Colour-Sound-Creamfields-Avicii-South-Stage-cre242200181La compañía mexicana Too Motions surgió por la inquietud de sus fundadores por llenar ese gran hueco que aún existe en nuestra industria del entretenimiento: el horizonte automatizado. Para sus directivos, resulta poco creíble que sigamos operando los escenarios de forma manual.

A la vanguardia. Lo que hace a esta empresa destacar en el ramo de los escenarios es que cuenta con novedosos sistemas de automatización, obra de la conocida marca inglesa Kinesys; un adelanto que a través de un reciente convenio entre británicos y mexicanos amparan las actividades de Too Motions. Certificado en el mundo entero, estos mecanismos ya fueron adoptados por las producciones en gira de monstruos en el escenario como U2, Metallica, Radiohead y Cirque Du Soleil.

Únicos en el mercado latinoamericano. Por ser Too Motions la primera empresa en ofrecer esta novedosa tecnología, buscamos la manera de reunirnos con los artífices de la buena noticia.

 

Doble sentido

Miles de horas/show. Con 25 años en el campo de la iluminación, Gustavo Jiménez Alvarado, director general de Too Motions, lo mismo abarcó operaciones de audio, que armó entarimados plegables. Incansable, hizo su propia empresa de efectos especiales y gracias a su éxito, más se tarde se asoció para lanzar una compañía proveedora de rigging.

Por la buena fortuna. “Conocíamos a un par de empresas que se dedicaban a los equipos de velocidad variable para la creación de diferentes efectos escénicos”, recuerda Gustavo al inicio de la entrevista; “sin embargo, no cumplían con las expectativas que nosotros estábamos buscando”. 

De gran clase. “Conocí a Mark De Gruyter (gerente de ventas de Kinesys para Latinoamérica) en un viaje sin saber quién era”, cuenta la historia; “hasta que me dio su tarjeta. Y ahí empezó una fructífera relación”.

 

Primero, investigar

“Kinesys no es sólo una compañía que vende motores de velocidad variable”, comenta Gustavo; “sino que, el proyecto que se decida, ellos lo automatizan: abrir una puerta, subir una pantalla en 45 segundos y que después se parta en dos. Lo que quieras, lo hace Kinesys”.

A las oficinas en Inglaterra. “Nos hicieron una demostración y de ahí salió el amor por estos equipos”, sonríe el director de Too Motions, “nos convencimos de que son sumamente fiables”. El adelanto de Kinesys es que desarrolló un equipo especializado para coordinar movimientos y así crear nuevos tipos de escenografía. En el panorama nacional, las empresas del espectáculo aplican la llamada tecnología de carga para hacer escenas, pero la ventaja del sistema británico fue que desde un principio se planeó para hacer movimientos con nuevas ventajas.

Más allá de subir motores o cargar altavoces. “Son equipos de automatización en los que en algún momento puedes disparar el video y todo corre en una misma línea de tiempo”. Gustavo va a fondo: “todavía en México, algunos conciertos los marca el baterista y las luces no entran en el momento justo”.

Algunos siguen sincronizándose con el iluminador o el coreógrafo. “En realidad, los grandes shows se disparan con una secuencia y ella hace todo”, ilustra el veterano; “dispara luces, video, pirotecnia y automatización. Eso es lo que le estamos ofreciendo a las producciones”.

Vector-Gallery-Image-1

 

Software Vector: exactamente

“Funciona a través de un plano cartesiano. Es la manera más fácil”. Gustavo Jiménez revela: “es sumamente sencillo: nos da velocidad, aceleración, distancia, desaceleración y peso en el mismo software”.

Es posible utilizar winches, trolleys, drives1 y motores de velocidad variable. “Lo que quieras. No es necesario tener el software de los trolleys y aparte los demás; hay compañías que para hacer un movimiento, usan cuatro operadores. Así se elevan costos y capacitación y sigue sin ser automatizado. Depende de que la gente pueda disparar a tiempo”.

 

¿Por qué preocuparse? “Somos la única empresa en México que utiliza dinamómetros (instrumentos para medir fuerzas) y así medimos las cargas”, sorprende el director de Too Motions; “existe tanta ignorancia en ese sentido, que cuando le preguntas a una compañía de video cuánto pesa alguna pantalla que estén montando no saben exactamente la cantidad”.

Del cómo, a la realidad. “Hay mucha distancia”, aclara severo; “porque se puede sacar un cálculo que diga lo que pesan los módulos, pero, ¿los cables, el bumper, la carga dinámica, motor y trusses no cuentan? Por supuesto que sí”.

Todo integrado en un mismo software. “Esto es una de las grandes ventajas que vemos en Kinesys: es tan escalable como se desee; se puede empezar con un motor y expandirse todo a partir de ahí”.

 

Dinamómetros, inalámbricos o alertas

“Todo se puede revisar desde casa. Es un gran aspecto que contemplamos: el tema de la seguridad”, respira profundo Gustavo; “saber exactamente cuánto estamos cargando, en carga estática y dinámica, a la hora de los movimientos”.

Sumamente sofisticado. “Es cierto que la adquisición de estos equipos requiere una alta inversión porque se trata del tipo de cambio de la libra esterlina, pero nuestros planes son expandirnos y ya están por llegar nuevos sistemas”.

Presentarán un escenario inteligente. “Tendrá puertas abatibles y plataformas en las orillas capaces de cargar hasta dos toneladas o subir a la altura que se quiera; todo será configurable, con base en las estructuras que existen en el mercado”.

Posicionada como la primera empresa de automatización. “México no tiene un lugar destacado aún en estas áreas porque no invierte en tecnología”. Gustavo Jiménez hace un balance final: “Por eso tuvimos que recurrir a otros países, para buscar nuevas tecnologías y traerlas a la gente creativa. Estamos para atenderlos”, invita cordialmente.

El arte en movimiento lo agradece.