Suéter grande, rosa con gris. Había una vez un lejano reino en el que no existían las hermanas Kardashian, ni Justin Bieber, ni Kayne West, ni los papis del reggaeton. Este lugar mágico se llama La Década de los Ochenta y actualmente es añorado por todos como el último paraíso del placer, el buen gusto y románticos bailes en pareja.

dirtydancing-12Pantalón pescador y tines. Basada en la película de 1987 que protagonizara Patrick Swayze y Jennifer Grey, Dirty Dancing se convirtió en una exitosa comedia musical. Estrenada en Australia con arrolladoras cifras (200 mil espectadores en seis meses), repuesta en Canadá, los Estados Unidos, Inglaterra y Alemania, subió telón hace algunas semanas en la CDMX. Aquel día, la nostalgia encontró pareja: las emociones sedujeron y las pieles se acariciaron por primera vez.

Flequitubo anuncia sold-out. Aclamada por la crítica y favorecida por el aplauso del respetable, la adaptación se presenta de miércoles a domingo, frente a un rebosante Gran Teatro Moliere, demostrando finalmente que ni Sidney está tan lejos de Polanco ni treinta años son muchos.

“Bailan, cantan y actúan”

Experto de tablas y candilejas, Carlos González Pérez es un técnico microfonista que en la última década ha vivido la revolución de los nuevos sistemas inalámbricos.

“Tengo mucho tiempo haciendo teatro musical como encargado de la microfonía y también haciendo consola de sala”; Carlos vuelve en el tiempo: “fue en el musical de Vaselina, con Julissa y Benny Ibarra, que empecé a usar micrófonos de mano Shure. Teníamos un sistema híbrido de inalámbricos más micrófonos de mano Shure, así que el cambio hacia esta marca no fue complicado ni molesto y a partir de hacer otros shows, algunas conferencias, eventos empresariales y distintas cosas ocupándolos fue de dónde partí y desde ahí los he utilizado bastante”.

Constancia. “He trabajado con la marca durante algunos años y me gusta su sistema”, plantea Carlos; “es muy confiable, estable y despuédirtydancing-45s de ajustarlo bien y hacer un buen escaneo, pocas veces me he encontrado con algún problema de intermodulación, dependiendo de la posición; en la obra hay personajes que tienen dos bodypacks y a veces generan problemas de intermodulación, pero creo que fue por la cercanía que había entre los packs”. 

Baile seguro

“En Dirty Dancing aplicamos el sistema Shure Axient para hacer una lectura más exacta del ancho de banda en la radio frecuencia”, Carlos hace memoria; “estamos trabajando entre 470-638 Hz y Axient nos da mucha estabilidad en el manejo que hicimos de las frecuencias y su escaneo”, documenta; “los modelos que he ocupado, prácticamente son UR y me gustan bastante. Además, aquí tenemos otros micrófonos: el modelo UR-1 y los mini bodypack, por la estética que requiere el show”.

Moda europea. “El diseñador de audio que trabajó con nosotros es un ingeniero italiano que cuidó mucho de la estética. Se llama Armando Vertullo y nos pidió que todos los actores llevaran minipacks”, continúa Carlos González; “pero no fue posible y quedamos en cuatro. Dos de ellos, para los personajes principales (Ximena Nava, Baby y Diego de Tovar, Johnny). Los minipacks son bastante cómodos para trabajar y de este sistema, no he escuchado ninguna mala opinión, ni he tenido alguna mala experiencia con ellos”, admite; “porque son muy estables”.

El Pirata Anaya, un proveedor serio. “Federico Anaya es alguien con quien me encanta trabajar y con sus sistemas también; porque tiene muy buen soporte en cada aspecto”, valora; “Federico El Pirata es una excelente persona y alguien que siempre está al pendiente de todo. Increíble”.

1-dirty-dancing-crewArtistas inalámbricos

“Son 25 los actores que tenemos usando estos micrófonos”, Carlos se muestra seguro; “hay mucho esfuerzo físico, porque este musical es de mucho baile. Tenemos tres cantantes muy buenos y además, los ensambles corales, porque son tres números con el elenco completo haciendo un coro y todos trabajando muy bien”.

Para llevarlos al baile. “Estamos usando los bodypacks de Shure y hasta ahora no nos han dado problemas ni se descomponen con el esfuerzo de tanto movimiento”, Carlos relata; “porque los bailarines se tiran al piso, ruedan, cargan a las bailarinas y una cantidad de cosas que muchas veces pueden hacer que el cable se jale, pero en todo el tiempo de ensayo y lo que llevamos de temporada, solamente un par de veces me he encontrado con un conector dañado y fue con el mismo actor”, nos muestra; “porque tiene ciertos movimientos que lo provocaron. Sin embargo, la pieza se reemplazó fácilmente”.

Resistencia en los bodypacks

“En algunos musicales hay coreografías, pero en éste, realmente el baile es el enfoque”, manifiesta el microfonista; “aquí fue donde comprobé la rigidez con la que el bodypack puede aguantar las caídas y los giros. Es muy bueno contar con un desempeño tan fuerte, porque estamos hablando de siete funciones a la semana, más todo lo que hicimos en los ensayos y el esfuerzo del equipo”, invita; “estoy contento de trabajar con ellos y quedan totalmente recomendados”.

Los actores de menor desplazamiento físico utilizan pastillas Countryman E6. “Y los que más bailan, tienen las B3: la más gruesa de Countryman”, estima; “algunos equipos tienen un conector normal, que es sólo de clic y otros, el conector con rosca. Los actores que usan este conector son los que más bailan, brincan, saltan y se tiran al suelo”, detalla; “usan estos conectores por su resistencia y la seguridad que debemos tener de que, a medio show no generae un problema al operador”.

3-carlos-glez-perez-microfonistaRefacciones de emergencia. “Tenemos tres pastillas modelo E6; otras tres B3 y dos bodypack”, considera Carlos; “así nos es más cómodo poder cambiarlas; es fácil hacer un parcheo rápido o en dado caso, remplazar el bodypack”, agrega finalmente; “algunas pastillas spare aplican el mismo conector de rosca y otras son simplemente de clic para poderlas adaptar rápidamente”.

Se apagan las luces. La memoria se enciende. La gente baila en su imaginación, como en aquél entonces. Las parejas otoñales se toman de la mano y las jóvenes, se ilusionan por los días idos. Al final, el ayer recibe una ovación de pie. Dirty Dancing: como para volver a enamorarse.

En palabras del coordinador de produccióndirtydancing-21

“Tenemos un equipo grande: un PA L-Acoustics muy decente, con frontfill de Electro Voice y UPMs Meyer Sound, más los subwoofers SB-28 al frente del escenario; con los que hacemos que la gente vibre. Instalamos unos delays en la parte de atrás, para que llegue la señal al mismo tiempo. Esto nos ayuda a que el sonido sea envolvente y el público escuche lo mismo que está viendo, al momento en que están hablando y que la música suene al instante en que se está bailando”.

Diego Flores, coordinador de producción, Dirty Dancing

“La verdad es que un musical sin micrófonos no funcionaría. Hoy en día, por el tipo de inmuebles tan grandes que tenemos y que no están metódicamente pensados en acústica, obviamente necesitamos de sistemas de microfonía más especializados y Shure tiene excelentes equipos. Aquí manejamos tres tipos de micrófonos inalámbricos (contando los de mano) y las pastillas que usamos son Countryman”.

Rodolfo Parada, ingeniero de sala

Related Posts