta.

¿Cómo empezó todo?

“Todo comenzó en 1981, cuando estaba trabajando en una tienda de música en Edmonton, Alberta, Canadá”, recuerda el presidente de Radial, Peter Janis; “el técnico de servicio de la tienda, quien además resultó ser uno de los mejores bajistas en la ciudad, no solamente podía reparar cualquier cosa, sino que también era extremadamente musical. Recuerdo que un día ordenó un transformador Jensen y cuando este llegó, ¡fue como si él hubiera revelado el amuleto dorado de la ciudad perdida de Atlantis! Unos días después, llegó a la tienda con su caja directa hecha de forma artesanal y exclamó que finalmente había podido escuchar su bajo exactamente de la forma en que los dioses lo habían concebido. Escuché lo que él había escuchado e inmediatamente me convertí en fan de los transformadores. Avanzando un poco rápido en la historia una docena de años después, Radial Engineering Ltd estaba fabricando cables y snakes bajo diseño para varias empresas de renta, cuando nos dimos cuenta de que muchos de ellos estaban fabricando sus propias cajas directas de sus sobrantes de aluminio o con cajas de acero. Estos colegas entendieron el beneficio de utilizar transformadores de alto desempeño, pero no podían comprar una solución lista para usarse. La JDI nació en 1996, fue rediseñada en 2001 y optimizada durante los años consecuentes”.

Continua leyendo el artículo completo aquí: 

Related Posts