El ingeniero de audio Rudy Van Gelder acaba de fallecer a los 91 años en su hogar en Englewood Cliffs, Nueva Jersey. Durante su carrera, grabó algunos de los artistas más importantes del jazz en el siglo XX y registró álbumes clásicos de John Coltrane, Miles Davis, Donald Byrd, Thelonious Monk, Sonny Rollins, Wayne Shorter y muchos más.

Nacido en noviembre de 1924, Van Gelder se sintió atraído por la electrónica desde una corta edad como un aficionado a la radio y en la mitad de la década de los cuarenta comenzó a grabar músicos en la sala de sus padres. En los cincuenta, él realizó grabaciones para disqueras independientes en Nueva York, como Prestige, Vox, Savoy y la compañía de la que llegó a ser socio: Blue Note. Aunque Van Gelder capturaba ejecuciones clásicas como  All-Stars´ Walkin de Miles Davis, ésta era una actividad que él realizaba en su tiempo libre que le dejaba su actividad como optometrista.

En 1959, finalmente se dedicó de tiempo completo a la grabación y se mudó a un nuevo estudio que él mismo diseñó en Englewood Cliffs. En esas instalaciones, donde también habitaba, continuó son su tarea de registro sonoro en inspirados discos como A Love Supreme de John Coltrane y Fuego de Donald Byrd. Durante los sesenta, Blue Note comenzó a trabajar con una gran cantidad de ingenieros, y fue así como Van Gelder también lo hizo con otras compañías como CTI Records, casa de Grover Washington Jr. y otros. Como ingeniero de grabación y masterización de alta demanda, Van Gelder estuvo trabajando activamente hasta inicios del presente milenio, cuando se encargó de re-masterizar muchos de los esfuerzos de Blue Note, así como las disqueras CTI y Prestige también lo hicieron.

En años recientes, Van Gelder recibió el más alto honor que entrega Audio Engineer Society: AES Gold Medal.

Descanse en paz Rudy Van Gelder y honremos su memoria escuchando sus maravillosos trabajos.

*Con información de ProSound News