enFrançois Deffarges es director del departamento de investigación y desarrollo de la compañía fabricante de cajas acústicas Nexo desde el año 2000. Con estudios en Grabación y Reproducción de Audio en la Ecole Louis Lumière de París, este profesional del refuerzo sonoro ha cosechado una fructífera carrera en las áreas señaladas, tanto, que la patente de la tecnología de fuente Onda Hiperboloide, integrante de los sistemas sonoros de la marca, lleva su nombre, junto al de Eric Vincenot.

La música le ha acompañado desde que era un niño. Nació en Francia, pero creció en Brasil, donde se empapó de toda la riqueza sonora que ofrece ese país. Fue tanta su pasión, que ahí decidió que dedicaría su vida a trabajar en algún sector relacionado con el arte musical.

Durante una visita a nuestro país para conversar con diferentes ingenieros de audio acerca del sistema sonoro STM (Scale Through Modularity), lanzamiento reciente de la marca, pudimos charlar, además de su carrera, de los procesos a través de los cuales ha desarrollado nuevas propuestas que están teniendo gran éxito en todo el mundo,  como parte de una nueva generación de sistemas de arreglo lineal modular. Las siglas STM involucran de manera directa la filosofía de diseño y aplicación del sistema, algo así como “Escala a través de la modularidad”. 

“La idea del sistema es poder crecer el equipo a diferentes aplicaciones, desde un evento pequeño hasta aplicaciones en estadios muy grandes, todo a través del manejo modular de cuatro gabinetes o cajas independientes”, explica François. “La historia de STM empieza en 2009, en un momento donde debíamos pensar en diseñar un nuevo sistema de alto nivel, después de la tecnología GEO, que tuvo mucho éxito durante siete u ocho años. Pasamos aproximadamente un año y medio discutiendo, encontrando empresas grandes en Inglaterra y Estados Unidos, para obtener información, no de lo que debería ser el producto sino lo que debería hacer el producto”.

Para el director del departamento de investigación y desarrollo de Nexo, la discusión fue interesante en el sentido de analizar cuál es el mercado, cuáles son sus problemas y cómo la firma podía dar solución a estos. “Tenemos dos empresas asociadas, una en Estados Unidos y otra en Inglaterra, que son los territorios con la más grande influencia, y las respuestas siempre fueron las mismas: los sistemas actuales son muy grandes. Durante el verano, cuando el equipo está afuera, está bien, pero en el invierno permanece en las bodegas, porque no hay eventos lo suficientemente grandes que requieran su utilización”.

P1150497“Entonces, una empresa de renta necesita cuatro equipos diferentes para sonorizar salas pequeñas, un poco más grandes, los recintos mayores y los estadios más grandes. El sistema Alpha era un producto que se podía apilar por lado y también se podía colgar; digamos que tenía una flexibilidad y una capacidad para adaptarse a la situación mucho mejor que los arreglos lineales que llegaron después. Este fue el peso del concepto del STM”.

“La oferta hoy es única, hay muchos sistemas de alto nivel y pensamos que sería algo bueno volver al diseño modular. La historia de la sonorización siempre fue así: primero fueron sistemas modulares, en la década de 1970; luego cambiaron a sistemas compactos en la década de 1980. En el 2000 llegó el Alpha y en 2010, una segunda generación de ellos. Claro, los altavoces son mejores, los sistemas de colgado son mejores, pero el concepto de la caja en lo que hace en términos de campo de aplicación es el mismo desde hace una década”, señala François Deffarges.

¿Cuál fue el reto en el diseño del STM?

“El desafío fue hacer un sistema que pueda emplearse en un estadio, pero que también puede hacer salas más pequeñas. Está diseñado para las necesidades que requieren los eventos corporativos, o para usarse en salas donde no se puede colgar. Los objetivos eran desde una sala de 800 localidades hasta los estadios, y fue por eso que decidimos hacer una especie de Lego de cuatro elementos: altavoces Main, Bass, un subwoofer y un omni. Con una combinación de estos cuatro pedacitos se pueden cubrir todas estas aplicaciones. Se pueden hacer side-fills en palcos y usarse como sistema principal en un estadio. Este fue el concepto, que es nuevo en la modularidad. Han sido tres años para traer el producto, del cual ocupamos año y medio adaptándolo de acuerdo a las necesidades del mercado”.

Los altavoces que conforman la serie STM son: M46 o Main, B112 o Bass, S118 o Sub, M28 u Omni. Todas las cajas tienen en común sus medidas (575 milímetros de ancho y 730 milímetros de profundidad) y altura en múltiplos (700, 350 y 233 milímetros). Es análogo al sistema Alpha de Nexo y poseen un sistema especial de rigging (Piston LockTM y REDLockTM), pensado para hacer montajes rápidos y fáciles, además de estar pensado para que sea manejado por una sola persona. Cabe mencionar que cada uno de los gabinetes que conforman el sistema poseen innovaciones tecnológicas nuevas en el mercado, por lo que no representan un equipo anterior escalado a dimensiones mayores.

¿Cuál es la diferencia entre los sistemas sonoros de antaño con los actuales?

“Soy un hombre afortunado, comencé a trabajar en este campo en 1986, en una época cuando se popularizó el CD, lo cual implicó un nivel de exigencia por parte del público muy fuerte, porque las personas en su casa escuchaban un sonido mejor, así que cuando llegaban al show procuraban tener el mismo tipo de emociones. No sé si decir que tenemos suerte o no, pero podemos comparar la industria de la grabación con la industria del audio, y hay una cosa muy diferente, y puedo decir que es la misma diferencia para los artistas que para los ingenieros de sonido: los shows en vivo son eventos que ocurren sólo en un momento, y al momento en que termina todos se van. Es muy difícil recordar cómo era el sonido treinta años atrás. Lo único que podemos recordar son las emociones que nos ha desatado la experiencia de vivir la música en vivo”. Ese es el motivo principal para que François hay desarrollado un sistema como STM de Nexo, que está en vías de posicionarse entre los ingenieros de audio en vivo más reconocidos del orbe, en eventos de todo tipo y tamaño.

Redacción: Natalia Cano

Related Posts