Los insaciables noctámbulos de la ciudad canadiense de Toronto dan luz a sus encuentros de distracción de fin de semana cuando se adentran a la propuesta del Club Avalon, sitio especial donde el concepto creativo reinante está inspirado en la premisa de recrear el estado de ánimo que proponga la noche y sus asistentes, o bien, iluminar el ritmo de la música con la que se adereza la velada mediante la activación de 82 dispositivos LEDSplash de Chauvet ubicados en las paredes del sitio.

 

“El reto era dar vida a las paredes a través de la iluminación”, explica Carlos Costa, director de la empresa consultora ACS Sound, quien junto a los diseñadores de la compañía Lighting fueron los creadores del montaje de esta pictografía lumínica. Su idea consistió en hacer de la luz el elemento base para diferenciar la experiencia de asistir a un club nocturno.

 


 
   El diseño de esta instalación comprende el montaje de las luces distribuidas en dos secciones centrales del lugar, las cuales están ubicadas detrás de unos domos difusores que cubren las paredes de arriba a abajo. Esto demandaba tener equipos de alta eficiencia en la potencia respecto al brillo, por lo que la elección de Chauvet fue la idónea, dado el tamaño compacto y rentabilidad de su línea Splash, que ofrece el extra de controlarse mediante un software propio de la marca llamado ShowExpress vía DMX.

Enlaces adicionales:

Related Posts