DSCF1057En el nombre lleva la historia. Andreas Sennheiser es, junto con Daniel Sennheiser, CEO de la compañía Sennheiser electronic GmbH &Co KG desde julio del año pasado. Con dicho nombramiento, este ingeniero en electrónica de origen alemán se alzó como la tercera generación en asumir el mando de la famosa compañía líder en el desarrollo de tecnología, sistemas, soluciones y productos electroacústicos.

Por más de 60 años, Sennheiser ha sido sinónimo de productos y soluciones con calidad muy alta, diseñados para todos y cada uno de los aspectos de grabación, transmisión y reproducción de sonido. Dicha empresa fue fundada en 1945 por el doctor Fritz Sennheiser y su principal misión ha sido lograr del sonido algo todavía más vivo y emocionante, para todo tipo de público, ya sea en su casa o fuera de ella, en el escenario o tras bambalinas, en la consola de un DJ, en un museo o en una sala de conciertos.

DSCF1058Las aportaciones a la tecnología de parte de Sennheiser han sido reconocidas con galardones como el premio al Logro Científico, otorgado por la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas de los Estados Unidos, además del Grammy, el Emmy y otros concedidos por diversas organizaciones especializadas como la Audio Engineering Society (AES).

Además, Daniel y Andreas Sennheiser comparten la labor como portavoces del Consejo Ejecutivo de Administración de la compañía, asunto que fue llevado por Volker Bartels desde 2007.

Entrevistado en el NAMM de este año en Anaheim, California, Andreas Sennheiser habló sobre su experiencia a cargo de la compañía y el reto que enfrenta al llevar las riendas del negocio familiar.

¿Cómo fue tu infancia? Seguramente la pasaste rodeado de micrófonos y música…
“La música fue una parte integral de mi infancia. Al principio fue la música y después la tecnología, pero como soy un ingeniero, al igual que mi mente, las cosas cambiaron y pronto mi enfoque se fue a la tecnología. Necesitaba entender qué estaba detrás de la música. Ser un ingeniero es es mi estado mental natural”.

Cuando visitas la fábrica en Alemania, ¿cuáles son las sensaciones que experimentas?
“Conocí esa fábrica cuando era un niño. Era muy emocionante correr entre los pasillos y estar rodeado de esa complejidad. ¡Era como un enorme laberinto y tenia que encontrar la salida! Es interesante ver que varios de nuestros empleados actuales me recuerdan de niño corriendo por ahí. He pasado por los estados normales de la juventud, en los que usaba chamarras de piel y tenía el cabello largo; la gente que me conoce de esa etapa me han visto crecer y pasar por esas facetas hasta lo que soy ahora. Y eso es interesante y especial para mí, porque crea una relación más cercana con ellos. Somos muy familiares en nuestro pensamiento”.

¿Cuál fue tu primer trabajo en la compañía?
“Fue desarrollar la estrategia y la estructura de la cadena de suministro, en parte por mi carrera en Ingeniería Electrónica, pero también me interesaba la gerencia de cadena de suministro, para de esa manera hacer la diferencia con algo que no estaba ahí y aportar algo extra; para mí es muy importante darle valor a la compañía, no sólo por el nombre de la familia, sino por mi propio conocimiento. Nunca quise hacer algo que alguien más puede hacer tan bien como yo”.

¿Qué recuerdos tienes de tu abuelo, el doctor Fritz Sennheiser?
“Él era una persona muy considerada y atenta. No era alguien con ideas rápidas, le gustaba pensarlas profundamente. Él estableció la cultura de ser paciente y cuidadoso. Puede que no fuera el primero ni el más rápido, pero una vez que tenemos algo en el mercado es el mejor producto. El otro aspecto que fomentó es el sentido de la independencia, no tenemos conexiones con bancos, somos una empresa familiar que se financia a sí misma, sólo crecemos cuando podemos costearlo, somos muy conservadores en términos de nuestros gastos, queremos estar seguros que estaremos aquí en los próximos treinta, cincuenta o cien años”.

¿Cuál es la diferencia entre las generaciones, la primera que creó la compañía, y tú como la tercera generación?
“El periodo de mi abuelo fue el tiempo de la creación de la compañía y él creó algo de la nada. Era un tiempo de mucha investigación intelectual, en el que se podía vender cualquier cosa, siempre y cuando funcionara. En ese tiempo no se necesitaba realmente saber cómo vender o hacer mercadeo, sólo había que ser un buen ingeniero. En el período de mi padre se creó la primera filial, se expandió la primera huella global de la compañía y también se descubrió la importancia de estar presentes localmente con personal y servicios propios”.

DSCF1060“Ahora mi hermano y yo somos un equipo y nos complementamos; ese no fue el caso de mi abuelo. Mi hermano es realmente el experto en el mercadeo de marca y yo estoy más enfocado a la ingeniería y tecnología; trabajé con una compañía que tiene materiales premium para la industria de la construcción, mis antecedentes están ahí y por ello nuestro conocimiento es muy complementario y con ello podemos manejar el negocio lo mejor posible”.

Como bien sabrás, la tecnología inalámbrica es ya cotidiana en nuestras vidas; pero ¿qué nos puedes decir sobre lo que seguirá?
“A largo plazo, en unos cinco a diez años, el mundo sin cableado será también digital. Seguirá habiendo sistemas análogos; sin embargo, casi todo el mercado cambiará a transmisión digital. Pero también vemos que el espectro de eficiencia del producto se vuelve cada vez mas relevante. Y el mejor ejemplo de eso es en México, en las oficinas principales de Walmart, donde instalamos el sistema D9000 debido a los retos ambientes que las rodeaban. Nunca fue nuestra intención, al menos al principio, que el D9000 terminara en áreas de conferencia de las oficinas principales para operaciones logísticas. Hemos encontrado que ahora ésta es una nueva aplicación y que el sistema es el mejor, no sólo por su sonido, sino también por su eficiencia. Más y más clientes lo escogen también por sus aplicaciones de eventos en vivo y broadcasting”.

Con más de seis décadas de vida, hay Sennheiser para rato. La modernización no sólo se da en sus oficinas y fábricas en lo que a tecnología respecta, sino también en la adaptación a las nuevas formas de vender sus productos, en un mundo donde la competencia es cada vez más intensa y los equipos buscan ser soluciones a los grandes retos de producción.
Redacción: Natalia Cano

 

Related Posts