Audio en vivo, sí. Producción de proyectos musicales en estudio, sí. Trabajo en banda sonora para películas, sí. Ganar premios Grammy, sí. Activista en pro del uso de la música y el arte como medio para promover una conciencia social, también. David Bottrill ha hecho de todo, o casi de todo, en torno a la mayor de sus pasiones: la música. Agradecen su trabajo bandas como Smashing Pumpkins y Rush, al igual que cintas como “La última tentación de Cristo”, de Martin Scorsese, pero la lista de participaciones es larguísima y casi todos son músicos haciendo giras mundiales, llevando a miles de personas a estadios, auditorios, arenas y plazas… Largos años de experiencia.

Un camino fuerte desde el principio

Todo esto, evidentemente tuvo un principio, afortunadamente muy temprano en la vida de David. De hecho, como adolescente. En esa época donde el ímpetu es muy importante, pero la ayuda femenina puede tener el peso de una tonelada. Así lo relata: “Era una época en la que no sabía qué hacer con mi vida. Sí, tocaba la guitarra con una banda de garaje, pero de manera no muy buena y nunca realmente pensé que pudiera llegar a mucho de esa forma. Sin embargo, tenía una novia con la que platicaba mucho.

Continua leyendo el artículo completo aquí: 

Related Posts