Para quienes no los conocen, Hocico es una banda de género electro dark de la Ciudad de México, formada por Erk Aicrag (Erick García) en la voz y Racso Agroyam (Óscar Mayorga), en los sintetizadores. Su música ha traspasado fronteras; son muy populares en países de la Unión Europea, principalmente en Alemania y a la fecha, cuentan con más de veinte producciones.

Una visión mexicana de la realidad

En esta ocasión, conversamos con Racso en su estudio en la capital mexicana, donde explica el inicio de su trayectoria: “En mi casa se escuchaba mucha música de grupos hippies; desde los cuatro años prefería poner un disco de vinilo que jugar con la avalancha y más adelante la música de los Beatles me hacía viajar y me dedicaba a escuchar muchos discos. Comencé a componer desde la secundaria y además de estudiar siempre busqué dar algo más; cuando vi un concierto de Skinny Puppy decidí que debía formar una banda y dedicarme a hacer música; tenía que hacer algo oscuro, macabro. Me encantaba la idea de componer con un teclado, así que compré un Portasound de Yamaha y empecé a hacer mis primeras producciones; cada noche componía, ni siquiera sabía si era sólo un teclado o un sintetizador, sino que tenía mucha hambre de componer y el instinto personal de hacer música. Tardamos dos años en comprar más equipo porque hubo en esa época una fuerte devaluación en México, pero con ayuda y dinero prestado, ese teclado evolucionó a un Casio, con el cual encontré la distorsión como un recurso. Ese primer proyecto era únicamente yo con mi teclado y le llamé Niñera degenerada.

Continua leyendo el artículo completo aquí: 

Related Posts