032Con relativamente poco tiempo desde que abrieron sus puertas, JK Studio ya ofrecen sus servicios de grabación y producción en tierras veracruzanas. El dueño y fundador, Felipe Fernández, junto a los ingenieros Alfredo Balboa y José Luis Morales, nos hablan al respecto de cómo surgió la idea en una industria de la grabación cambiante: “Nosotros tuvimos interés por contar con nuestras propias instalaciones después de trabajar mucho tiempo con música grupera, ya que principalmente grabábamos en la Ciudad de México”, comienza José Luis. Debido a la necesidad de buscar estabilidad, JK Studio fue como un sueño hecho realidad para sus iniciadores que desde diciembre pasado comenzó a utilizarse con las grabaciones del grupo Junior Klan, del también músico Felipe Fernández.

El levantamiento
Alfredo Balboa comenta: “Para los estudios se construyó un segundo piso sobre la instalación que servía como oficinas del grupo; se hizo una construcción adecuada con las dimensiones necesaria. El diseño fue hecho por mí, la idea era que llenara las necesidades de Felipe, ya que él es el dueño del proyecto. Fuimos afilando poco a poco, contando también con asesoría de personas del Distrito Federal. Se comenzó en mayo del año pasado, pero desde finales del 2013 el edificio se había comenzado a construir”.

A pesar de que se previó un tiempo más corto para la construcción, tanto del edificio como del estudio, de finales de 2013 a finales de 2014, el tiempo de desarrollo se vio un poco retrasado; sin embargo, JK Studio tuvo un levantamiento en un tiempo corto.

Herramientas, contexto y tratamiento
La selección del equipo sonoro fue gracias al criterio de Alfredo, quien, a su vez, agradece a Felipe por haber respetado su decisión al elegir los electrónicos y las herramientas de trabajo: “Prácticamente hice mi estudio”, bromea Alfredo, quien también cuenta que a pesar de que su trabajo está en el Distrito Federal, con Margarita, la diosa de la cumbia, tras haber conocido al señor Felipe, hicieron un buen vínculo de trabajo.

Es Alfredo quien continúa: “Actualmente, los estudios grandes ya no se hacen, generalmente se hacen estudios chicos y prácticos. Hay gente que tiene una idea errónea de lo que es un estudio profesional. En JK utilizamos algunos equipos vintage, de bulbos, con el fin siempre, en coincidencia con el señor Felipe, de rescatar el sonido de las grabaciones en las épocas de oro para los estudios. Todo lo fuimos seleccionando en tanto a la búsqueda del sonido análogo. Buscamos darle gusto a todo el público; aquí en Veracruz no hay mucha oferta en cuanto a estudios de calidad como la que buscamos otorgar; éste es un estado donde existen muchos grupos con deseos de grabar, pero desafortunadamente, al darse a la tarea de buscar lugares adecuados para eso, no hay nada. El género tropical y grupero es lo que más se busca grabar y se toca aquí, incluso también salsa, hay mucha demanda. Para eso buscamos llegar a los clientes y ofrecerles un buen lugar”.

Alfredo menciona algunos de los equipos con los que JK Studio cuentan, lo que incluye, como ya se mencionó, gran parte de herramientas orientadas a obtener la calidez del sonido de antaño: un compresor Urei L4, un Tube Tech CL1B, preamplificadores Manley, Focusrite Serie ISA y Avalon VT-747SP, y trabajan con una consola Yamaha PM1D, la cual para el gusto de los ingenieros tiene un sonido muy cálido, que es reproducido vía un par de monitores de campo cercano HS8 Yamaha. En cuanto a micrófonos, entre algunos de los predilectos se hallan Neumann U87 y TLM 103, C414 XLS de AKG, Shure y Sennheiser.

005Debido a las grandes cantidades de humedad que en zonas costeras suelen acumularse, los cuidados para JK Studio ha tenido que ser especial: “Conforme se fue trayendo el equipo, empezamos a notar esta cuestión y tuvimos que adquirir algunos equipos especiales de absorción. De esa manera pudimos controlar el problema y hasta ahora todo ha funcionado bien”, comenta Felipe.

La labor técnica y el futuro de JK
Además de ofertar lo mejor que se pueda en cuanto a equipo, un buen estudio de grabación depende también, en gran medida, de las personas quienes operan dichos equipos. José Luis Morales, por su parte, trabaja en la parte técnica del estudio y cuenta: “Trabajo con el grupo JK como ingeniero y se me ofreció ser parte del proyecto, a lo que accedí, aunque prácticamente voy iniciando en esto. Apoyé en las conexiones e instalación de los equipos y ahora me estoy respaldando con Alfredo para las grabaciones. Inicié con ellos la formación del edificio y todo esto me ha dejado muchas satisfacciones, siento gusto y honor de ser parte de este proyecto tan grande. La idea es seguir trabajando con el grupo en vivo, y estar en el estudio”.

De acuerdo con Alfredo, el hecho de que el estudio se halle a nivel del mar es benéfico para muchos cantantes y músicos, y todos los miembros de JK Studio buscan consolidar su recinto como uno de los estudios favoritos de la región para los músicos. Además busca acondicionar su equipo para hacer doblajes y ofrecer alternativas que tengan que ver con el audio, expandir sus raíces a terrenos nacionales y ofrecer lo mejor en calidad sonora.

049“Nosotros estamos encerrados en la música tropical, a mí me gusta mucho, pero de alguna manera esta música es hacia la que estamos orientados mayormente, además es lo que más hay en la zona. ¡Me gustaría grabar grupero también!”, comenta Alfredo.

Felipe Fernández, dueño de Junior Klan y principal fundador de los estudios, comenta al respecto de lo que para él significa la nueva tarea de su proyecto: “Para mí, todo esto significa tranquilidad, grabar con toda la calma, sin prisas, normalmente los estudios se cotizan en renta por horas y muchas veces para muchas agrupaciones el tiempo es dinero y sacrifican su calidad por el mismo, a nosotros nos pasó y ahora ya no tendremos más ese problema. No tener presiones es principal, a veces nos metemos desde las once de la mañana y salimos a las tres o cuatro del día siguiente…mientras no nos aburramos, nosotros estamos felices de grabar. Igualmente para las agrupaciones que gusten grabar, la idea es ofrecerles calma y calidad. Como dice Alfredo, buscamos ser uno de los mejores estudios en todo el sureste del país y JK Studio está pensado para competir en la zona”.

Los miembros de JK Studio invitan a todos los interesados en grabar a probar su sonido y lo que ellos ofrecen en cuanto a calidad. Actualmente todo ha prosperado para el ala fundadora de los estudios y se espera que esto siga pasando mucho tiempo más.

Redacción: Michel Loeza

Related Posts