Plancha llena. Durante un fin de semana, más de cien mil adolescentes de todas las edades (algunos acompañados por cónyuge y niños), se dieron cita para corear a los artistas del momento y a otros grupos más, ídolos de siempre. Uno a uno, desfilaron por el Zócalo capitalino: Carla Morrison, María Daniela, Amandititita, Fobia, La Lupita y El Gran Silencio durante la Semana de las Juventudes, además de otros 25 artistas del sonido que deleitaron a chicos y grandes con un espíritu que nunca envejece: el de la música.

Tardes de color. Un festival de estas características sólo pudo realizarse con la supervisión de empresas serias, y fue Productora de Espectáculos y Eventos Especiales (Prees) la compañía ganadora de la licitación a la que convocó el Instituto de la Juventud, para afianzar los puntos finos de cada reunión.

“Llevamos semanas planeando”

Joven de corazón. Durante la Semana de las Juventudes, el ingeniero Luis René Cárdenas fungió como production manager, al frente de un escuadrón de expertos: “Tuvimos veinte personas trabajando en el backstage, la barricada, el escenario y los motores. Todos hicieron una labor maravillosa”, indicó Luis René; “como jefe de audio vino Gustavo Bautista, quien estuvo a cargo de ocho ingenieros experimentados, y en iluminación vino un crew de ocho técnicos, comandado por Carlos Rosanoff, director de Prees”.

Propuesta ingeniosa. “Hicimos muy eficiente el proceso”. Luis René resaltó: “en el escenario pusimos una sobre tarima circular de once metros de diámetro con un doble propósito, para que mientras un grupo tocara al frente, el círculo giratorio permitiera que la siguiente banda hiciera su set in atrás”. ¿Cómo funciona? “Es un sistema mecánico con un motor eléctrico y un elevador, que puede girar hacia la derecha o la izquierda”; Luis René matiza: “el escenario no pesa porque en el diámetro tiene una estructura con patas y ruedas sobre el que se distribuye su peso y el motor le hace girar desde el centro”.

Video para todos

“Usamos sesenta metros cuadrados de pantalla en un diseño con pantallas laterales y circuito cerrado, en unos listones, para que llevara un músico en cada uno”, revela el production manager; “utilizamos un switcher matricial que permitió enviar la señal que deseábamos a cualquiera de las pantallas. Pudimos hacer que los grupos jugaran con una señal de la cámara en la pantalla central, mientras en las laterales veíamos texturas o anuncios”. Profundiza: “las pantallas sobre el escenario eran de siete milímetros; las de los costados eran tres listones con pantallas a seis milímetros. Los delays tenían pantallas de diez milímetros”.

Sonido de gente grande

“Trajimos dos consolas para sala: una Avid Venue S6L y otra Venue D-Show. Para hacer el audio nos basamos en los input lists de Fobia y Carla Morrison, que fueron los más grandes”, muestra Gustavo Bautista Pérez, jefe de audio del festival; “luego hicimos un resumen general para cubrir a los demás grupos”.

Ayuda de expertos. “En el audio nos respaldó Vari Internacional, que envió al ingeniero Juan Ramón Oliva para apoyarnos con la nueva consola Venue S6L; en monitores aplicamos dos mezcladoras Venue SC48, con expansión a 32 salidas. Así pudimos tener el evento corriendo y a tiempo”.

Céntrico

“Como main del PA, armamos un sistema lineal con doce unidades por lado de L-Acoustics V-DOSC, reforzado por 24 subwoofers SB-28”, continúa Juan Ramón; “mientras que en downfill usamos tres por lado de dV-DOSC. En outfill también montamos los dV-DOSC (seis por lado), y para las torres de delay aplicamos 36 altavoces KARA”.

“Sonorizamos frontfill con altavoces AudioFocus FR-X 15a”; señala Gustavo: “igualmente, tuvimos dispuestos doce cajas Ares 8 en sidefill de escenario; como sistema del monitoreo de piso usamos 14 altavoces M-15A. Como consolas de monitores llevamos dos Avid Venue SC48 y resolvimos la conexión con dos snakes multipin que nos permitieron agilizar los cambios. Para quienes trajeron sus propias consolas (como la DiGiCo SD10 con Carla Morrison), lo solucionamos con un tercer servicio de splitter que nos permitió su integración al sistema y hacer menos movimientos de cableado”.

Con cuatro stage managers. “Esto nos pareció lo indicado, ya que uno hacía el previo al recibir a la banda, y el siguiente operó una cara del escenario. Los otros dos hacían lo mismo, pero en el otro frente del escenario”, acredita: “tuvimos a Liz Barragán, que es una jefa de escenario joven, pero con experiencia y también vino Óscar Montiel, apoyado por Marco Ramírez (que trabajó mucho tiempo como production manager en el Plaza Condesa) y Germán Arroyo ‘El Buitre’, que lleva años con Camila y las Víctimas del Dr. Cerebro”.

“Esta estructura es de un tamaño inusual”

Liz Barragán es una jefa de escenario mexicana que está llamando la atención de los productores de espectáculos. “El trabajo empezó hace dos semanas, no solamente de la estructura, sino de la logística de las bandas, sobre todo por la seguridad; fue un gran reto, pues el sábado y el domingo tuvimos trece bandas por día. Iniciamos con la revisión de cada rider para conocer los requerimientos de back line de cada grupo y evitar sorpresas de última hora”.

Pisos y personales. “Trajimos doce monitores de piso AudioFocus CM-15a”, versa Liz con razón; “el CM-15a es un monitor pequeño y poderoso, bastante eficiente por su relación costo-beneficio, tamaño, el poco espacio que ocupa y la visualización arriba del escenario; es bastante compacto y con buena respuesta de frecuencia, clara y nítida. No genera problemas de feedback, por producir frecuencias complicadas”, bendijo; “su sonido es muy plano y el gabinete tiene un ángulo de dispersión variable; además, mediante cuatro tornillos y sin herramienta, pudimos cambiar el dispersor (de 80 por 60 grados), según el grupo que tuvimos. Por otro lado, los drumfills estuvieron compuestos por dos cajas acústicas Ares 8 y un subwoofer AudioFocus B18a”.

Tarima lista. “En cuestión de in-ears, hubo tres alternativas: sistemas Shure PSM 900; un rack de sistemas Sennheiser ew 300-2 IEM G3 y la nueva línea de esta marca: la EK 2000”, finaliza Liz Barragán.

“La idea: que todos se vayan con una buena experiencia”

Detrás del monumental escenario encontramos a Carlos Rosanoff, director de Prees e iluminador en jefe de la firma comisionada para hacer las delicias de la muchachada. El ex baterista de Los Amantes de Lola conversa sobre su empresa. “En Productora de Espectáculos y Eventos Especiales tenemos servicios de renta de escenarios, backline, iluminación y audio profesional con equipo L-Acoustics. Todas nuestras consolas son Avid Venue y ahora trajimos de Bélgica la marca AudioFocus”.

Con el Instituto de la Juventud. “El proyecto de la Semana de las Juventudes comenzó con la licitación y el desarrollo del proyecto técnico; luego el reto fue que tuvimos 31 bandas en tres días, a las que dimos un servicio integral”.

“Entramos al Zócalo desde las diez de la noche del domingo y comenzamos con el montaje del soporte”. Carlos libera de la duda: “trajimos una estructura de escenario Total Structures de 24 metros de boca por 18 de fondo, con un sistema de volado para PA principal y otro para las pantallas”, expuso; “tuvimos 160 metros de valla, cuatrocientos de barricada y un FOH de tres pisos que nos permitió operar audio, iluminación y video, e instalar los seguidores y la cámara”.

Iluminación generosa. “Uno de los retos fue llenar la boca del escenario con una disposición que nos permitiera versatilidad”, asegura Carlos; “el diseño se hizo con el software MA 3D y se le envió a los iluminadores, a través del Instituto de la Juventud, para recibir su visto bueno”.

Para el tablado. “Incluimos las Vari-Lite VL3500 y otras 3015 Spot, más unos beam híbridos de Conic Lighting Designs: los AS300”, visualiza Carlos; “colocamos 24 ROBE ROBIN 300 LEDWash junto a unas Conic SQW 36 y ocho mini brutos de cuatro celdas, más otros ocho mini brutos, pero de ocho celdas. Hubo también doce pares de LED Conic (que son una maravilla) y en sala operamos cuatro seguidores Conic AF500, que nos sorprendieron desde que los usamos con CD9 en la Arena Ciudad de México, pues son muy compactos y poderosos. Hubo una gran distancia entre FOH y la boca del escenario, pero tuvimos el apoyo de Conic; vino el diseñador Édgar Granados para darnos soporte técnico”.

“La consola de iluminación principal fue una MA Lighting grandMA2 full-size”, relató; “pero usamos una Lite y un command wing de respaldo. El cableado lo hicimos con una red que opera vía Art-Net. Por ejemplo, el día que vino Tiffy trajo su consola ChamSys y para nosotros fue más fácil hacer el cambio vía Art-Net que hacerlo en DMX físico. En los controles de las redes y la operación estuvo Ángel Beltrán, que nos apoyó muy bien, porque además de ser artista, es un técnico conocedor de la consola MA”.

A bailar, tesoritos. Los jóvenes son patrimonio de la nación: idealistas o emprendedores, todos estudian, trabajan y bailan de corazón. Alejándose de prejuicios, entonan cantos sobre un mejor futuro: el suyo.

Audio

(01) Procesador Dolby Lake LP8D8

Consola de sala       

(01) Venue S6L, (01) Venue D Show

PA

(24) L-Acoustics V-DOSC, (24) Subwoofers L-Acoustics SB-28, (12) L-Acoustics dV-DOSC (Outfill), (06) L-Acoustics dV-DOSC (Downfill), (06) AudioFocus FR-X 15a (Frontfill), (36) L-Acoustics KARA (Delay)

Consola de Monitores

(02) Venue SC48 con expansión a 32 salidas

Sidefill

(12) AudioFocus Ares 8(04) Ares 8 (Drumfill), (02) AudioFocus B18 subwoofers

Monitores

(14) Altavoces AudioFocus CM-15a

Monitores personales

(12) Shure PSM 900 in-ear monitors, (12) Shure SL 425 audífonos

(08) Sennheiser ew 300-2 IEM G3, (08) Sennheiser EK 2000

Microfonía

(08) Kits Shure, Sennheiser, Beyerdynamic, AKG

(08) Sistemas inalámbricos Shure UHF-R

(04) Sistemas Inalámbricos Beyerdynamic TG 1000

Bases de micrófono

(200) König & Meyer / On-Stage Stands

Iluminación

(01) Consola grandMA2 full-size

(24) Luminarias Robe ROBIN 300 LEDWash

(24) Luminarias Conic EBS 300, (20) Conic EB 200

(18) Estrobos Martin Professional Atomic 3000

(16) Luminarias Vari-Lite VL3015 Spot, (16) Vari-Lite VL3500 Wash

(16) Luminarias Conic SQW 36, (12) Conic 120 L-Leko, (04) Seguidores Conic AF500

(08) Mole Fay 8 Cell, (08) Mole Fay 4 Cell

(02) Antari HZ-500 Haze Machine, (01) Antari F-5D Fazer

Detrás del instrumental

Charpenell Backline. Baterista desde los ocho años, Alejandro Charpenell gozó del éxito al lado de la banda de grunge Guillotina, pero su interés por los instrumentos no se limitó a tambores y platillos. “Empecé por adquirir equipo pensando: ‘compro esto y luego lo vendo’; hasta que en algún momento, decidí empezar a rentar”. Precisó: “la compañía cumplió 20 años de estar rentando; fuimos creciendo hasta tener más cosas en bodega que en casa, y entonces algunos clientes muy grandes voltearon a vernos para hacer festivales o solistas. Este fue el quinto año que hicimos la Semana de las Juventudes. Normalmente trabajamos con baterías Yamaha o DW; en esta ocasión manejamos cuatro sets para que las que usaran las bandas que encabezan el cartel no se movieran, ni existieran problemas cuando llegaran”.

Related Posts