Mateo Lafontaine es el cerebro del grupo electrónico industrial Década 2, que inició sus actividades en 1985, justo después del terremoto de septiembre en la Ciudad de México, cuando se unió a Carlos García para dar salida a sus intereses musicales. Mateo había sido parte del dueto de pop-cabaret María Bonita con su hermano Mario, mientras que Carlos había estado involucrado con Glissando, grupo experimental emergente y posteriormente con Silueta Pálida, dueto tecnopop que editó un disco de manera independiente al que Mateo se unió como cantante y que se transformaría en Volti. Con estos antecedentes, el dueto inició poco después el proyecto Década Hoy con otros colegas músicos, pero las diferencias musicales los llevaron por distintos caminos y fue entonces que Mateo y Carlos decidieron cambiar el nombre a Década 2, con la idea de hacer una música electrónica poderosa y provocativa con influencias de agrupaciones como D.A.F. y Front 242.

decada2Sensibilidad electrónica

Desde aquel entonces, Década 2 se ha consolidado como una importante fuerza musical dentro de la escena electrónica mexicana y no fue sino hasta este 2016 que, para acabar con la espera de sus seguidores, quienes habían esperado un disco oficial durante treinta años, vieron hechos sus sueños realidad con “Década 2 The Vox Vol. 1”, que incluye material grabado entre 1985 y 1989. En charla con Mateo Lafontaine, el músico habla de algunos aspectos técnicos del material incluido en este disco canción por canción, mismos que decada2.4representan la primera etapa del grupo:

“Trimvirato: Fue nuestra primera aproximación a una música electrónica sinfónica con influencias de Laibach; técnicamente es algo limitada, ya que la hicimos con un sampler Mirage Ensonic que tenía una resolución limitadísima de 8 beat. Eso me dio el impulso para samplear cosas sinfónicas y comencé a robarme a Stravinsky, Stockhausen, Mahler y Penderecki; de hecho hay un solo que está hecho de Penderecki”.

“La Voz de Década 2: Es un tema compuesto después del terremoto, creado con tecnología análoga y digital. Lo grabamos en el patio de Carlos Alvarado. Hice algunas copias en casete y se las regalé a mis amigos, quienes lo empezaron a copiar y volver a copiar, se volvió algo horrendo en sonido. La tocaban en el bar El 9 y la gente la empezaba a bailar”.

“9: 50: Fue grabada en la misma sesión en casa de Carlos. Aquí usamos tecnología cien por ciento analógica, además de un secuenciador Roland System 100 y la voz de Aymara, la hija de Carlos, lo que ayudó a popularizarla”.

“Alfabeto: Es también una de las primeras piezas de Década 2, mitad analógica y mitad digital. Aquí hicimos uso de la caja de ritmos Roland TR 707”.

“Somos responsables: Un claro ejemplo de mis sampleos orquestales, donde aparece el “Pájaro de fuego” de Stravisky. Esas cosas me las robaba. ¡Qué horror!, ¡Qué pena!.

“Waiting for the Noise: Fue la primera vez que incorporé Sintesis FM, la línea Yamaha DX, complejísimo de programar pero que daba sonidos absolutamente novedosos y que nos ponía técnicamente a la par con lo que se hacía en Europa.

“Corpus in Pecata” Aquí es donde utilicé una Roland TB-303 y el sampler fue muy relevante para obtener el sonído sinfónico de Penderecki.

“Música electrónica: Está considerado como el himno de Década 2. Involucra samplers MIDI e instrumentos análogos. En la rola más conocida del grupo.

“Alfabeto: (Versión oficial). Gracias a la nueva tecnología hicimos esta nueva versión que incluye los sintetizadores FM, samplers y la caja de ritmos analógica TR 808.

“La Internazionale: Fue nuestra pieza para iniciar los conciertos. Es un track muy duro e industrial que desemboca en el Himno de la Internacional Socialista. Es muy sinfónica, muy orquestal, con sonidos brutales de los sintetizadores.decada2.5

“Psycho Dance: Es uno de nuestros primeros intentos de hacer algo más bailable, donde aparece la caja de ritmos TR 909, considerada por muchos la madre del tecno.

“Praga: Estuvo influenciada por mi primer viaje a Europa, que me cambió la vida. Aquí hacemos uso exhaustivo de la TB 303 para dar paso a una pieza dance, nostálgica y fría.decada2.3

“Tirando muros: Este disco inicia con el terremoto de la Ciudad de México y cierra con la caída del Muro de Berlín. Usamos la punta de la tecnología de entonces, creando un track muy emotivo.

Tres décadas después, el sueño de Década 2 se ha materializado para dejar testimonio de que la música electrónica en México está más viva que nunca y que si bien hace algunos ayeres era todo un logro registrarlo en un álbum, para quienes han tenido la tenacidad necesaria, la espera está rindiendo sus frutos, ojalá que por muchos mañanas más.

Related Posts