Las condiciones actuales de grabación en estudio han cambiado sin duda alguna y los ingenieros sonoros se encuentran a la caza de equipos que los provean de la calidad necesaria a precios accesibles. Por mucho tiempo, Universal Audio ha medido el pulso de estas necesidades y como una firma reconocida en la industria se dio a la tarea de crear un equipo que combinara el diseño análogo con un efectivo sistema de plug-ins propio de la marca, dando como resultado una fina y elegante interfaz de audio con procesamiento Realtime UAD, tanto para plataformas Mac como para PC. Les presentamos a Apollo.

Bill Putnam Jr, fundador de Universal Audio, ha definido a su reciente interfaz como la culminación de una década de desarrollo analógico y digital en su compañía. Con Apollo se ha hecho todo lo posible por entregar el sonido y flujo de trabajo de los equipos análogos pero sumando las ventajas del ambiente digital, incluyendo la tecnología Thunderbolt de Intel de siguiente generación, permitiendo así una alta respuesta en la transferencia de datos.

 
Sus componentes
Uno de los elementos más destacables de Apollo son sus preamplificadores de micrófono de alta calidad, al igual que sus convertidores, creados para entregar la más baja distorsión armónica total (THD, por sus siglas en inglés), así como el más alto rango dinámico en su clase. Sus drivers Core Audio y ASIO aseguran la compatibilidad con las más importantes estaciones de trabajo digitales, como Pro Tools, Logic Pro, Cubase, Live y más. Mejor aún, la aplicación Console y el plug-in Console Recall (VST/AU/RTAS), brindan control de todas las interfaces y ajustes de plug-ins en sesiones individuales de las estaciones de trabajo, incluso meses y años después de realizadas.

Pero Apollo tiene más. La diferencia entre ella y otras interfaces se da gracias a su procesamiento onboard, permitiendo la grabación a través de la función UAD-2 Powered Plug-Ins, de manera que el usuario puede monitorear el audio rápidamente usando un amplio rango de plug-ins de emulación de equipo análogo, como Ampex, Lexicon, Manley, Neve, Roland, SSL, Studer y más. De esta forma, el carácter sonoro de Apollo y distintas opciones tonales son virtualmente ilimitadas. El procesamiento está disponible en Duo o Quad Core.

Veamos un ejemplo. ¿Se quieren utilizar compresores 1176 múltiples en las entradas de la batería o grabar voces a través de un ecualizador clásico Neve 1073 o incluso trackear a la banda entera con una grabadora de cinta Studer A800 en tiempo real? No hay problema. Con el procesamiento Realtime UAD, las alternativas sonoras de Apollo son virtualmente infinitas. Mejor aún, esta modalidad también está disponible durante la mezcla y la masterización, de forma que el productor y los músicos pueden emplear estos plug-ins en todo el proceso creativo.

Como ya se mencionó, Apollo ofrece compatibilidad con la reciente tecnología Thunderbolt, que se encuentra en las recientes computadoras iMac, MacBook Pro y MacBook Air. Disponible vía una tarjeta instalable, Thunderbolt ofrece una latencia muy baja y desempeño mejorado en frecuencia de sampleo, lo que hace posible una nueva clase de productos que mejoran los flujos de trabajo de producción musical y por lo tanto creatividad. Y gracias a que esta tecnología ofrece mucho más ancho de banda, los usuarios pueden conectar numerosos dispositivos en serie con Apollo, incluyendo discos duros, procesadores y monitores de computadora adicionales, todo con rapidez y un adecuado rendimiento.

En una acertada combinación para ofrecer una amplia gama de opciones sonoras, Apollo incorpora numerosas alternativas de equipos análogos clásicos de Universal Audio e incluye controles físicos en el panel frontal para las funciones más comunes, incluyendo perillas de nivel de preamplificación y monitoreo, selección de canales, mic pad y low cut, alimentación fantasma e incluso salidas duales de audífono con controles de nivel independiente. Además, entradas Smart Hi-Z detectan cuando hay conexión de guitarras o bajos y automáticamente existe un monitoreo de hardware y software.

En cuanto a la conectividad, la interfaz incluye cuatro preamplificadores de micrófono controlados digitalmente, ocho entradas y salidas de línea balanceadas, salidas de monitor análogo digitalmente controlados, ocho canales de ADAT, dos canales S/PDIF, entradas y salidas de word clock, FireWire 800 (estándar) y una bahía de expansión Thunderbolt. Todo esto contribuye a que Apollo esté en camino a convertirse en una pieza central para el estudio de grabación de hoy.

Sónicamente, las entradas de micrófono y salidas de monitoreo de Apollo son digitalmente controladas para no perder resolución de audio cuando se ajusta la ganancia. Sus medidores de alta resolución y contraste están derivados de la legendaria interfaz 2192 de Universal Audio y por otro lado se encuentra también la operación standalone, lo que significa que las conexiones del equipo pueden usarse como la última vez que fueron ajustados, incluso sin una computadora conectada.

Por último, y además de lo mencionado anteriormente, Apollo cuenta con puertos Dual FireWire 800 e incluye los plug- ins Analog Classics, que incluyen el nivelador LA-2A Classic, el amplificador limitador 1176LN y el ecualizador Pultec EQP-1A. Se encuentra disponible en formatos de procesamiento Duo Core y Quad Core, con dos o cuatro procesadores Analog Devices Sharc, respectivamente. Como la cereza del pastel, Apollo integra numerosos detalles de diseño que hacen posible la entrega de un flujo de trabajo más rápido y natural y por lo tanto brinda resultados notables para cualquier grabación.

En un tiempo que los estudios de grabación pueden verse reducidos en tamaño, Apollo ofrece todo el sonido que una banda y su productor pueden desear, sin limitar su creatividad y con una calidad sobresaliente.

   

Related Posts