6.-IndiosDesde Rosario. Luego de un primer disco arrollador, elogios de la prensa, triunfos en el Vive Latino, mudanzas y alabanzas de la vieja guardia rockera, Indios vinieron a los estudios de Sony México para grabar el segundo capítulo de su fabulosa historia.

“Todo parte del criterio”

Mano austral. “Nos juntamos y armamos maquetas revival con sonidos reales. Samplers que sacamos de estudios de grabación, porque siempre que llegamos a grabar, nos llevamos unas muestras”, revela Patricio Sánchez Almeyra (guitarra); “para armar maquetas de baterías y después grabamos guitarras sin equipo, sólo usando emulación digital con AmpliTube”, plantea el guitarrista; “lo mismo con el bajo y en la etapa de demo, lo único que grabamos con micrófono son voces y guitarras acústicas” .

3.-IndiosLlegando a Sony. “Ese es un punto que estamos descubriendo ahora”, muestra Patricio; “porque el primer disco no lo grabamos en un estudio grande, sino que fue algo bastante casero: solamente hicimos las baterías en estudio y cuando grabamos en la casa de Juaco (Joaquín Vitola, voz), fue cada instrumento por separado. Esta vez, lo que experimentamos con la nueva grabación fue tocar todos juntos (batería, bajo, guitarras, teclados) y seleccionar lo que queda de eso”, ilustra; “sobre todo, tratar de dejar la batería y el bajo, pero si quedan las guitarras también, pero ir todos juntos y si algo está muy mal, regrabarlo”, explica; “el espíritu del nuevo disco será que, por lo menos lo fundamental (lo que hace más a la esencia de banda de rock), esté grabado en vivo. Después se hicieron los overdubs más finos y algunos arreglos posteriores”.

Guitarrazos nativos. “Pensamos que algunos de los efectos estarán disparados desde los pedales y algunos otros los dejamos para post producción”, considera el guitarrista; “depende de qué pedales: si el chorus está muy bueno, puede grabarse una guitarra con chorus desde el gabinete Fender; la distorsión sale de un Hot Rod Deville de bulbos; lo más fiel que pueda quedar”.

La interacción con teclados, un sello de Indios. “Todos opinamos, no desde la parte técnica porque no sabemos tocar sintetizadores ni ecualizarlos, pero sí desde una parte auditiva para generar algo. Si la guitarra está tocando acordes no ocupamos la misma frecuencia, sino que vaya por otro lado y que cada instrumento tenga un sonido que lo diferencie del otro”, reconoce finalmente Patricio Sánchez; “somos un grupo donde nos metemos en el lugar del otro, participamos en la composición y la instrumentación de los temas”.

2.-Indios“Nos gusta participar”

Composición colectiva. “En el primer disco sucedió que yo componía las canciones en casa con la guitarra, las llevaba a la sala de ensayo, Joaquín las cantaba, el grupo las instrumentaba y les terminábamos de dar forma”, describe Nicolás de Sanctis (guitarra); “en este segundo disco, la composición estuvo más repartida. Hicimos las canciones para ver nuevas formas de componer, de salir de lo tradicional y experimentar; juntos, tocando en la sala”, el autor continúa; “así que hay varios temas del nuevo disco que han surgido de esa manera y ahora tratamos de mezclar las dos cosas”.

Tribu a dos guitarras. “Creo que el tema de arreglar es que uno nunca termina de aprender, así como tampoco termina de aprender cómo se compone una canción: siempre hay cosas nuevas para descubrir”, Nico explica; “lo que nosotros tratamos de hacer en este disco es que cada instrumento cumpla una función definida, que se diferencie del resto y a la vez, se ensamble bien. Es decir: que las dos guitarras no hagan el mismo acorde en la misma posición. Si una guitarra tira un acorde largo, que la otra no haga lo mismo y se separe, o que cuando uno escucha (y eso tienen las bandas que nos gustan), sabes qué está haciendo cada instrumento y a la vez, todo eso convive bien”, admite por último; “es un desafío interesante y otra parte de las muchas que tiene la música. Una es la composición; otra, es cómo tocar; cómo cantar, ensamblar y le damos mucha importancia, porque como se ensamblan los instrumentos, se hace al estilo de una banda”.

Cantar desde el fin del mundo

Los últimos tres años. “Lo que pasó, fue el lanzamiento de nuestro primer disco, que grabamos en Rosario, Argentina (la ciudad de donde somos) y con base en esto, un montón de cosas”, valora Joaquín Vitola; “ese reconocimiento, esa exposición que se empezó a tener, en conjunto con una mudanza importante que hizo la banda a Buenos Aires, por una cuestión de desafío interno que teníamos, para empezar a experimentar con nuevos terrenos y el haber venido a México, ya también el año pasado. Esta es la segunda vez”, sonríe.

Por suerte. “Las canciones que hace Nico ya traen armada la letra, los acentos con la métrica y todo”, resume el vocalista; “cuando hacemos las canciones juntos, sale de una manera más natural, lo pide el ritmo del tema y la palabra. Cuando uno elige una palabra que suena bien y que es interesante, indefectiblemente tiene su acento y Nico intenta ponerla de manera que la métrica ayude a ese acento”, matiza; “pero después somos libres en ese sentido: nos permitimos jugar un poco; hasta gramaticalmente”.

En principio. “Ensayamos, cantamos en la sala con Nico y Pato. Es como un equipo de arreglo vocal y cada uno aporta ideas para que salga la canción más bella”, estima la voz principal; ”pero algunos temas sí los maqueteamos. Tenemos nuestros equipamientos que nos ayudan a que el tema esté pista por pista, porque uno empieza a escuchar distinto que en la sala de ensayo (donde uno está en primera persona). Eso lo hacemos bastante: grabar y buscar la intencionalidad, la interpretación y después, los arreglos salen en la sala”, contrasta; “nos gusta que el coro no sea obvio, sino que vaya por otro lado y hasta que la métrica cambie; que esté en un lugar donde, más que un coro, sea un instrumento. O también, corear esa melodía, pero sin estar en el mismo patrón, sino irlo cambiando y que las melodías se entrecrucen”.

INDIOS

La voz, sin maquillar. “Siempre es en una toma directa y nos vamos a otra cosa, pero los coros sí los doblamos (por lo menos en el primer disco) y ahora estamos en pleno proceso de experimentación. Somos nuevos en el estudio, nos gusta mucho, disfrutamos en Sony México y estamos muy agradecidos de estar acá: realmente es una experiencia y todo un placer”, Joaquín Vitola suspira antes de concluir; “ojalá pudiéramos estar un año más aquí, porque somos bichos de estudio y nos damos cuenta de que nuestro máximo placer, es hacer música”.

…y cuando algunos pensaban que el pop-rock argentino estaba derrotado, los Indios atacaron.

De fábula.   indiosde

Indios, rescatando ritmos

Joaquín Vitola: Voz

Patricio Sánchez Almeyra: Guitarra

Nicolás de Sanctis: Guitarra

Agustín Majdalani: Teclados

Guillermo Montironi: Bajo

Mauricio Cedaro: Batería

“Nuestro debut fue masterizado por Andrés Mayo. La verdad es que nos metemos bastante en la mezcla. Nos gusta opinar, participar. De hecho, el primer disco lo mezclamos nosotros, con la colaboración del ingeniero Franco Mascotti”.

Nicolás de Sanctis.

Related Posts