Plancha llena. Durante un fin de semana, más de cien mil adolescentes de todas las edades (algunos acompañados por cónyuge y niños), se dieron cita para corear a los artistas del momento y a otros grupos más, ídolos de siempre. Uno a uno, desfilaron por el Zócalo capitalino: Carla Morrison, María Daniela, Amandititita, Fobia, La Lupita y El Gran Silencio durante la Semana de las Juventudes, además de otros 25 artistas del sonido que deleitaron a chicos y grandes con un espíritu que nunca envejece: el de la música.

Tardes de color. Un festival de estas características sólo pudo realizarse con la supervisión de empresas serias, y fue Productora de Espectáculos y Eventos Especiales (Prees) la compañía ganadora de la licitación a la que convocó el Instituto de la Juventud, para afianzar los puntos finos de cada reunión.

“Llevamos semanas planeando”

Joven de corazón. Durante la Semana de las Juventudes, el ingeniero Luis René Cárdenas fungió como production manager, al frente de un escuadrón de expertos: “Tuvimos veinte personas trabajando en el backstage, la barricada, el escenario y los motores. Todos hicieron una labor maravillosa”, indicó Luis René; “como jefe de audio vino Gustavo Bautista, quien estuvo a cargo de ocho ingenieros experimentados, y en iluminación vino un crew de ocho técnicos, comandado por Carlos Rosanoff, director de Prees”.

Continua leyendo el artículo completo aquí: 

Related Posts