De padres oaxaqueños, Diego López nació en Los Ángeles, California, y a lo largo de 17 años ha repartido su proceso de formación profesional entre México y los Estados Unidos. Actualmente es ingeniero residente en Veneto West Studio, propiedad del experimentado ingeniero y productor Ronan Chris Murphy, en cuyos créditos se pueden nombrar a Tony Levin, Pat Mastelotto, Robert Fripp y Chucho Valdés, entre otros. Como profesional del audio y de la producción, Diego ha engrosado su propia lista de créditos y clientes, entre los que se pueden nombrar a José Manuel Aguilera (La Barranca), Jay Terrien (Rihanna, Moby, Kanye West), Richard Belgard (Blue Man Group) y Kin Bullard (Elton John, Kelly Clarkson, Nine Inch Nails). Además ha dirigido dos documentales sobre arte zapoteco y actualmente es docente del programa educativo Recording Boot Camp, que enseña el oficio de la grabación y producción musical.

Educación

Diego narra cómo fue su desarrollo: “Estudié música clásica en Bellas Artes, en Oaxaca, lo que expandió mis conocimientos de melodía, armonía y tiempo, cosas complejas para mí en ese momento. Mi objetivo como músico fue ser autosuficiente y tener el conocimiento para poder hacer música propia y producir mis grabaciones. Debido a esto, me decidí a estudiar producción e ingeniería de audio en la Ciudad de México, con la finalidad de involucrarme en varios proyectos y ocuparme de todos los aspectos de la producción”.

 Continua leyendo el artículo completo aquí: 

Related Posts