Este año se preparó un montaje de iluminación inmenso para el festival de Eurovisión celebrado en Estocolmo (Suecia). El recinto utilizado en la gran final, el Ericsson Globe Arena, es a día de hoy el edificio que contiene la mayor techo hemisférico del mundo. La cúpula tiene un diámetro de 110 metros (360 pies), y para poder iluminarlo, se instalaron 200 luminarias P-5 de SGM.

Las luminarias P-5 se instalaron a pares a lo largo de la pequeña pasarela técnica que se encuentra en los límites de la circunferencia. De cada par, un P-5 montaba lente de 21º para iluminar la parte más alta de la cúpula y el otro usaba lente de 43º para la parte baja.

Antes de las finales de Eurovisión se informó de que el Globe se hundió 35mm en el suelo debido a la pesada carga de rigging generada por el montaje de audio e iluminación. Peter Johansen, CEO de SGM, comenta:

“No podemos descartar que los 200 P-5 hayan contribuido a ello, pero estamos seguros de que tuvieron un gran peso a la hora de caldear el ambiente y descubrir al público la auténtica grandiosidad de la cúpula.”

Con información de SGM.