El gran éxito de la gira Purpose World a lo largo de 2016 puso en claro que Justin Bieber ha retomado su paso triunfal. La combinación de pasión con refinamiento y un pensamiento más reflexivo dio lugar a éxitos como “Life Is Worth Living” y el tour, realizado en su inicio por 87 ciudades de los Estados Unidos y Europa, finalmente dejó atrás al ídolo Bieber adolescente y abrió paso a un nuevo cantante, más maduro y capaz de reflejar en su música las experiencias de la vida: las buenas, pero también las malas.

En Monterrey, el inicio

Esa misma dosis de emotividad fue exhibida el pasado febrero, cuando el cantante canadiense inició el segundo año de su gira en el Estadio BBVA Bancomer en la capital regiomontana, que se vio completamente abarrotado para recibir al poderoso y evocador diseño de iluminación de Corey FitsGerald, que acentuó la actuación de la superestrella, creando una atmósfera que impregnó el entorno vespertino del trecinto y del que formaron parte 88 cabezas móviles CHAUVET Professional Maverick MK2 Wash, provistas por la compañía regiomontana Serpro Producciones.

“Nos sentimos muy complacidos de haber proporcionado la iluminación para este concierto”, menciona Renato Betancourt, director general de Serpro. “Recientemente invertimos en la adquisición de las luces Maverick MK2 Wash porque buscábamos un equipo que pudiera proporcionar la brillantez y reproducción de color necesarias para las grandes producciones y que además tuviera la versatilidad para funcionar con una amplia gama de aplicaciones y estilos musicales”.

Continua leyendo el artículo completo aquí: